Negocios y Espiritualidad: ¿Dos Mundos Irreconciliables?



¿De qué hablamos cuando hablamos de espiritualidad? ¿De religión? ¿De ir por la vida en trance? ¿De vivir sin posesiones y practicar el ayuno? ¿Qué es la espiritualidad y para qué le sirve a mi negocio? En este artículo vamos a indagar en estas y otras interrogantes que no pretenden ser respondidas como una verdad absoluta, pero sí aspira a poner un poco de luz al asunto.



Alrededor de la espiritualidad hay un sinfín de etiquetas, estereotipos y creencias limitantes que en nada contribuyen a llevar una vida llena de felicidad, paz y, en última instancia, un ávida de amor. Cómo todo lo que nuestro ego humano toca, la espiritualidad está manchada de conceptos que nos impiden lograr nuestro máximo potencial en los negocios.


Hablemos del catolicismo


Voy a abordar el tema desde lo católico, porque no he practicado otra religión y sería irresponsable dar mi perspectiva desde otra. El catolicismo se ha adjudicado el dominio de nuestra vida espiritual. Por cultura, nuestros pueblos asocian la espiritualidad con practicar el catolicismo.


Sin embargo, desde el catolicismo, con todas las bondades que pueda tener, se controla a la feligresía por medio de la culpa. Esto no es un secreto para nadie. Por lo tanto, se promueve el victimismo y el miedo. Todos antivalores, por demás tóxicos para cualquier ser humano.


Si queremos triunfar en los negocios, nuestro espíritu debe ser lo suficientemente libre y feliz como para disfrutar de un emprendimiento. Si te mueve el victimismo o la culpa, ¿Cómo serás capaz de sacar una empresa adelante con toda la responsabilidad que ello implica?


Lee también: “Culpa vs Responsabilidad: ¿Cuál es la diferencia?".


Si por ser rico te sientes culpable (recordemos que la riqueza no es un valor para la iglesia católica) quizás toda la fortuna que llegues a tener no te de ninguna satisfacción y buscaras la forma de justificarla o deshacerte de ella con “obras de caridad” y cuanto antes.


Si eres pecador, ¿cómo puedes permitirte ser feliz? Cómo mínimo te rechazaran o te mirarán de forma sospechosa, porque en algo “malo” debes andar.



¿Qué es la espiritualidad?


La espiritualidad no tiene que ver con una religión, ni siquiera con prácticas new age como el yoga o la meditación. Puedes incluir ciertas prácticas y vivirlas desde lo espiritualidad, pero ninguna por sí misma es espiritualidad.


La espiritualidad es la conexión que estableces con un ser superior, es decir, una inteligencia superior que forma parte de nuestro universo y te puede guiar a buen puerto. Pero no es un ser externo a ti, es más bien una experiencia interior. Todos parecernos formar parte de ese ser y él de nosotros, por lo tanto, estamos hechos de lo mismo.


Básicamente, es creer que hay algo más que materia. Que la fuerza y la energía que nos mueve también nos creo alguna vez y conectarnos con ella nos hará vivir en bienestar. Es la vida misma, una combinación entre cuerpo (materia), mente (inteligencia) y espíritu (energía).


Espiritualidad y Negocios


Somos muy buenos para concentrarnos en lo material, lo visible, lo “objetivo”. Pero nos olvidamos de lo invisible, eso que también dirige nuestros actos pero que no es fácil de ver.


Solemos pensar que tener un negocio es solo cuestión de encargarse de lo material, de abordar los efectos, sin pensar en las causas. Por ejemplo, creemos que el único fin de hacer un negocio es producir dinero y que hay que ir detrás de él. Pero ¿Qué sucede si mi forma de relacionarme con el dinero es conflictiva? Voy a fracasar. Y no entenderé por qué no consigo hacer dinero o por qué me hacen fraudes y lo pierdo.



Para solucionar ese conflicto debemos abordar nuestras emociones, nuestra historia, creencias y conectarnos de manera saludable con la energía del dinero para así atraerlo con facilidad y disfrutar de él sin remordimientos miedo. Este abordaje es espiritual. No hay otra forma de hallar la raíz de los problemas.


Es decir, cuando equilibramos el pragmatismo del empresario con la espiritualidad logramos una mezcla perfecta que nos hace exitosos. Y exitosos no es sólo tener mucho dinero, sino ser un ser humano más feliz. Un empresario que se relacione en armonía y paz con el mundo.


Dejar a un lado la espiritualidad, no evita que seas millonario, pero sí que vivas en paz con ese hecho.


¿Cómo vivir la espiritualidad?


Como quieras. Dentro o fuera de una religión o práctica determinada. Cada quien puede descubrir su camino espiritual y transitarlo de forma individual o grupal, lo más importante es hacerlo de forma genuina y auténtica. Sin engaños ni autoengaños.

Hay muchas personas que viven la espiritualidad sin saberlo. Tienen tantos conceptos errados que creen que no viven esa experiencia. Sin embargo, están conectados con su ser espiespir, son responsables, auténticos y exitosos.

La idea es que vivas la espiritualidad como mejor te plazca, sin etiquetas ni limitaciones. Es un camino interesante que todo emprendedor debería transitar. En Se el Jefe te animamos a vivirlo.


¿Y tú cómo vives la espiritualidad? ¿Crees que ser una persona de negocios te hace poco espiritual? Cuéntame de tu visión.

54 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados