¿Por qué no revelar tus proyectos a todo el mundo?

Si te has hecho esta pregunta, es normal. En incontables ocasiones tenemos dudas de si contar o no nuestros proyectos a los demás. Algunos por superstición (dicen que si cuentas tus planes, puede que no se cumplan), otros por temor al qué dirán.



Ese es el problema, el peso que le damos a la opinión de los demás. Allí radica todo el asunto. Los proyectos no se echan a perder por la “maldad” de otros, sino que le damos tanta cabida a lo que opinan, que terminamos abandonando nuestros propios planes o proyectos.


Cuando tenemos un sueño, a veces ni nosotros mismos estamos preparados para creer que es posible. Si ese es tu caso, lo mejor es no revelar tus proyectos a nadie. ¿Las razones? Te las detallaré, a continuación.


Lee también: "Claves para la autodisciplina".


1- La opiniones negativas te harán abandonar


Es natural que te importe lo que otros piensen de ti. Los seres humanos somos seres sociales, vivimos en comunidad, tenemos información en nuestros genes que así nos predisponen. Además, es una tendencia histórica. En el mundo lleno de peligros y amenazas de muerte donde vivíamos en la prehistoria, ser rechazado por la tribu era igual a morir.


Esa información está grabada en nosotros y no podemos eliminarla de nuestra herencia. Sin embargo, podemos usarla en nuestro beneficio. Es bueno tomar en cuenta a los demás, finalmente, nos necesitamos como sociedad para construir este mundo, crear, innovar, convivir y muchas otras cosas. Pero, ya no vivimos en ese mundo donde si te expulsaban, no sobrevivías solo. Hoy es diferente, queda la sensación de abandono, sin embargo no vamos a morir por eso.


Para algunas personas la sensación de exclusión o rechazo puede ser abrumadora, hasta tal punto de que serían capaces de complacer a los demás por encima de los deseos propios. Todo para no quedarse fuera de la tribu. Si estás en este grupo, mejor no contar a nadie sobre tus proyectos y sueños. Si tienes dudas o te afecta medianamente las opiniones de los demás, tampoco lo hagas.


Para contar nuestros proyectos sin dejarnos influenciar en lo absoluto por la opinión negativa de otros, es necesario tener mucha seguridad y un blindaje fuerte que nos haga seguir adelante sin importar nada más que nuestro sueño.



2- La falta de claridad podría estropearlo todo


Si tienes apenas una idea, pero nada muy claro en tu mente, lo mejor es mantener tu proyecto bajo llave. El hecho de no tener plena seguridad de lo que vas a hacer, hará que cuando desees transmitir tus ideas lo hagas de forma escueta. Si tú mismo no tienes certeza de lo que harás, los demás podrían hacer las veces de hienas que destruirán tu pequeño rey león.


Por ahí dicen que es difícil ocultar las dudas, la incredulidad o la inseguridad. Si no a un nivel consciente, los demás lo perciben a un nivel inconsciente. El efecto será el mismo, lo más probable es que obtengas impresiones negativas acerca de tus planes o proyectos, con lo que volveríamos al punto anterior. Eso te afectará de una u otra forma, restándole energía a tu impulso de lograr eso que tanto anhelas.


Si aún no tienes todo el panorama claro, ¿para qué contarlo? Solo generarás desconfianza, sobre todo, en ti mismo, a fin de cuentas eso es lo más grave. Lo peor es tu inseguridad, tus dudas y tu falta de claridad. Está demás decirte que para lograr tus metas, necesitas todo lo contrario. Por lo general, los proyectos son ideas difusas al principio y contarlos prematuramente puede crear un efecto adverso.


También te puede interesar: "¿Podemos cambiar nuestra percepción de la realidad?".



3- De no concretarse, la decepción podría ser devastadora


Ya es bastante con la propia decepción cuando no cumplimos con algún objetivo, ahora imagina lidiar con la de los demás. Será inevitable sentir que te defraudaste a ti y al resto de personas que sabían de tu proyecto y ahora lo ven frustrado. El costo de la decepción se duplica y se hace más pesado.


No te conviene crear una imagen de que hablas mucho, pero no concretas, eso jamás trae buenos resultados en lo social. Evita compartir tus proyectos si no estás seguro de que los harás realidad. No importa si después te va mal, lo importante es que lo cumplas.Ya, posteriormente, se puede aprender de los errores.


Cuando cuentas un proyecto o plan de forma prematura, una de las consecuencias podría ser esta. Si eres susceptible a la opinión de otros, créeme te sentirás terriblemente mal si no logras cumplir tu objetivo.


Estas razones para no revelar tus proyectos deberían ser suficientes para mantenerlos en secreto hasta que prácticamente ya los hayas puesto en marcha. Te ahorrarás situaciones incómodas y el riesgo a que se vayan al traste. No tiene que ver con asunto de conspiración o de supersticiones, sino con una forma de resguardar eso que es tan valioso para nosotros.


108 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados