¿Estás vendiendo un producto o una experiencia?

Con el boom de las redes sociales las formas de consumo han cambiado enormemente. Los clientes de marcas o empresas ya no quieren ingresar a una cuenta y sentir que les venden un producto, de eso hay de sobra. Buscan algo más, buscan poder conectarse con la marca, con una historia, con sensaciones e ideas. Buscan comprar una experiencia.



Muchas empresas y grandes marcas comprendieron eso desde hace mucho más tiempo. Starbucks, por ejemplo, no vende simplemente un café para que te despiertes en las mañanas, te ofrece la experiencia de sentarte en un mueble cómodo y de hermoso diseño, escuchar una música agradable, compartir una conversación, estudiar o trabajar serenamente, mientras te deleitas con el aroma del café.


La experiencia que brinda la marca es lo que hace que un cliente regrese una y otra vez. Se crea un fuerte nexo, se crea fidelización. Por tal motivo, es hora de que te preguntes si estás vendiendo un producto o una experiencia. Y esta experiencia no tiene por qué ser solo en negocios físicos, hay miles de formas de conectar con la audiencia, emocional e intelectualmente.


Lee también: "5 estrategias para un marketing efectivo".


¿Qué es exactamente vender una experiencia?


Hay empresas que se esmeran en hacer vivir experiencias a sus clientes. Son empresas grandes, con mucho capital dispuestas a dirigir un mensaje masivo. Pero, la verdad es que para ofrecer una experiencia no hace falta hacer cosas tan rimbombantes. No todos tenemos para hacer una campaña como las de Nike.


Recuerdo la anécdota de una vendedora de la marca Natura. Una señora premiada como la vendedora del mes. Le preguntaron cómo había hecho de esa marca un negocio exitoso para ella. Digo algunas cosas clave como, por ejemplo, que anotaba la fecha en que una cliente le compraba un producto y calculaba el tiempo que le llevaría consumirlo.



Pasado ese tiempo, que podía ser un par de meses, la contactaba para saber cómo le había ido y si quería sustituirlo por otro o usar el mismo. También, cuando hacía la entrega del producto, no se limitaba a meterlo en una bolsa y entregarlo. Ella diseñaba el empaque y le agregaba un detalle de regalo. Esta señora sabía, claramente, lo que era vender una experiencia.


Detalles tan simples como esos pueden hacer la diferencia a la hora de vender. Dar valor agregado a la larga nunca será una pérdida de tiempo ni de dinero. Siempre redundará en resultados que valen la pena.


También te puede interesar: "¿Por qué ser feliz te hará ganar más dinero?".


Razones para vender experiencias


Nutre la misión de tu negocio. Vender una experiencia se trata de moverse en el terreno de lo intangible. De igual forma cumplir la misión y el propósito esencial de tu negocio tiene que ver con aquello que no es físico, pero experimentamos. Es también lo que constituye la esencia, el alma de tu empresa. Brindar experiencias ayuda a impulsar ese propósito esencial y único de tu negocio.


Crea fidelización. Tus clientes siempre volverán, por el producto, pero porque va acompañado de esa experiencia que los hace sentir bien. Sin eso, no habría una razón para escoger precisamente tu producto, podrían consumir cualquier otro.



Te diferencias de la competencia. Esto va conectado con las razones anteriores. La experiencia que brindes en tu negocio es lo que te hará diferente del resto que solo vende productos enloquecidamente. Contigo conseguirán mucho más, se sentirán más en casa.


Eres menos invasivo. Siendo honesta, la gente no quiere que le vendas nada. O al menos no directamente. Conectar con la audiencia y ofrecerle experiencias es una manera sutil de hacer publicidad no invasiva. De hecho, la idea es que ellos vengan a tu producto y no tu productos invadirlos a ellos.


Vendes más. Sin tanto cuento, esta es una de las razones más importantes. Tenemos un negocio para vender y ese es un objetivo que no debemos perder de vista. Este beneficio te traerá los resultados que esperas a largo plazo, pero bien vale la pena.


Estas son solo algunas de las razones por las que vender experiencias es mejor que solo vender productos. En Sé el Jefe, nuestro mentor Héctor Rodríguez Curbelo, nos ofrece la oportunidad de crear una comunidad, conectar de forma efectiva con los clientes y formar parte de un grupo de emprendedores de élite. En Sé el Jefe se comprende muy bien esta idea de tener un negocio con alma que perdure en el tiempo. Te invito a que explores la experiencia.


¿Estás planeando crear una experiencia con tus productos online? Cuéntame que opinas de este tema.






28 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados