Saca al mes de enero del limbo ¡Y ponte en marcha!

¿Por qué enero tiene tan mala reputación? A mí, en lo particular, me parece un mes con muchísimo potencial. Para la mayoría, las rutinas son vistas como algo negativo, más aún si vienen luego de un mes como diciembre. Creo que volver a las rutinas podría ser muy satisfactorio y, además, no es lo único que podemos hacer en enero, hay muchas posibilidades más.



El primer mes del año podría ser maravilloso si nos dedicamos a hacer actividades que nos ayuden a ponernos en marcha desde el bienestar. Sí, diciembre es un mes espectacular, muchos viajan y la mayoría comparte momentos inolvidables con familiares y amigos, pero enero tiene su magia también. Hay en él una energía colectiva que debes aprovechar: ¡La de los comienzos! Usa este mes para arrancar con tu mejor disposición.


Veamos, a continuación, cómo puedes sacar al mes de enero del limbo.


Si no has planeado el año, hazlo ahora


Particularmente, prefiero diciembre para el proceso previo a la planificación, es decir, para reflexionar y evaluar lo que funcionó y lo que no. Enero es mejor para, planear, tomar decisiones y poner en marcha lo necesario para lograr lo que queremos. Entonces, aprovecha la energía de inicios para hacerlo, sé que a muchos le suena a cuento viejo, pero sigue funcionando ¿o no?


Sé que venir de unas vacaciones no ayuda mucho a retomar el ritmo con el que veníamos, pero no hagas que sea algo obligado, sino más bien como una motivación para lograr cosas nuevas. Créeme que funciona unirse a esa energía general. ¡Diseña tu año!


Busca inspiración


Para salir del limbo, es buena idea buscar inspiración. Actívate, leyendo un libro interesante, buscando artículos e historias de éxito. La idea es que te contagies de entusiasmo y tomes consciencia de que la vida es ahora. Ver casos de éxito puede darte la llama necesaria para arrancar el motor. Procura hacer esto en las primeras horas de la mañana, cuando todo se siente más optimista.


Eso sí, la inspiración no la vas a encontrar viendo lo que hacen tus contactos de Facebook o Instagram, eso es procrastinar. Si va a usar internet que sea para algo que te sirva de impulso para arrancar el año con todos los hierros.



Aumenta tu atención y energía


Enero es un mes perfecto para iniciar buenos hábitos. Elige actividades que te ayuden a estar mejor enfocado y con niveles más altos de energía. Para no comenzar tan bruscamente, puedes hacer meditación, yoga, caminatas, manejar bicicleta, bailar o una actividad que te alegre el día, no que te amargue.


A mí, por ejemplo, no me funcionaría comenzar el año haciendo spinning, lo siento como un ejercicio muy fuerte y lo abandonaría en dos días. Primero, tendría que sentirme más en forma y con más resistencia para aguantar.


Las actividades físicas y al aire libre, no solo le vienen bien a tu cuerpo sino a tu mente. No te imagines lo que el ejercicio puede hacerle a tu cerebro, activa todo tipo de mecanismos que te ayudarían a sentirte más lúcido.


De igual forma, tomar agua desde tempranas horas de la mañana y lo suficiente para mantenerte hidratado en el día, comer alimentos naturales (frutas y verduras), bañarte con agua fría, entre otras. Todas contribuyen para que estés en mejor disposición de empezar el año a todo dar.


Tomar acción con intención


Tal como he explicado en otros posts, establecer una intención anual, mensual y diaria es muy importante. Esto hará que tomes acción con un propósito. Hacer todo en piloto automático no nos conduce a ningún lugar, al menos no al que deseamos. Aprovecha el primer mes del año para determinar y poner en movimiento, a través de la acción, tu intención más valiosa.


La acción con intención es el antídoto para salir del limbo y acercarnos cada día a la persona que anhelamos ser. Te servirá también para tomar decisiones más acertadas respecto a las áreas más relevantes de tu vida. Al final del año, no habrá satisfacción más grande que mirar hacia atrás y ver todo lo que hiciste, te haya funcionado o no, porque todo es aprendizaje y mejor aprender ahora que nunca.



Plantéate objetivos trimestrales


Una buena estrategia es plantearnos objetivos trimestrales. El fin de esto es que no pierdas el trabajo de enero en los siguientes meses. La energía de inicios se va perdiendo, y con ella la motivación de muchos. Al pasar el primer trimestre, comenzamos a postergar, hasta que culmina otro año y dejamos todo, otra vez, para enero. Si no se le da continuidad al plan, no se obtendrán resultados.


Planear para tres meses puede funcionar para no perder la motivación y cultivar la constancia. El que no persevera, no vence, así cuente con mucho talento y ganas. Esto nos lleva al siguiente punto.


Trabaja el músculo de la disciplina


Aprovecha enero para ejercitar la disciplina lo más que puedas. Eso sí, sin abrumarte para que puedas desarrollarla sin problemas, de forma fluida. Un paso pequeño a la vez. Pasa lo mismo que conmigo y el spinning, si comienzo muy duro, eso hará que desista rápidamente.


Todos hemos comprobado cómo día nos fortalecemos al hacer un ejercicio físico. Se nota mucho con la flexibilidad. Al principio, te costará estirar mucho y debes hacer pequeños movimientos que te fuercen a estirar cada vez un poco más. Pasado un mes, te sorprendes de lo que tu cuerpo puede hacer, pero fue un proceso que se alimentó de la constancia. Digamos que la disciplina y la constancia son hermanos gemelos, lo que pasa con uno, afecta al otro.


Ya sabes, baby steps y celebra cada pequeño logro. Festejar tus logros es importante para fortalecer tu confianza y avanzar con más fuerza.


¿Qué te parecen estas sugerencias? ¿Ya arrancaste el mes de enero con todos los hierros?





25 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados