Porque la Oruga es más Valiente que Vos [aunque te enojes]

Updated: Oct 17, 2018

La metamorfosis de la oruga es uno de los fenómenos más interesantes de la naturaleza. Cómo un ser tan particular logra un día desplegar unas hermosas alas, no puede más que maravillar a cualquier persona. Los colores, las formas, la fuerza y la fragilidad que muestra es el mejor ejemplo a usar cuando queremos hablar del lado bueno de los cambios, de la importancia que tiene transformarse, dar paso a algo nuevo.


La importancia que tiene transformarse, dar paso a algo nuevo.

Sin embargo, quiero detenerme en otro punto, hay algo que me parece más impactante, más revolucionario. El preciso instante en el que la mariposa mueve sus magníficas alas por primera vez. Deja correr la cálida brisa bajo sus alas dejándose llevar hacia su nueva vida, se permite disfrutar del cambio sin miedo. Agita sus alas y se entrega.


Pensémoslo así: la oruga no necesitó que alguien le diga cómo hacerlo, simplemente confió en el producto de sus cambios, en su instinto más primitivo. No se resistió, no puso peros, simplemente aceptó que era momento de transformarse y lo hizo.


Despierta un día y es otra. Despierta un día y su vida cambió para siempre. Despierta un día y lo sabe, no hay vuelta atrás.


La crisálida podría ser el mayor reto de su vida. Lo que antes fue su cálido y seguro hogar, su lugar de cambios, su zona de confort; hoy es su prisión más resistente, ese muro que no la deja explorar el mundo exterior.

La mariposa lo sabe, tiene que romperse desde adentro para ir hacia afuera.

Podría la mariposa dudar, quedarse aferrada a su viejo capullo con miedo. O incluso antes, la oruga podría quedarse en su estado porque desconoce su futuro, no sabe la pequeña en qué se convertirá, si le conviene quedarse como está o dar ese paso. Nada de eso. Un ser tan simple y complejo como una oruga tiene el valor y la determinación para oír su interior, entregarse cuando llega la hora y despertar siendo otra totalmente distinta.


Tiene le valor, la imperiosa necesidad de luchar, de destruir sus cadenas, de abrir con fuerza la puerta para ir hacia el otro lado, el lado donde está el cielo infinito y todas sus maravillas.


Para disfrutar de las flores antes tuvo que transformarse, sacrificarse y luchar.

Entonces, ¿si ese pequeñito ser puede aceptar el cambio, por qué a vos, que supuestamente sos una persona con raciocinio, evolucionada, superior, te cuesta tanto soltar y dejar ir ese pasado que te ata? ¿Por qué se te hace tan difícil cambiar? ¿Qué te impide cambiar la vida que tenés si querés hacerlo?


¿Será que una oruga es más valiente que vos?


No busco con mis palabras criticarte, pero es una realidad: si sos parte del gran porcentaje de personas que le tienen miedo al cambio, una oruga es más valiente.


¿No te hace pensar eso?


Aferrarse a algo que no funciona no sirve de nada, es inútil, se repiten ciclos una y otra vez. Corres en una rueda sin fin, sin poder avanzar. Quedarse con lo viejo es perderse del milagro de tener alas.


Podes ser oruga o mariposa, depende solo de vos.


¿Qué vas a elegir?


>>No olvides dejarme tu comentario! Nos vemos en la cima!


157 views4 comments
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados