¿Ser productivo o estar ocupado? ¡Esa es la cuestión!

¿Somos realmente productivos o solo estamos ocupados? Honestamente, creo que la mayoría caemos en el segundo grupo de los ocupados/quemados. Pero la verdadera pregunta es ¿Qué prefieres tú? ¿Ser productivo o estar ocupado? Contéstate esta pregunta honestamente.



Estar ocupados es como una adicción, porque sentimos que al estarlo somos útiles. Le tenemos demasiado temor a holgazanear. Porque para el común de las personas holgazanear es cualquier cosa que produzca alegría y felicidad.


¿Sabías que puedes ser productivo cuando disfrutas lo que haces? Porque aquí no se trata del tiempo que le dediques al trabajo, ni si le das más duro o no. Se trata de que lo que hagas esté alineado con un propósito verdadero.


¿Cuál es la diferencia entre estar ocupado y ser productivo?


Estar ocupado es pasar el día haciendo actividades, múltiples tareas, pero que realmente no te están acercando a tu propósito de vida. Una persona ocupada podría pasar el día revisando correos, redes, limpiando, haciendo diligencias en la calle, pagando cuentas, haciendo comida, trabajando para otros. ¡Uf, me cansé solo de nombrarlas!


Haciendo todo eso estás ocupado y quizás tu remordimiento de no estar haciendo nada por tu vida se apacigüe mientras realizas todas estas actividades. Pero no estás siendo productivo ¿Por qué? Porque no te has planteado para qué estás haciendo lo que haces.

La productividad tiene que ver con el cumplimiento de un propósito de vida. El propósito es la razón por la que te levantas todas las mañanas de tu cama. El propósito le da sentido a tu vida y te hace feliz.


Eres productivo cuando llevas a cabo tareas que te acercan a ese propósito, no importa si solo hiciste una o tres, habrás ganado muchísimo por el hecho de estar un paso más cerca.

Está claro que durante el día necesitarás realizar tareas rutinarias para mantener tu vida en orden, pero tu día no debe centrarse en esas actividades, es decir, no tiene porqué irse el día entero en eso.


También te puede interesar: "¿Por qué procrastinamos?".


¿Por qué estamos más ocupados?


Hay muchas razones por las que preferimos estar ocupados en lugar de ser productivos. Sin embargo, creo que las más comunes son las siguientes:


Estamos cómodos: A ver, realmente no estamos nada cómodos, sino que hemos hecho de la incomodidad nuestra zona de confort. No conocemos otra cosa que mantenernos ocupados y así justificar nuestra existencia.


Porque está muy bien que nos hayan inculcado el valor del trabajo, pero les faltó la otra parte. Que nuestros anhelos, deseos y sueños también cuentan. Y que la mezcla de todo da como resultado el cóctel del éxito. Trabajo + Pasión + Sueños = Éxito + Felicidad + Paz.



Solo nos enseñaron la parte del trabajo duro, por lo que solo aprendimos a estar ocupados. Siendo la ocupación sinónimo de estrés, apatía por la vida, dosis extrema de “realismo”, aburrimiento, cansancio y frustración. Y con eso aprendimos a sobrevivir, así nos sentimos “cómodos”, hacer otra cosa nos asusta.


Tenemos visión de corto plazo: Pensamos que la vida es cuestión de intentar terminar rápido esas tareas molestas hoy, finalizamos con el “alivio” de haber hecho mucho y al siguiente día comienza el mismo ciclo. Cuando nos damos cuenta, tenemos cierta edad, menos fuerza, más enfermedades y una vida a la que no le conseguimos mucho sentido.


Pensamos solo en el corto plazo ¿Y ya te preguntaste dónde quieres estar en 10 años? ¿Lo que haces ahora se parece a esa visión? Creo que nunca nos sentamos a visualizar eso. El afán de terminar lo urgente, nos roba el sentido de vivir la vida plenamente.


Tenemos miedo del disfrute: Sí, así como lo lees. Teniendo tan internalizada la idea de que trabajar es sufrir, sudar, derramar lágrimas de sangre y llenarse de miles de problemas o aburrimiento, entonces, no nos permitimos dedicarnos a algo que disfrutemos.

A ver si me explico, es algo inconsciente. No es que a maldad quieras hacerte sufrir, es que fue lo que aprendiste a lo largo del tiempo. Pero, puedes comenzar a verlo desde otro punto de vista.



A muchos de nosotros, nos gusta trabajar con internet, nos apasiona. Pensamos que plataformas como Sé el Jefe vinieron a motivarnos, a darnos esperanza y por fin dedicarnos a lo que tanto deseamos. Pero, para el común de la gente eso no es trabajar, entonces nos sentimos un poco avergonzados de no estar como ellos: 12 horas trabajando en algo que no nos gusta.


En resumen, nos da miendo disfrutar de lo que hacemos y quedar como unos “vagos”, “ociosos” ante los ojos del mundo. Pero, la vida es para disfrutarla, no para sufrir. Comprender eso es esencial si queremos triunfar.


¿Por dónde empezar?


En primer lugar, ayuda mucho estar consciente del error. Dejar a un lado los reproches y las culpas porque en verdad nadie la tiene y asumir que hasta ahora no has sabido lo que quieres hacer de corazón.


En segundo lugar, poco a poco hacer el ejercicio de descifrar lo que en verdad quieres. Eso puede tomarte un tiempo, algunas personas lo tienen claro, solo que no se permiten vivirlo. Otras no tienen ni idea, pero lo que todos tenemos en común es que sabemos que queremos ser felices, dedicarnos a lo que nos gusta realmente. Eso es suficiente, por ahora.



En tercer lugar, luego de determinar tu propósito de vida, comenzar a incluir actividades que te acerquen a cumplir ese propósito, podría ser: alimentarte mejor y hacer ejercicio, apuntarte a eventos y cursos relacionados con lo que quieres aprender, leer sobre el tema, buscar apoyo terapéutico y de mentoría, cambiar tu círculo social, etc. Cualquier pequeño cambio que incluyas servirá, sé paciente y compasivo contigo. Y no tienes que dejar tu trabajo actual de golpe, deja que sea un proceso.


En cuarto lugar, dale el lugar apropiado a las tareas rutinarias, dales la importancia que merecen, ni más ni menos. La idea no es que se te caiga la casa encima, ocúpate de ella sin que se te vaya la mitad del día. Crea una manera de hacerlas en el menor tiempo posible y de forma efectiva. Generalmente, es preferible hacer un poco cada día, que mucho en uno solo.


Finalmente, quiero hacer énfasis en que todo es un proceso. Pero, mientras más relajado estés y más dispuesto a disfrutarlo, el proceso se hará más breve y ligero. Mientras más te angusties, sientas vergüenza o te compliques, más lo retrasarás. Así que paciencia y espera siempre lo mejor.


¿Qué opinas de este tema? ¿Eres productivo o solo estás ocupado?

ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados