¿Por Qué Trabajar Con Internet No Es Para Todos?


Muchos son los llamados y pocos los elegidos, dice la biblia. Esto aplica para cualquier área de tu vida. Oportunidades de crecer y expandirse hay en todas partes, pero pocos las aprovechan. ¿Por qué sucede esto? Simple, nuestra mente nos juega una mala pasada.


Ya hemos hablado en otros artículos acerca de las creencias y del saboteador interno. Si te interesa ahondar en este tema te invito a que oigas este podcast y este artículo. Aquí nos centraremos en las razones por las que trabajar con internet no es para todo el mundo.



En primer lugar, no tiene porqué ser para todos. No es una actitud discriminatoria de mi parte, es que no todos tienen la disposición, las habilidades ni la ganas de pertenecer a esta oleada de negocios online que presenciamos. Teóricamente, sabemos que todos podrían hacerlo y no solo hacerlo, sino triunfar. Pero, los hechos nos demuestran lo contrario. Las estadísticas hablan y hablan muy mal de nosotros.


Y no estoy refiriéndome a trabajar en internet, sino a trabajar con internet. Son dos cosas diferentes, en la primera opción eres un empleado, en la segunda eres dueño de tu negocio. En la primera, tienes ingresos fijos y predecibles, dependes de que alguien te pague. En la segunda, tus ingresos dependen solo de ti y son variables, dependiendo de qué tanto te esfuerces.


Hay tres grupos de personas en esto de los negocios en línea. A continuación, los describiré:


Los ilusos



Este grupo piensa que internet es sinónimo de dinero fácil y que cualquier lugar que no se lo ofrezca, es una estafa. Creen que todo es gratuito y que sin invertir acumularán grandes cantidades de dinero. Cuando se dan cuenta de la realidad, entonces comienza la frustración. Critican, se quejan y van de negocio en negocio a ver si un día su fantasía se hace realidad. Entiendo que muchas veces es por desesperación económica, pero las cosas tienen un orden. Se siembra y después se cosecha el fruto, la vida es así.


Los convencidos



En este grupo entra la mayoría de las personas. Están convencidos de que internet es una gran plataforma de negocios y saben que para lograr el éxito tienen que esforzarse. Pero, en el fondo no se sienten capaces, se ponen excusas, y ven a los que tienen éxito como personas que tuvieron más suerte que ellos. Básicamente, se dejan sabotear por su mente y no confían en sus propias capacidades. Yo espero salir de este grupo pronto.


Las estrellas



No se detuvieron a pensar en las miles de formas en las que podían fracasar. Tampoco se detuvieron ante los desafíos, caminaron el camino sabiendo que iba haber obstáculos. Tienen claro que para llegar a la meta hay que persistir y tienen un anhelo muy ardiente de lograrla. Su luz, es decir, sus resultados extraordinarios inspiran a los convencidos. Despiertan sentimientos encontrados en los demás, nunca pasan desapercibidos. Lo están haciendo, están cumpliendo el sueño.


¿Por qué la mayoría no llega a ser estrella? Porque no todos tienen una mentalidad de ganador, ni de líder. La mayoría se queda esperando que las cosas sucedan. Las estrellas hacen que sucedan, actúan alineados con un propósito.


Para trabajar con internet y triunfar, tienes que ser esa estrella. Sí es cierto que hay mucho dinero en internet, pero para obtenerlo hay que diseñar un plan, hay que ir por él. Esta percepción que muchos tienen, hace que otros piensen que todos los que trabajamos en esta modalidad somos estafadores o vendedores de humo. De eso hablo en mi artículo “Internet: el lugar de losperdedores y estafadores”.


En este punto, yo sí pediría un poco de objetividad. Ni es imposible ser millonario con internet, ni es pan comido tampoco. ¿Es una gran oportunidad? Sí, puedes llegar a miles de millones de personas conectadas a diario. ¿Vas a llegar a ellas como por arte de magia? No, tienes que aprender a llegar a ellas. Si te haces llamar emprendedor tienes que ser un aprendiz insaciable. Tienes que aprender cómo funciona internet, ser un estudioso de los mercados, comprender bien las reglas del juego, si no no esperes ganar.


¿Por qué triunfan unos pocos? Porque no se rindieron, buscaron la manera de conseguir sus objetivos. No se pusieron a patalear ante la primera piedra del camino. Trabajar con internet implica que te hagas responsable del negocio que emprendes y no pretender que todo te salga fácil. Si así fuera, ¿qué sentido tendría triunfar? La idea es crecer, mejorar, evolucionar. Si no tienes que hacer nada y puedes mantenerte en tu zona de comodidad ¿qué sentido tiene? Allí no hay aprendizaje, no hay transformación.


Tampoco esperes que todo el mundo lo entienda. Está bien, no intentes ni te desgastes en convencer a los demás de que lo que haces es increíble. Convéncete a ti mismo y ya vendrán quienes estén convencidos igual que tú. En plataformas como Sé el Jefe, donde tenemos la labor de invitar personas a unirse, a veces nos frustramos por la incomprensión de los demás. Pero es inútil. Lo mejor es enfocarse en quien se quiere unir al equipo y está dispuesto a iniciar el camino sin desfallecer.


Así que si estás decidido, hazlo. Pon tu plan en marcha, sé creativo, inventa maneras de llegar al punto deseado, no pares hasta lograrlo. Eso sí, solo si tienes la convicción y la pasión por hacerlo, porque de lo contrario puede ser más cuesta arriba aún. Internet es un mundo apasionante, con herramientas maravillosas, un gran lugar para hacer grandes cosas. Yo estoy convencida y quiero ser estrella.


¿Y tú? ¿En qué grupo estás? Cuéntame en los comentarios.

ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados