Las 7 Mayores Distracciones de los Emprendedores en 2018 | Top 7 Distracciones

Updated: Sep 28, 2018


Por norma, los emprendedores nos obsesionamos con nuestra productividad, y nuestra motivación crece en paralelo con nuestros resultados: mientras más producimos, más queremos producir. Pero la productividad depende de muchos factores, siendo uno de los más importantes, nuestra capacidad de enfocarnos en la meta que queremos alcanzar.

Las distracciones son enemigas acérrimas de los resultados y sin resultados, no hay productividad que valga la pena. Distracciones, Sé el Jefe, Negocios
Las distracciones son enemigas acérrimas de los resultados y sin resultados, no hay productividad que valga la pena.

Si eres un emprendedor/a, como yo; si estás persiguiendo el éxito; o estás empezando el camino hacie al mismo, entonces tu mayor esfuerzo debería enfocarse en no distraerte.

Vamos a la lista.


1. Redes Sociales


Las redes sociales son la máxima distracción de nuestra generación de empresarios y emprendedores. Es cierto que puedes (y debes) convertir a tu audiencia y seguidores de tus redes sociales en dinero en efectivo, incluso si las personas que te siguen, lo hacen para ver las selfies de tu escote, o tus abdominales (estas parecen ser las principales tendencias de

estos tiempos).

Pero no creas que tener muchos seguidores es sencillo. No alcanza con tirarte al borde de una piscina pretendiendo ser millonario, citando frases

sacadas de google. Generar una audiencia, y monetizarla, requiere trabajo.


De hecho, la mayoría de las personas, nunca van a tener un número grande de seguidores, principalmente porque van a pasarse la mayor parte del tiempo mirando la vida de otras personas: perdiendo el tiempo festejándolas o envidiándolas, sin dedicar tiempo a hacer

nada útil de sus redes sociales.

Instafamosos - millones de seguidores, pero no siempre millones de $ Kendall Jenner
Instafamosos - millones de seguidores, pero no siempre millones de $

Este es un síntoma de nuestra obsesión con las celebridades (y queriendo alcanzar la propia). Suponemos que las personas con una gran cantidad de seguidores están haciendo millonarios. Y, si bien, seguramente hagan dinero, la realidad, es que lo opuesto es lo cierto. Por supuesto que existen los Grant Cardone, o Gary Vaynerchuk, quienes no solamente tienen cientos de miles o millones de seguidores, sino que además lo reflejan en el banco.


Pero lo cierto es que los ricos no tienen tiempo para las redes sociales. Las 10 compañías más valiosas de Uruguay (valuadas en millones de dólares) no superan los 50,000 seguidores combinadas. Y cualquier modelo de TV argentina (medio conocida), supera los 500,000

seguidores. Es bueno ver el contraste.

Las 10 compañías más valiosas de Uruguay no superan los 50,000 seguidores combinadas. Y cualquier modelo de TV argentina (medio conocida), supera los 500,000 seguidores.

2. Celebridad


Los empresarios/emprendedores, y sobre todo, los "quiero-ser-empresario/emprendedor", están obsesionados con la celebridad. Con volverse famosos. Y cuál es la forma mas sencilla de aprender como? Siguiendo celebridades a donde vayan. Yo no soy inmune a ese defecto. Amo a Grant Cardone como si fuera mi tío y nunca le he conocido personalmente (aún). Como los videojuegos o la pornografía, no tiene nada de malo en dosis pequeñas.


Es comprensible que quieras aprender de ellos, pero ningún famoso empresario va a cambiar tu vida. Ningún vendedor de Internet te dará ningún secreto que "el resto del mundo no quiere que sepas". La capacidad de que tu negocio crezca y prospere, está en ti. Simplemente debes aprender como. Pero el poder de alcanzar tus metas es tuyo.

Está en ti.


3. Netflix y Videojuegos


Una cosa que siempre les digo a mis alumnos es: "dejá de ver televisión!". La telenovela de la tarde, la novena repetición del partido del domingo, o las noticias a la noche (esto es lo peor), son tu perdición. Cuántas horas desperdicias al día en estar sentado frente a la TV?

Pero eso no es todo, porque ahora tenemos Netflix. Caos absoluto. Una vez que nos acostumbramos al concepto de que en cualquier momento que quieras ver lo que sea lo consigues, no hay vuelta atrás.

Sumale a eso tus hobbies, como los videojuegos (de los cuales yo mismo soy un fanático de toda la vida) y cuando querés acordar, 3 o 4 horas de tu día desaparecieron. Y con ellas tu productividad.

No estoy diciendo que abandones todos tus momentos de ocio... simplemente que no intercambies productividad por entretenimiento.

Videojuegos, como no amarlos... pero dejalos para luego... doom eternal, ps4
Videojuegos: como no amarlos. Pero dejalos para luego...

Házme caso: abandoná el control remoto y el joystick. Y decile adiós a "Stranger Things".


4. Otros Negocios


La barrera más grande que enfrentan los empresarios es ellos mismos. No es posible ser excelente teniendo ideas para generar negocios y además ser excelente en la gestión de un negocio. Son 2 habilidades muy diferentes. El atractivo de otra nueva idea brillante es real, y si bien es importante adoptar su creatividad, también es importante duplicar lo que está funcionando.

Hay a lo que le llamo "el síndrome de la luciérnaga", y refiere a esa incontrolable atracción que muchos "nuevos emprendedores" sufren frente a nuevas y excitantes "oportunidades" ( o lo que se parezca a una), abandonando algo que funciona, por algo que "al parecer me

va a dar mejores frutos". Lo veo a diario.

Y es, al parecer, irresistible. En Sé el Jefe, por ejemplo, he visto nuevos alumnos ganar comisiones de más de $1,000 (USD) en una semana, pero después de unas semanas más sin repetir los resultados, en lugar de analizar lo que están haciendo mal (o no haciendo bien), abandonan el negocio y empiezan a promocionar otras oportunidades.

Y eso nunca es productivo. Con ningún negocio.

Pero debes recordar que casi todas las empresas que comiencen fallarán. Si estás en algo bueno, no te distraigas con otra cosa. Cerrar algo, suponiendo que hayas dado un

crack bien decente está bien, pero saltar constantemente de una idea a otra es una receta para el fracaso.

pero saltar constantemente de una idea a otra es una receta para el fracaso.

5. Ego


La razón por la que perseguimos a nuestros seguidores de las redes sociales es por ego. Todos queremos sentir que somos "el rey (o la reina) del mambo". Perseguimos a la celebridad y la fama. Construimos nuestras redes sociales, hablamos en eventos, alardeamos de nuestro automóvil, comenzamos el negocio más cool posible,

porque queremos ser vistos.


Está bien, excepto que no siempre es bueno para los negocios. Tener éxito con tu marca personal no es muy sencillo. Tienes que lograr cosas, para ser alguien. La mayoría de las marcas con las que las personas se conectan no son marcas personales. Son compañías que resuelven un problema, cuentan una historia e innovan. Muy raramente se trata de un individuo.

Tienes que lograr cosas, para ser alguien.

Si pasas todo el tiempo hablando de ti mismo, actualizando el mundo en lo que estás haciendo hasta cada 5 minutos, de como te sentís las 24 horas al día y tratando de convertirte en la próxima sensación de Instagram, tengo una noticia no tan buena para

darte: A la gente no le importa tu vida.


La gente quiere lograr sus metas, quiere ser inspirada o resolver sus problemas de una vez y para siempre. A la gente no le interesa tu desayuno, tu paseo por la plaza o tu selfie con

Tony Robbins.