Supera tus miedos en 10 pasos

El miedo es asumido como una emoción básica que experimentamos a lo largo de nuestra vida. Es decir, la condición humana va acompañada del miedo naturalmente. Sin embargo, cuando permitimos que este domine nuestra vida, comienza a complicarse todo. El miedo en exceso y sin tratarse puede llegar a alcanzar dimensiones elevadas que nos limitan. En este artículo he querido mostrarte como superarlo en 10 pasos.




Como paciente recuperada de ataques de pánico, sé muy bien lo que es vivir encarcelada por el miedo. Pagué un precio muy alto y el costo de ocultar este problema fue aun mayor que asumirlo de una vez por todas. Es muy importante que sepas, antes de brindarte la siguiente información, que lo mejor para iniciar el camino de superación del miedo excesivo es acudir a terapia psicológica. Elige un profesional con el que te sientas plenamente cómodo y déjate guiar. Te aseguro que estarás bien en un mediano plazo.


También te puede interesar: "5 pasos para recuperar tu poder personal".


En Sé el Jefe sabemos lo retador que puede ser afrontar un miedo, por eso queremos brindarte todas las herramientas de crecimiento personal posibles. Ahora sí, ponte cómodo y disfruta este paseo para trascender cualquier miedo que tengas.


1. Acéptalo:


Es la primera decisión inteligente que puedes tomar ahora mismo. Acepta que eres humano y sientes miedo. Miedo de un cambio, de una situación, de una persona, etc. Ningún miedo es mejor o peor que otro, todos en exceso son muy tóxicos y te limitan enormemente. Si bien no es algo de lo cual enorgullecerse, tampoco es un asunto para avergonzarse. Créeme todos sentimos miedo en algún punto de nuestras vidas, o en varios. No eres especial, ni en el buen sentido ni en el malo. Así que acepta que tienes miedo y que este está entorpeciendo algún aspecto de tu vida.


2. Siéntelo:


Ignorar el miedo es de las peores cosas que puedes hacer. Lo único que lograrás será reprimirlo y quizás por un tiempo logres ocultarlo de los demás, pero en el momento menos esperado te explotará con fuerza en la cara. Eso es lo que sucede cuando reprimimos cualquier emoción. Permítete sentirlo, que aunque parezca contradictorio, al hacerlo disminuirá. Solo tienes que hacer algún ejercicio de introspección básico como meditación o relajación y dejarlo aflorar. Cuando lo tengas allí, ubícalo en alguna parte del cuerpo y siéntelo con intensidad, que llegue al pico más alto. De lo más alto, solo se puede descender.


3. Cuestiónalo:


La clásica pregunta "¿Qué sería lo peor que me podría suceder?" Es muy efectiva para derrumbar miedos. Algunos de ellos son justificados, pero claramente la mayoría son infundados. Cuando un miedo no tiene ningún asidero en el qué sostenerse con hechos concretos, quiere decir que solo está alimentado a nivel mental. Nos llenamos de pensamientos hipotéticos donde los peores escenarios se desarrollan. Pero, ¿qué es lo peor que podría suceder?", generalmente las respuestas son risibles. Además, las probabilidades de ese escenario, efectivamente, se dé en la realidad son muy pocas.



4. Enfréntalo:


Es lo que se llama exponerse al miedo, ponerse en dicha situación temida y sin pensarlo demasiado lanzarse al agua. En mi experiencia, cuando hacemos eso, el pico de miedo más alto es antes de tomar acción, una vez en el proceso todo es borroso, nebuloso hasta que vamos tomando más confianza. Al final de la experiencia, queda cansancio pero la gran satisfacción de que lo pude hacer sin que nada terrible nos sucediera, o con daños mínimos en comparación a lo que mi mente me decía.


Lee también: "Descubre lo que el miedo dice sobre ti".


5. Suelta el control:


Muchas situaciones en la vida están fuera de nuestro control y es perfecto que así sea. Es de soberbios pensar que podemos intervenir en cualquier circunstancia de la vida. No puedes controlar a los demás, por ejemplo, aunque veas que muchos lo intentan y digo lo intentan porque hasta los esclavos se liberan. Confía en que la mayoría de las situaciones que te rodean se resuelven por sí solas, no necesitan tu intervención, eso te dará tranquilidad. Pretender resolver la vida de todos genera mucha tensión y solo hará que colapses.


6. Evita la dependencia:


Una cosa es recibir ayuda y otra permitir que otros hagan lo que está en tus manos hacer. Si te permites sembrar en ti la creencia de que hay cosas que no puedes hacer por miedo y se las delegas a otros, terminarás más limitado. Así comienza un camino de incapacidad que no querrás recorrer. Enfreta lo que tengas que enfrentar y no te escudes en los demás para "superar" situaciones.


7. Céntrate en el presente:


No hay nada que genere más miedo y malestar que vivir en un tiempo distinto al presente. Por un lado, revivir situaciones estresantes solo te hace un caldo de cultivo para la ansiedad; lo mismo ocurre cuando te planteas escenarios catastróficos en el futuro. Lo mejor es enfocarte solo en lo que puedes hacer hoy, lo que ocurrió ayer ya no te puede alcanzar y lo que sucederá no existe, por muy predecible que creas que es. A menos que te encuentres en un experiencia límite, por lo general, en el ahora no ocurre nada malo.


8. Busca orientación:


Si el miedo te ha limitado al punto de afectar tu vida cotidiana, es el momento de buscar ayuda psicológico o psiquiátrica, todo depende de tus necesidades. No siempre podemos salir del atolladero solos, especialmente si se trata del miedo. Confía en los profesionales de la salud mental, son profesionales que te sabrán orientar y te brindarán herramientas efectivas para superar tu miedo. Podrás indagar con mucha más profundidad en la raíz de tus miedos, cosa que no siempre podemos lograr solos.


9. Elige un anclaje:


Cuando estés experimentando miedo, te servirá mucho elegir un anclaje. Se trata de una acción que te ayudará a salir de la sensación del miedo. Puedes crear una frase de rescate o tomar respiraciones profundas y controladas. También puedes elegir un objeto o trasladarte a un lugar seguro con tu pensamiento. Sea lo que sea que elijas debe darte confianza, seguridad y tranquilidad.


10. Amplía tu visión:


No luches contra el miedo, ni lo odies. Aprende a verlo con otros ojos. Él está allí para mostrarte algo y generar aprendizaje. Hay algo en ti que está pendiente por resolverse y lo has ignorado o simplemente no eres consciente. De cualquier manera, el miedo podría llegar a ser tu gran aliado porque es una alarma que te indica que hay algo por atender.


¿Cómo manejas tu miedo? ¿Has hecho alguno de estos pasos? Recuerda que siempre hay luz al final del túnel.

ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados