Formas de proteger tu dinero en cuarentena ¡No enloquezcas!

En esta cuarentena, nuestras finanzas personales están puestas a prueba, así como nuestra capacidad para gestionarlas. El mundo está entrando en una recesión económica cuyas magnitudes aún desconocemos. Es muy pronto para ver todas las consecuencias que la pandemia traerá tanto en la salud, como en lo social, político y económico.



En consecuencia, tú debes actuar con cautela respecto al dinero. Sé que tenías algunos planes en puerta, pero ningún plan está por encima de tu bienestar ni el de tu familia. Si no es el momento de invertir dinero en un proyecto, simplemente, ponlo en pausa. No estamos para caprichos, más sí para reinventarnos.


Uno de los efectos del aislamiento social es la aparición de la ansiedad. Esta se ha desatado por la incertidumbre y la rapidez con la que tuvimos que asumir fuertes cambios. Honestamente, no estábamos preparados para lo que nos está sucediendo.


5 formas en que el coronavirus está cambiando los negocios


Entonces, la ansiedad nos puede llevar a tener algunas conductas inapropiadas y bastante tóxicas para nuestra estabilidad en general. Una de las áreas que más vulnerable se muestra frente al miedo es la de las finanzas. El dinero no debe manejarse a través de la ansiedad. Por eso, te he traído algunas recomendaciones para proteger tu dinero de ella y estés lo mejor resguardado posible en lo económico.

1- No hagas compras nerviosas



Sé que tienes miedo de lo que pasará en el futuro, no quieres enfermarte ni tampoco quieres que tus seres queridos se contagien. Quieres blindarte por varios flancos. Eso está perfecto, pero no gastes tampoco dinero innecesariamente.

Antes de convertir tu casa en un supermercado y en una farmacia, mejor verifica qué alimentos te faltan, calcula la cantidad real de comida que se consume durante el mes,, en base a eso haz tu lista y apégate a ella. Haz lo mismo con los productos de aseo, higiene personal, de protección, como mascarillas o guantes, y las medicinas.

De esa manera, te aseguras de comprar justo lo que necesitas y no despilfarras. Para ello, debes pensar con calma y ser objetivo respecto al presente. Imaginar lo peor respecto al futuro, constantemente, solo te hará comprar desde una emoción negativa y, casi siempre, los resultados se traducen en gastos excesivos.

2- Controla la necesidad de satisfacción inmediata

Por otro lado, la ansiedad también genera una necesidad de sentirnos mejor para calmarla. Muchas personas han adquirido vicios que antes no tenían o estos se han empeorado debido al confinamiento. En aras de aliviar un poco ese estado ansioso podemos comer en exceso, ingerir licor, fumar, adquirir productos y servicios innecesarios. Hay personas, incluso, que solo el hecho de comprar les brinda alivio, no importa qué.

Esto es algo que debes evitar ahora mismo. Claro, el hecho de que no salgas, ni socialices como antes, puede llevarte a sustituir eso por cosas que te hagan sentir activo y motivado. Eso lo entiendo y puedes darte esa satisfacción porque es hasta saludable, lo que no puedes es hacerlo un hábito, porque no hay bolsillo que aguante ese golpe.

3- Sigue ahorrando



Hay gastos que, definitivamente, no vas a tener ahora. Por ejemplo, los rubros de gasolina o transporte, han disminuido, al igual que el de comidas y entretenimiento fuera. En vez de intentar poner ese dinero en un nuevo rubro o sustituirlo por el mismo dentro de casa, mejor ahórralos.

Junto con el presupuesto para gastos de emergencia, los ahorros te servirán mucho en un futuro próximo y lo vas a agradecer. Recuerda que no sabemos cuánto más se alargarán las medidas estrictas, ni tampoco qué tan parecida vaya a ser la vida de ahora a la de antes de la llegada del virus. Lo mejor es tener respaldo.

4- Sigue haciendo registro de gastos

En teoría, debes estar gastando mucho menos dinero, pero también hay gastos nuevos que antes no asumías, ya que la realidad cambió. Es preciso seguir conociendo el comportamiento de tus finanzas, dónde se ha modificado y dónde está igual. Así también te vas adaptando a tu nueva normalidad. Recuerda que lo primero para tener unas finanzas saludables es conocer la salida y entrada de tu dinero, de qué manera lo estás gestionando.

Si tus ingresos han disminuido, no importa. Es en los momentos que te entra menos dinero cuando debes tener mayor control, porque debes ser muy cauteloso para no quedarte en cero a fin de mes. Es cuando debes poner más atención y tomar decisiones inteligentes para que con lo poco que tienes, puedas cubrir todo lo que necesitas.

5- Invierte tu tiempo sabiamente



Si estás en casa, es momento de aprovechar el tiempo para ser mejor persona y más astuto con el dinero. Averigua trabajos remotos que requieren una inversión de tiempo, aplica y gana dinero extra. Aprende a cocinar nuevos platos o a cocinar de cero para que en un futuro no gastes tanto en comida de la calle. Pasa más tiempo con tu familia para conocerse mejor y cultivar una mejor relación.

En fin, sácale partido al tiempo y úsalo como una forma de crear bienestar, eso se traducirá en unas finanzas más saludables. Recuerda que todas las áreas de nuestra vida están conectadas y que cuando una falla, por lo general, afecta a las demás.

Espero que estas recomendaciones tengan sentido para ti. Vamos a cuidarnos mucho, que el mundo nos necesita más fuertes que nunca.

ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados