La Importancia de Sentir Dolor

Uno de los mayores miedos que tenemos casi todas las personas es el miedo al dolor. Evitamos constantemente sentir dolor tanto físico como emocional, porque no sabemos como manejarlo, como transitarlo.


A pesar de ser criaturas inteligentes y con raciocino, en lugar de buscar sanar el dolor, buscamos evitar sentirlo. El dolor físico por ejemplo cuando aparece acudimos a calmantes aun sabiendo que es una solución temporal. Porque es más sencillo, más rápido tomar una pastilla que seguir, por ejemplo, un entrenamiento para sanar la espalda.


Cuando se trata de una dolencia emocional, se nos complica bastante más. Evitar ese dolor es la razón principal por la cual las personas que anclan al pasado, no logran ser conscientes del peso de ese dolor guardado.



Que el dolor se apague no significa que deje de estar por ahí.


Seguramente conozcas la frase "no pain no gain", que podría traducirse como sin dolor no hay ganancia. Pensemos en los dolores más básicos de la humanidad. Un bebé siente mucho dolor cuando sus dientes salen por primera vez, llora noches enteras por cólicos, llora por cada dolor que experimenta.


Sin embargo, la segunda vez que nacen sus dientes ya no duele, y durante el resto de su vida va a sentir tantos dolores en la panza que ya no llora, porque sabe lo que le espera, porque sabe que no va a ser el fin de nada un simple dolor de muelas, aunque ciertamente duela como si se estuviera en el mismísimo infierno.


Entonces, ¿por qué le tenemos tanto miedo al dolor?


Porque es una de las sensaciones más fuertes que vas a sentir en tu vida. Y cuando dejas de sentir ese dolor que tanto te costó callar tenes miedo de volver escucharlo, de que ese dolor te transporte al pasado. El dolor muchas veces es un recordatorio de lo que fue y ya no será, de esos tiempos donde aun creías y te ilusionabas. Donde apostaste fuerte a tus sueños y recibiste solo un golpe a cambio, un golpe que te derribó, que te tomó por sorpresa. Un golpe que hizo que ya no fueras la misma persona. Y esa persona ahora tiene miedo de volver a sentir, tiene miedo de caer y no levantarse, tiene miedo de llorar como cuando era bebé, miedo de que ese llanto pueda arrástrala como un río hacia el pasado del que ya no quiere volver.


Tiene miedo de perder, pero si esa nueva persona entendiera que el dolor es necesario para crecer, que el dolor es movimiento, es algo que no nos va a dejar indiferentes, entendería que nunca se pierde.



Tiene miedo al dolor de perder, sin entender que jamás se pierde

Por ejemplo, cuando empezamos a hacer ejercicio duele muchísimo porque el musculo necesita desgarrase para crecer y fortalecerse.


El dolor es necesario y evitarlo es una tontería.


Evitarnos el hecho de transitar por el dolor tiene un efecto altamente negativo, hasta tal punto que crea una falsa sensación de seguridad.


Cuando las ilusiones se rompen, duele. Cuando perdemos a un ser querido, duele. Cuando el amor se nos escapa de las manos, duele. Cuando los sueños se acumulan frustrados en un cajón, duele.


Cuando fingimos que no duele, es cuando más duele.


Desgarrarte de dolor es necesario para crecer, así como un musculo. Y si duele ¡que duela bien! Que sangre, que queme, que se rompa en mil pedazos, que estalle y que suene. Si te va a doler espero que te duela de verdad, porque sin dolor no hay ganancia.


Espero que la vida te llene de piedras el camino, que te frustre, que te ponga mil trabas, que te tire los sueños abajo, que ahogue cada una de tus ilusiones, que te lleve a la oscuridad profunda de la soledad… solo para que puedas aprender y luchar. Aprender y crecer. Para que puedas ponerte a prueba y conocerte. Para que conozcas el valor que tenés.


Espero que la vida te tenga preparado mucho dolor, muchas heridas, para que tu cuerpo sea como un mapa, que cuente historias maravillosas de éxito y superación.

Espero que dejes de creer en el amor, que sientas que ya no existen fuerzas para seguir, que ya no vas a poder, que nunca más vas a sonreír, que la vida no te da lo que mereces. Espero que, por favor, sufras tanto dolor que sientas que tu cuerpo, tu mente y tu corazón ya no van a resistir.


Porque solo así vas a entender y descubrir de que madera estás hecho.



Pero también espero que no evites el dolor, que aprendas a sanar, que nazcan mil flores en tus heridas y seas un hermoso jardín que merezca llenarse de la alegría más inmensa, de las mariposas más bonitas.


Te deseo que descubras de una vez que vos sos la personas más maravillosa, fuerte y vital que vayas a conocer.


Te deseo que te descubras y te conozcas, que crezcas sin límites, por eso te deseo dolor.


Porque sin dolor no hay ganancia.




Nos vemos en la cima!

49 views1 comment
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados