Psicología del Color en Marketing

Es sorprendente la importancia que tienen los colores en nuestra cotidianidad, sin embargo, parecemos ignorar ese hecho. Cada día, miles de empresas y marcas obtienen comportamientos determinados de nosotros mediante el buen uso de los colores.


psicología del color en marketing

Sí, mucho de lo que ves en un negocio al que entras está calculado para que tú compres, y en parte hacen uso de la psicología del color para lograrlo. La psicología del color es un campo de estudio que se encarga de medir el impacto de los colores en nuestras emociones y conducta.


Si estás actualmente promocionando Sé el Jefe en tus redes sociales, este artículo te servirá de mucho. Para elaborar tus posts deberás tomar en cuenta las combinaciones de colores que haces y darles un sentido. Cada color tiene una simbología y causa un efecto determinado sobre la psique humana.


Dependiendo de la acción que desees que tu público lleve a cabo, podrás usar uno u otro color. Para este blog post me concentré en los colores que considero más importantes en marketing. De cada uno veremos su significado general y en el área comercial, así como recomendaciones para su uso.


Lee también "¿Cómo obtener mejores resultados con tus posts de Facebook?".


Negro


Representa, por tradición, a la muerte, el duelo, la tristeza y otras emociones y situaciones de baja vibración emocional. Sin embargo, en su lado positivo, es un color que en el campo del marketing y la moda transmite elegancia, poder, sofisticación y sobriedad.


Podrías pensar que la elección del color negro para marcas o publicidad es una salida fácil, pero nada más lejos de la realidad. Escoger el color negro como distintivo es de valientes, porque muchas empresas y marcas de gran prestigio han portado este color.



Además, se ha usado mucho para apuntar a un público más bien de alto poder adquisitivo, que le guste lo exclusivo, pues está directamente relacionado con la clase alta.


Rojo


Todo lo contrario del negro. Se usa para estimular y llamar a la acción urgente. El rojo simboliza pasión, acción, empuje y coraje. Pero también peligro y agresividad. Muchas marcas de comida escogieron el rojo como color distintivo porque se ha comprobado que estimula el apetito.



También motiva a tomar acción de inmediato, por este motivo el rojo es el favorito de las tiendas cuando salen ofertas. Quien ve este color estará llamado a actuar. El rojo es cálido por lo tanto también se ha comprobado que acelera el ritmo cardíaco.


Si quieres que tu publicidad inspire ánimo y motivación al tope, esta puede ser tu opción más acertada. Al ser un color algo extremo, debes usarlo con moderación, pues puede causar efectos contraproducentes como saturación, rechazo y fatiga visual.


Azul


El color del mar y el cielo. Es también el color frío por excelencia y simboliza la calma, serenidad, estabilidad, armonía, confianza y seguridad. En el campo de la salud y la educación es el favorito, aunque también muchas marcas lo han escogido, especialmente, por la seguridad que transmite.



Si lo que quieres es transmitir seriedad, equilibrio y profesionalismo el azul debe estar en el puesto número 1 de colores a escoger. No es un color que invite a la acción, sino más bien a quedarte en la comodidad de lo estable y seguro, podría ser una buena estrategia para crear fidelidad del público y lograr contratos a largo plazo.


Naranja


No es tan fuerte como el rojo, pero igual despierta emociones de alta vibración. El naranja representa entusiasmo, creatividad y calidez. Funciona muy bien para llamar la atención de los clientes, puede crear la misma atmósfera de urgencia que el rojo para compras impulsivas.



Funciona muy bien para captar un público más juvenil y dado a la aventura. Al igual que el rojo, en su lado negativo, puede causar agresividad si se abusa de él.


Verde


Simboliza la naturaleza y la esperanza. Es por esta razón que muchos movimientos ecológicos tienen este color como bandera. También transmite relajación y armonía, más o menos las mismas sensaciones que sentimos al estar rodeados de naturaleza.