La importancia de la comunicación

Updated: Oct 17, 2018

Nos encontramos en plena era de la comunicación. Una comunicación rápida, acelerada, espontánea. Un mensaje enviado demora segundos en llegar a cualquier parte del mundo. Sea escrito, audio, videollamada, estamos a un click, a un botón de cualquier persona sin importar donde se encuentre. Usamos redes sociales, compartimos nuestra vida en segundos, lo que comemos, lo que hacemos, lo que pensamos.


Ahora, ¿alguna vez te pusiste a pensar en la calidad de esa comunicación?


La calidad a la hora de comunicarnos es primordial. Desde nuestros primeros años generalmente se nos enseña a hablar con respeto, con educación. Buenos modales le llaman.



¿Alguna vez te pusiste a pensar en la calidad de esa comunicación?


Seguramente te habrá pasado alguna vez que te detuviste a pensar cómo mandar ese mensaje correctamente, sea por un tema laboral o personal. Lo escribiste, lo borraste y lo volviste a escribir hasta que consideraste óptimo el resultado. ¡Bien! Enviaste un mensaje correcto.


Cuando entablamos una conversación cara a cara con otra persona es el mismo proceso. Adoptas un tono formal o más relajado depende con quién estés. Imagínate esta situación: alguien a quien querés mucho está pasando un mal momento, seguramente te comportes amable, te dirijas con cariño, elijas lindas palabras para mostrar tu apoyo.


Sin embargo, cuándo esa persona sos vos, ¿de qué forma te estás comunicando? ¿Pensaste alguna vez de qué manera te hablas a vos? ¿Qué palabras elegís a diario?


Es más, ¿alguna vez tuviste una charla profunda y sincera contigo?

En este auge de la comunicación eficaz de alcance mundial casi nadie se detiene a pensar, a comunicarse hacia adentro. No entendemos el valor de las palabras, es hora de cambiar eso.


Hay una frase típica que dice: tenés que tratarte como te gustaría que te trataran. Puede parecer pasada de moda, pero lleva una gran verdad. Si no sos capaz de tratarte con respeto y con amor, ¿cómo pretendes que alguien más lo haga?


Es un cambio urgente que tenés que hacer en tu vida.

A veces esperamos años ese mensaje que nos gustaría que llegue, ese te quiero, ese vos podés, esa palabra de aliento, de esperanza. Que venga alguien, nos pare y nos diga: todo va estar bien. Pero nadie lo hace. No llega nadie a nuestras vidas a decirnos lo que queremos escuchar. ¿Sabes por qué? Porque la comunicación empieza desde adentro. Deja de esperar y decite lo que querés escuchar, escribite ese mensaje que tanto querés leer, regalate notitas de amor. Porque vos podes, vos lo mereces.


Podría pasarme horas escribiéndote todas las posibilidades que tenes, todo ese potencial que está ahí guardado esperando salir. Puedo decirte, si querés, que sos una persona maravillosa y única, que está bien equivocarse todas las veces que sea necesario hasta que aprendas.

Dejame decirte: yo sí creo en vos.

Pero vos, ¿vos crees en vos? De nada sirve que siga escribiéndote esto si no crees que sos capaz.


Abrázate fuerte y tomá impulso.


Comunícate contigo, a ver qué querés, qué soñas, que esperas de vos.

Parate frente al espejo y mírate, sos increíble. Después de tanto dolor seguís ahí de pie. ¿Te das cuenta? Sos fuerte, sos capaz, sos la persona más importante de TU VIDA.


¿La vida te llenó, o te está llenando, de goles? ¡Perfecto! Dejá de lamentarte ya y salí a dar batalla. Demostrate que sos capaz de levantarte una vez más, que nada va a vencerte, que nada va a poder contigo.


Parate frente al espejo y mírate, sos increíble.


Sos un milagro. Sos vida. No te desperdicies.

Llorá si lo crees necesario o grita bien fuerte pero límpiate ya toda esa carga, vacíate de toda esa culpa que llevas dentro. Y lo más importante: perdónate.


El mundo va a seguir avanzando. Créeme que nadie se va a detener a esperarte. Absolutamente nadie.


Una vez Quino dibujó a una Mafalda gritando: paren el mundo que me quiero bajar. Una frase que resume mucho, la desesperación de no saber qué hacer, el temor de no saber hacia donde vamos. Pero Mafalda querida, tengo que decirte que el mundo no se puede parar, la vida sigue vayas o no en ella.



Por eso necesitas aprender a hablar contigo, para conocerte. Para cambiar tu vida es necesario saber cómo te sentís respecto a ella. Para convertirte en la persona que querés ser, es necesario que sepas quién sos hoy.


Comunícate contigo. No tengas vergüenza ni miedo, pensá en vos, ponete en primer lugar.


Recordá: siempre es bueno escuchar palabras de aliento, pero lo mejor es decírtelas vos y vas a ver como empiezan a llegar en boca de alguien más. No esperas que nadie te ayude, ayúdate vos y la ayuda va a llegar.


El cambio empieza desde adentro. El amor empieza desde adentro.


Sos un milagro. Sos vida. No te desperdicies.



>>No olvides dejarme tu comentario! Nos vemos en la cima!

0 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados