La Web de Un Millón de Dólares

Sigo con la semana de inspiración en Sé el Jefe, especialmente en el área de los negocios. En esta ocasión, traigo la historia de “La web de un millón de dólares” de Alex Tew. Vale la pena contarla porque es mucha la tela que puede cortarse de esta iniciativa.


Pocas personas en esta vida apuestan a sí mismas, y mucho menos arriesgan dinero (así sea un dólar) para materializar una idea de negocio. Tenemos poca fe en nosotros mismos. En internet abundan las personas que hablan mal de negocios online, simplemente, porque sus ganancias dependen de sí mismos.


Es decir, si el negocio depende de mí, no me arriesgo. Por eso hay tantas personas buscando fórmulas mágicas que los hagan triunfar. Además de otros elementos en juego, predomina una falta de fe increíble.


¿Qué es lo primero que nos preguntamos cuando pensamos en crear un negocio? La respuesta (pregunta) es muy fácil: ¿Y si fracaso? De hecho, mucha gente comienza un negocio pensando en que va a fracasar durante los primeros años, por lo tanto, toda su estrategia se basa en evitarlo.


Yo diría que lo mejor es cultivar una gran fe en uno mismo y apostar al éxito, pensar en un triunfo inminente y poner todos los esfuerzos en eso. Esta es la razón por la que me encanta esta historia que les voy a contar.


Descubrí esta historia porque quería saber las ideas de negocios más raras del mundo. Y esta fue una de las que arrojó la búsqueda. Veamos de qué se trata.


También te puede interesar "10 Historias de Éxito que Cambiaron el Mundo".


Un poco de la historia…


Alex Tew, en 2005, era un estudiante británico que iba a iniciar la universidad y le preocupaba quedar endeudado con préstamos para poder pagarla. Una preocupación que aún no es única de él, sino de millones de estudiantes en el mundo. Tanto en Estados Unidos, como en Europa, pagar educación universitaria es sumamente costoso.


Esta preocupación a Tew no lo hizo lamentarse ni enojarse con las injusticias del mundo. Sino que se puso a buscar un modo de recaudar dinero para su educación. Ya sabes cómo dicen, en tiempos de crisis hay quienes lloran y quienes están vendiendo los pañuelos para secar lágrimas.


Lo cierto es que Tew se puso manos a la obra y diseñó una página web, cuya homepage estaba compuesta únicamente por banners publicitarios. En total 1.000.000 de píxeles serían puestos a la venta para que las empresas se anunciaran en su Home Page. La página fue lanzada el 26 de agosto de 2005.


Así luce la página de un millón de dólares

A cada anunciante se le vendería un espacio de 100 x 100 píxeles para que luciera su anuncio, es decir, una inversión de 100 dólares.


Al principio, la publicidad de la web de un millón de dólares se hizo de boca en boca, haciendo que familiares y amigos de Tew comenzaran a comprarle espacios en su página web. Cuando reunió 1000 dólares, pagó una nota de prensa en la BBC, lo cual trajo como resultado que periódico de gran envergadura como el New York Times reseñaran este negocio.


Dos meses después de haber lanzado la página, Trew ya había vendido más de 500.000 píxeles y para finales de año solo estaba a 10.000 dólares de lograr su meta de 1.000.000.

Decidió subastar los últimos píxeles en eBay para enero de 2006. Finalmente, los vendió por más de 38 mil dólares. En total, hizo 1.038.100 dólares, de los cuales sacó una rentabilidad de 700.000, descontando gastos de dominio, hosting, publicidad, taxes y una donación que hizo a una fundación.


¿Qué podemos aprender de esta historia?


Creatividad


La creatividad no es cosa de unos pocos. Tew era un chico como cualquier otro, que motivado por la necesidad de estudiar una carrera universitaria, decidió poner en marcha este preciado mecanismo.


Todos somos seres creativos, no debemos subestimar nuestras ideas, todo lo contrario. En la medida de lo posible debemos darles forma, concretarlas y ponerlas en marcha. Detrás de una idea puede haber millones de dólares.


Fe


Según palabras de Tew, sabía que la idea era compleja de promocionar, pero también estaba seguro de arriesgar. Tenía esa tranquilidad que da el hecho de saber que no hay nada terrible que hubiera podido pasar. Prefirió confiar en su idea, después de todo, más de los 50 euros que invirtió en la creación de la web no podía perder.



ALEX TEW

Meta clara


Él tenía una meta definida, que estaba en concordancia con su deseo de estudiar. Sabiendo a dónde iría su energía y esfuerzo, todo el camino se le hizo mucho más fácil. Lo mejor para crear un buen enfoque es tener la meta clara.


Equilibrio


Tew no se enloqueció con el millón de dólares, hizo hasta una donación. El equilibrio entre el dar y el recibir es muy importante para poder disfrutar del éxito.

Innovación


Fue el primero en llevar adelante este tipo de página y no se equivocó en su decisión. El hecho de que nadie lo hubiera hecho antes le dio un éxito envidiable a esta idea. Fue una estrategia de marketing innovadora y que fue replicada innumerable cantidad de veces luego. Como dicen por ahí, lo que tú no te atrevas otro lo hará en tu lugar.


Valentía


Han pasado 13 años desde que a Alex Tew se le ocurriera reunir dinero para su carrera universitaria con una página de un millón de dólares. En estos momentos, no te podrá parecer una gran cosa, pero para ese entonces lo era.


De hecho, por cosas mucho más pequeñas que esa cualquiera de nosotros duda. ¿Cuántas veces no iniciamos algún proyecto por temor? Nos acobardamos por cualquier saboteo de una nuestra mente. Se requiere de valentía para levantarse de la cama y ejecutar ideas que se nos ocurren. No cualquiera lo hace.


Espero que con la historia de Tew de ahora en adelante te animes a materializar esa idea que has tenido rondando desde hace tiempo, pero que por miedo al fracaso no te has atrevido a llevar a cabo.


¿Qué opinas de esta historia? A mí me ha parecido de lo más inspiradora. Quiero ser como Tew, simplemente ejecutar mis ideas con naturalidad y sin miedo.

42 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados