La Importancia de Tener un Socio

Cuando se inicia un negocio, muchos emprendedores piensan que solos pueden hacer todo lo que haga falta. Pero, la verdad es que tener un socio es una forma inteligente de llevar adelante un proyecto. La importancia de tener un socio no radica solo en el hecho de tener compatibilidad con alguien, sino que va mucho más allá.



Muchos aspectos pueden mejorar en un emprendimiento gracias a una buena asociación con alguien. El peso de las responsabilidades se distribuye y cada quien puede poner su toque particular y su potencial, lo cual le da frescura y diversidad al negocio.


Sin embargo, hay que tener cuidado a la hora de elegir a esa persona que compartirá tu sueño. Las sociedades de negocios son como cualquier otra relación interpersonal, para que sea exitosa tiene que cumplir con una serie de requisitos indispensables. No cualquiera está en posición de asumir la responsabilidad de sacar adelante un emprendimiento.


¿Cómo debe ser un socio de negocios?


La persona que puede compartir un negocio contigo debe cumplir con ciertos requisitos, si deseas que sea una sociedad exitosa y a largo plazo. Veamos los más esenciales:


Responsabilidad. Tu socio debe ser alguien capaz de asumir con madurez los retos que se les presentarán durante su emprendimiento. También debe asumir sus errores cuando sea necesario sin conflictos. La responsabilidad es un valor que no se puede pasar por alto y menos en una sociedad de negocios.


Compromiso. Debe ser una persona comprometida con el proyecto, por lo tanto, debe estar presente en los momentos importantes. También es necesario que se involucre en las tareas, y asuma responsabilidades dentro de la empresa.



Compatibilidad. No es que tenga que ser igual que tú, ni mucho menos. Al contrario, su autenticidad y sus dones únicos complementarán muy bien los tuyos. Pero sí debe haber compatibilidad, deben tener suelos en común, metas en común, un proyecto en común y un horizonte compartido. De lo contrario, no funcionará.


Honestidad. Es valor indispensable. Tu socio debe ser honesto, expresar sus verdaderos pensamientos y hablar con sinceridad cuando algo no marche bien. Es preferible enfrentar una verdad incómoda que dejar que una mentira destruya el negocio.


Bien, una vez que ya sabemos qué características debe tener ese socio que te acompañará en tu proyecto más importante, veamos ahora las ventajas de tener un socio de negocios.


Te puede interesar también: "5 ventajas de tener un equipo".


Ventajas de tener un socio


Enriquecimiento de las ideas. Para algo existe la sabiduría popular, entre otras cosas, para que la pongamos en práctica. Se dice que dos cabezas piensan mejor que una. La interpretación de esto y su relación con las sociedades de negocios tiene que ver con que un socio puede complementar tus ideas.


A veces, creemos que nos las sabemos todas, pero la verdad es que otra perspectiva de las cosas siempre vienen bien. El aporte de un socio cuenta, pues se trata de una relación igualitaria. Donde uno no ve soluciones, el otro las puede encontrar y esto es esencial para el éxito.


Delegación de trabajo. Cuando hay más de una persona involucrada en el negocio, el peso de las responsabilidades no recae sobre una sola y esto ya es de gran ayuda. Cuando hay socios en un negocio, se reparten las tareas y se da un equilibrio en la logística. Esto es indispensable para que todo fluya de una forma más rápida y efectiva.


Muchos negocios cierran mucho antes de lo esperado, porque muy pronto el único encargado se ha quemado de la cantidad de cosas de las que tiene que estar pendiente. Nadie puede abarcarlo todo, ni saberlo todo ni hacerlo todo, es necesaria la delegación de tareas.



Combinación de talentos. Tú con tus dones, él con los suyos, una combinación necesaria para tu emprendimiento. Cada uno podrá desarrollar el área que mejor se le dé y complementarse en ese sentido. Al tener una meta en común viene genial la sociedad y el compartir de dones, pues esta se alcanza mucho más rápido.


Mejora la toma decisiones. Muchas presiones, teniendo un socio, son compartidas. Una de ellas es la toma de decisiones. Cuando todo el peso de las consecuencias al tomar una decisión cae sobre una sola persona, suele ser bastante estresante. Además, se puede causar el efecto de retraso en la decisión o tomarla de forma desacertada por la misma tensión que causa.


Con un socio, esta carga se puede aligerar bastante, además de que es una persona diferente que puede aportar puntos de vista distintos. Como lo dije anteriormente: donde unos ven problemas, otros pueden ver soluciones.


¿Cómo aplicar estos principios en Sé el Jefe?


En Sé el Jefe, el trabajo en equipo es de gran relevancia, de hecho, sin formación de equipos el éxito se torna muy cuesta arriba. En realidad, los llamados “referidos” en verdad son como tus socios, pues te ayudan a generar ingresos y a que el negocio se sostenga. Si tus socios crecen, tú creces también. Por eso se debe procurar el bienestar de todo el equipo.


Esta es precisamente la nueva empresa online. Es aquella que trabaja sostenida por toda una red de personas que le dan vida y sentido. Es necesario que esta red tenga sentido de pertenencia y se involucre en todo lo concerniente a la plataforma. Si no, ninguno de los negocios online puede ser sostenible en el tiempo.


¿Tú trabajas en equipo? ¿Te gusta asociarte para emprender o generar nuevas ideas? Cuéntame tu experiencia, te leo.

32 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados