Un Deseo Navideño

En esta víspera de Navidad quiero retomar una de las tradiciones que tenía hace años, que me llenaban de ilusión y emoción, cuando era pequeña: voy a escribirle mi carta a Papá Noel. Así que manos a la obra y que empiece la magia.



Querido Papá Noel: sé que hace muchos años no hablo contigo ni te escribo, de hecho, lo siento pero dejé de creer en vos. La magia de la Navidad es cosa vieja para mí.

Y estoy segura de que mi nombre está en el ranking de tu lista negra.


Pero, solo para que lo sepas, este año mi vida cambió y quiero pedirte algo muy especial.

Ya no voy a hacer listas con juguetes y fantasías, esta vez quiero pedirte que esta Navidad este llena de magia y amor. Que todas aquellas personas que como yo se hayan perdido vuelvan a iluminarse.


Te pido que cada deseo que arde en el corazón de la gente se haga realidad, que los sueños se cumplan y se multiplique la alegría.


Se que hay muchas personas que sufren en estas fechas, porque la soledad se hace más fuerte, porque el recuerdo de quienes no están se hace presente, porque el corazón se pone nostálgico. Que un abrazo especial los encuentre esta Navidad, a la medianoche cuando las luces iluminan el cielo que sepan que no están solas. Que siempre queda algo por hacer, que la vida por más difícil y dolorosa que pueda ser es el regalo más grande.



También fui una de esas personas que sentían oscuridad en estas fechas y solo deseaba que pasaran rápido sin darme cuenta. Pero este año volví a creer y mi deseo es que la luz que encontré para volver a vivir inunde cada rincón del planeta, que los ojos se iluminen llenos de ilusión, y sepan que en alguna parte del mundo hay una amiga que está esperando encontrarles.


Ya va terminando el año y llega acompañado de la esperanza de que todo será mejor. Por eso, quiero pedirte que esa esperanza traiga acción, traiga sed de cambios y de revolución. Que aquellas personas temerosas a los cambios encuentren la manera de vencer sus obstáculos y puedan dar ese paso tan necesario.


Las personas dejamos de creer en vos y en la magia de esta época porque nos cansamos de tanto dolor, nos decepcionamos cuando nuestros sueños no aparecen bajo el arbolito de Navidad, cuando el amor se nos escapa de las manos, cuando nos fallan, cuando sentimos la miseria del mundo, cuando abrimos los ojos y lo entendemos: los milagros navideños no existen.


Pasan los años de arrastrar heridas y sueños hechos pedazos, de sobrevivir navidades como podemos. Pero un día, todo cambia.


El milagro sucede: sanas el alma y todo vuelve a cobrar sentido, amas la vida y la magia te encuentra.


Entonces cerras los ojos, y lo sentís, lo sabes: a los milagros navideños los creamos. Con decisión, con propósito, con amor, con esperanza, con ilusión.


Por eso, en esta Navidad quiero pedirte que bajo el árbol de cada persona estén los regalos más importantes, todo eso que necesiten para fijar y cumplir sus metas, ese motor para seguir caminando a pesar de todo. Deseo unión, solidaridad, amor y compasión en los corazones.



Deseo que encuentren su camino, que se miren al espejo y ven en sus ojos lo fuerte que son, pero sigan viendo siempre a ese niño o a esa niña que esperaba con ansias este día, porque sabía que la magia existe y que los sueños se hacen realidad.


Y a vos, que estás ahí leyendo, te abrazo bien fuerte, y te digo que todo sana, que todo mejora, que todo cambia, solo tenés que creer.


No olvides, no estás sola, no estás solo. Siempre hay una mano amiga, solo tenés que saber verla.


¡Feliz Navidad!


Nos vemos en la cima!

26 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados