ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados

¿Quién te Crees que Eres?

Quizás, alguna vez, alguien te hizo esta pregunta: “¿Quién te crees que eres?” o escuchaste que se la dijeron a alguien más. En mi caso, la escuché bastante y en distintos formatos, porque hay muchas formas de decir lo mismo: No eres suficiente.



Comúnmente, si te expresas bien de ti mismo darás la impresión de que eres pedante, ególatra y un sinfín de adjetivos más. “¿Quién te crees que eres?” Es una expresión (más que una pregunta) que encierra una profunda carencia de ambición, osadía, grandeza y amor propio.


Significa, en pocas palabras, que no eres nadie. Es la declaración del conformismo y la decadencia humana. Es una expresión que he escuchado cuando alguien quiere “bajarle los humos” al de enfrente, para que pise tierra.


Lamentablemente, la sociedad te dirá muchas veces que no te creas que eres grande. ¿Quién te crees que eres? ¿Bill Gates?”, puede ser algo que escuches cuando le hables a las personas que te rodean de tus planes y proyectos.


¿Quién te crees que eres? Si verdaderamente nos hiciéramos esta pregunta, no para destruir la autoestima de otros, sino como un ejercicio de autoevaluación, la respuesta podría ser reveladora.


Pregúntate quién crees tú que eres, porque de la respuesta puede depender el que te des cuenta de porqué estás donde estás. El porqué de tu situación actual.


Si eres como la mayoría de la población mundial, durante tu infancia y adolescencia te debieron motivar a pensar en pequeño. A cubrir lo básico, a sobrevivir. Sí, la palabra SER se relaciona, para la mayoría, con sobrevivir.


El problema es que sobrevivir es una forma mediocre y dolorosa de mal vivir. VIVIR de verdad, no tiene nada que ver con sufrir. Vinimos a este mundo a ser felices y a hacer algo grande con nuestras vidas. Ahora estoy convencida de ello. El problema es que al decir eso o al escucharlo suena cursi, suena a melodrama, suena a telenovela.


Lee también "Que Nadie te Robe la Esperanza".



Si revisas la biografía de grandes personajes de la historia, verás como muchos quedaron aislados, fueron subestimados, les dijeron “¿Quién te crees que eres?”. Así como nos han dicho a la mayoría de nosotros. La diferencia es que ellos no se dejaron derrumbar por esos mensajes. Supieron sacarles provecho.


Cuando nos dicen que no somos nadie, por lo general, no tenemos la fortaleza para contradecirlo. A duras penas reaccionamos y nos defendemos pobremente. Digo pobremente, porque aunque lo hagamos con rabia, no es una rabia canalizada para lo positivo, sino que es el resultado de nuestras creencias.


Porque la mayoría no nos creemos suficientes para ser grandes, para hacer cosas importantes en el mundo. La mayoría pasamos desapercibidos y nos sentimos más cómodos así.


El problema de eso es que poco a poco nos dejamos vencer, nos vamos apagando, sintiéndonos cada vez más cansados, más consumidos por los quehaceres del día a día. Y lo peor, sin resultados extraordinarios.


El problema es que cuando renunciamos a nuestra grandeza, el mundo se hace un poco peor. Cuando alguien no sigue su sueño de vida, la humanidad se hace más mezquina y violenta.


Las personas realmente felices pueden brindar amor. Y lo pueden brindar por la sencilla razón de que se lo proporcionan a ellas mismas. Y una de las mejores formas de AMAR es haciendo aquello que nos gusta y apasiona.


Cuando no haces lo que te apasiona, muchísima gente se pierde de algo maravilloso, de tus dones, de tu capacidad de DAR lo mejor. Dejas al mundo huérfano de ti y aunque te creas lo contrario tú ERES IMPORTANTE.



Creer que no lo eres sería condenar al resto de la humanidad. Porque si tú no eres importante, nadie lo sería realmente. Todos venimos iguales al mundo, hechos de carne y hueso, con una psique. Todos vinimos con lo único que nos pertenece, nuestro ser.


Siendo así, ¿por qué habrías de creer que otros son más importantes que tú? Quizás tengan distinta fisionomía, distintas historias y distintos dones, pero en algo son iguales: Son seres humanos que vinieron a vivir la experiencia del mundo.


También te puede interesar "Los 3 Pasos para Lograr un Cambio en tu Vida".


¿Cómo quieres vivir esa experiencia? Es tu decisión, solo tuya. Todos fuimos criados más o menos igual, todos tenemos problemas y dificultades, pero es nuestra decisión tomar o no las riendas de nuestra vida y convertirla en algo maravilloso que valga la pena experimentar.


Pregúntate entonces, seriamente ¿quién crees tú que eres? Sé honesto contigo. Y si la respuesta no te gusta, te hace sentir mal, entonces tienes un trabajo por hacer. Tienes el trabajo de ser FELIZ de una vez por todas, porque solo así podrás crear una experiencia de amor.


Cuando hablo de amor no me refiero a estar repartiendo besos y abrazos por doquier, ni que se te salgan corazones mientras caminas. Tampoco a que hables con palabras cursis, ni a estar siempre volando alto como si te hubieras drogado. Me refiero a que hagas lo que tengas que hacer para sentirte bien y así poder inspirar a otros y enseñar cómo hiciste para vivir en bienestar.


Vivir en bienestar es tener buena salud, ser rico y tener relaciones extraordinarias. Es vivir en paz contigo mismo y el mundo. Que ni la marea más alta te perturbe, porque sabes que haces lo que amas. Que si mañana te mueres, tu último pensamiento sea “Siempre hice lo mejor para mí y para el mundo”.



¿Cómo quieres ser recordado? ¿Como aquel que no se atrevió o como ese que sirvió de ejemplo de victoria y éxito? Es tu decisión, siempre lo ha sido.


Cada día que abres los ojos a un nuevo amanecer tienes el poder de decidir cómo quieres vivir, en qué te quieres enfocar. Cada mañana puedes decidir hacer lo que amas o lo que odias, vivir en el miedo o en la valentía, vivir en la paz o en el conflicto.


¿Qué estás decidiendo hoy? ¿Quién te crees que eres? Y ya no te lo digo con el significado que estás acostumbrado a interpretar, sino con el ánimo de que juntos reflexionemos. Porque aquí en Sé el Jefe nos interesa crecer en los negocios y eso no es posible sin un profundo cambio interno.


Gracias por leerme, una vez más, espero tus comentarios.

37 views