Trucos Sencillos Para Mejorar tu Rendimiento

La forma como empezamos las mañanas es muy importante. Perfectamente puedo anticipar tu día según cómo lo hayas empezado. Hay ciertas rutinas que te ayudarán a tener un excelente día, que te aportan energía buena y positiva para poder lidiar mejor con el exterior.



Hablemos sobre esos hábitos que podes incorporar para mejorar no solo tus días, sino tu salud, tu inspiración y mantener la motivación. Claro que cada quien puede hacerse su propia pequeña rutina matinal, pero si no se te ocurre ninguna idea aquí te van algunas para ayudarte, que yo misma aplico. Vas a notar los cambios desde le momento cero, eso es lo bueno, no es de esos hábitos que demoran en verse los resultados, eso va a ayudarte a seguir y seguir.


Si manejamos la idea de que queremos una vida diferente, tenemos que ser capaces de cambiar nuestro día a día.


Lo bueno de estos hábitos es que algunos se pueden adaptar a otro horarios, aunque desde ya te aviso no vale la excusa: no tengo tiempo. Si de hacer ejercicio se trata, con 10 minutos alcanza, y si eso implica levantarse un poco antes, el resultado lo vale.

Seguramente desde siempre tu mamá o papá te insistía e insistía para que desayunaras. Es algo básico y que sabemos, pero la gran mayoría no lo hace. Yo no me imagino la vida sin desayuno. Siempre es mejor poco que nada. Podemos tener una mente activa, despierta y muy hábil, pero si el cuerpo no está a la altura, entramos en desequilibrio. Es como si tuvieras el mejor auto, último modelo, increíblemente perfecto en todo sentido… si no tiene combustible o energía de algún tipo, no va a funcionar. Con tu cuerpo pasa lo mismo, si no le das combustible se va a ir quedando.



De la mano con el cuerpo siempre está la mente. No somos conceptos aislados. Por eso es fundamental alimentar la mente también, invertir exageradamente en vos, como nos explica Nicolás. Claramente tener pensamientos positivos por las mañanas te da otra energía pero de eso no se vive, la energía no se pierde se transforma. Y ese subidón que te da empezar con el pie derecho, hay que aprovecharlo.


Mi tercera parte de la rutina es hacer ejercicio. Uf, sí, que tedio. Te lo dice alguien que hasta hace una semana apenas si subía una escalera. No importa si no podes pagarte la mensualidad de un gimnasio, o sino querés, gracias al maravilloso mundo de Internet, podemos hacer miles de cosas. En mi caso me decidí por Yoga y ejercicios vigorizantes por las mañanas, rutinas que no te llevan más de 15 minutos. Si investigas un poco, y las haces con cuidado acorde a tu ritmo y condición física son muy recomendables. Y la ventaja es que pueden hacerse apenas saltas de la cama, lo cual te va a ayudar a despertar la mente y el estomago, porque sin duda te da más hambre.



Así que añadí ejercicio a tu rutina, una alimentación completa (todas las comidas) y lectura para ejercitar la mente. Lectura de todo tipo. El oto día por ejemplo fui con mi hija a una biblioteca, nos hicimos socias y llevamos unos libros, elegí uno que jamás había leído: Matilda. Sí, exacto la de la película. Es importante leer, así sea literatura infantil. Claro, no vamos a quedarnos solo con eso, libros de negocios, educación financiera, crecimiento personal son infaltables, pero cada tanto hacer una pausa y regalarse una lectura ligera y distinta.


Como dije antes, la falta de tiempo es una excusa.


Establece una rutina de ejercicio de 15 minutos, después un desayuno, una ducha rápida de agua no muy caliente y listo, tu cuerpo te lo va a agradecer. Durante el día, elegí en qué momento podes dedicarle 15 minutos de lectura a lo que sea. Es imposible que no tenas esos pocos minutos para leer, pero que sea siempre el mismo horario para que te adaptes y generes el hábito.

Como veras no es mucho el tiempo que necesitas, con una hora al día vas a cambiarlo todo.

Sin embargo, lo que empieza bien tiene que terminar mejor, por eso a la noche vamos a hacer un ultimo esfuerzo. Sí, aun queda un poquito más. Los primeros días cuesta un poco más, pero los resultados son tan inmediatos que vas a querer seguir haciéndolo.

Así que a la noche, después de un día largo, cansador, de trabajo, de preocupaciones, acelerado, intenso, de idas y venidas, vamos a limpiar el cuerpo para que pueda descansar mejor. Vamos a desintoxicar a la mente de todos esos pensamientos negativos que fue acumulado.



En Internet podes encontrar miles de ejercicios de respiración para relajarte, que no te llevan más de 10 minutos. O incluso para los más intrépidos, hay pequeñas rutinas de yoga para la noche que te van a hacer dormir de un tirón. Y esto es un ciclo, si tenés un buen descanso, vas a tener mejor humor cuando te levantes y ya vas a iniciar la rutina con otra energía, y tu día va ir de maravillas.


Cuidarnos la mente y el cuerpo es clave, es esencial. Debemos aprender a hacer lo más con lo menos, es decir no sirven las excusas ni los peros. La falta de tiempo en realidad es una mala administración del mismo, con los tips que te di el dinero no es necesario.


No te pongas excusas, no te autoconvenzas de que no podes, premiate con hábitos saludables y te lo vas a agradecer.


Y vos, ¿tenés alguna rutina saludable que apliques? Espero tus comentarios.


Te invito que conozcas el programa Sé el Jefe



Nos vemos en la cima!

68 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados