¿Ya Hiciste Limpieza Mental?

Updated: Jan 12, 2019

Hace pocos días vi en YouTube una TED Talk donde se hablaba de la entropía. Según el conferencista, el universo es entrópico. ¿Qué quiere decir eso? Entropía, básicamente, significa caos. Es decir, el mundo en el que vivimos es naturalmente caótico.


Para ejemplificar esto, el chico dio un ejemplo muy cotidiano. Imagina que limpias tu casa, pero te vas un mes de viaje; al regresar, la encontrarás llena de polvo, tierra y otros agentes contaminantes. Si no limpias tu casa constantemente, siempre estará sucia. Otro ejemplo sería el de las toallas. ¿Por qué si lavas la toalla y luego la usas para secar tu cuerpo recién bañado, se ensucia igual? Por la misma entropía. El universo se encargará de llenarla de bacterias en poco tiempo.


De tal modo que, el orden y la limpieza no son naturales en el universo. Por lo tanto, somos nosotros los humanos quienes nos dedicamos a construir ese orden. A diario estamos combatiendo el caos, de una u otra forma. Algunos más, otros menos, pero siempre hay que poner un poco de orden si no queremos ser devorados por el caos.



Entonces, si todo en el mundo tiende a evolucionar de manera entrópica, eso quiere decir que nuestra mente es igual. La tendencia de esta será volverse un caos, si nosotros no intervenimos constantemente a poner orden y hacer limpieza. Esto me recuerda una clase de orientación que recibimos los de primer semestre en la universidad. La profesora nos dijo que la mente era igual que nuestra habitación, había que limpiarla de vez en cuando de la basura mental que recibimos.


Permanentemente, estamos expuestos a la basura mental. Los medios de comunicación, las redes sociales, las personas a nuestro alrededor transmiten un sinfín de mensajes tóxicos. La diferencia entre la mente y la habitación, es que por lo menos a esta última la limpiamos. No tiene la misma suerte nuestra valiosa mente. Por lo menos, no la limpiamos a consciencia.


Estamos tan saturados de información y no nos damos cuenta de que mucha de ella solo ocupa espacio, pero no nutre. No somos selectivos con lo que dejamos entrar, ni tampoco nos dedicamos a desechar lo que estorba. Después nos preguntamos por qué tenemos vidas caóticas, infelices, carentes y mediocres.


También te puede interesar "La Razón por la que No Superás tu Pasado".


La buena noticia es que la basura mental puede limpiarse. Cada quien conseguirá su forma de hacerlo, pero yo te nombraré las que a mí me han resultado en algún momento y que he visto a otros resultarles también.


Evita la información tóxica


El primer paso, sin duda, es alejarte de la información tóxica. Deja de revisar las noticias o de ver el telediario, generalmente, conseguirás solo malas noticias. Huye de la prensa sensacionalista, el amarillismo y la farándula chismosa. Si tienes el hábito de hacerlo, pregúntate si eso está aportando valor a tu vida. Yo me sé la respuesta a esa pregunta: NO.


También procura, en lo posible, de no juntarte con personas que solo tienen lamentaciones, críticas y juicios hacia los demás en sus bocas. Personas que si pudieran comerse sus palabras, caerían envenenadas. Aléjate y crea otro grupo de amistades que estén creando, construyendo algo beneficioso para el mundo. O, por lo menos, sé más selectivo, elige personas felices o que estén en la búsqueda del bienestar.


Ve a terapia


Por suerte, vives en una época en que ya no existe tanto prejuicio con eso de ir al psicólogo. De hecho, hay una oleada de profesiones alternativas que buscan la sanación mental partiendo de diferentes metodologías. Solo por nombrar algunas, el coaching ontológico, la biodecodificación, constelaciones familiares, entre otras terapias alternativas.


Tanto si eres más tradicional, como si eres más de la nueva onda, tienes opciones disponibles para tratar tus enredos mentales en pro de vivir una vida más óptima. Ese terapeuta estará allí para escucharte y acompañarte en un proceso de transformación que podría ser un antes y un después en tu vida.


Te lo está diciendo alguien que sufrió de ataques de pánico y depresión durante 20 años, con períodos emocionales estables. Recurrí a distintos tipos de terapias, desde las más tradicionales hasta las más new age. Te puedo decir que todas me ayudaron de alguna forma. Afortunadamente, es etapa superada.


Escribe un diario


La gente no se imagina lo terapéutico que es escribir. Mejor aún si es a la antigua, con papel y lápiz. Hacer un registro de lo que te sucede en el día, es una excelente manera de volcar en el papel todo lo que pasa por tu mente.


La escritura terapéutica es aquella que se hace sin reflexionar mucho. Simplemente, dejando salir lo primero que venga a tu mente, sin filtros. Solo estás tú y el papel. No te imaginas la cantidad de información que sale de allí. A mí me resulta escribir y pasado un mes, leo eso que escribí. Las revelaciones son impresionantes. Además, es una forma de exorcizar tanta cosa inútil que ronda nuestra cabeza y no nos permite avanzar.


Estudia tu subconsciente


Hay formas de acceder al subconsciente para descubrir qué información guarda y así tener herramientas para cambiarla. No solo haciendo terapia se logra, también puedes hacerlo tú haciendo algo muy simple: Observando tus resultados. ¿Quieres saber qué opinas del dinero? Revisa tu cuenta bancaria. ¿Quieres saber cuánto te valoras? Mira cómo te trata tu pareja o las personas más cercanas a ti. ¿Quieres saber qué crees respecto al trabajo? Observa cómo te sientes todos los lunes.



Es tan simple, pero preferimos lamentarnos y culpar al mundo de nuestra desgracia. Ver lo que hay en tu subconsciente es una buena oportunidad para hacer limpieza mental. Renovar tus creencias y avanzar. Porque lamentablemente, ya no puedes retroceder el tiempo. Ahora te toca hacer limpieza de todo aquel polvo que ingresó alguna vez y que de tanto acumularse te nubló la visión.


Confieso que estoy en proceso, una vez más, de limpieza mental. Replanteándome objetivos, detectando las intenciones con las que hago las cosas y preguntándome sobre el rumbo de mi vida. Es necesario limpiar. Y se me ha hecho más urgente ahora que estoy en Sé el Jefe, construyendo mi camino dentro.


Como siempre, déjame tus comentarios.

57 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados