¿Estás dispuesto a pagar el precio del éxito?

¿Quieres ser exitoso de verdad? Parece una pregunta tonta, pero créeme, no lo es. Y no lo es porque aunque te parezca mentira, muchos prefieren vivir una vida sin evolución. Está bien, cada quien decide lo que su nivel de conciencia le permite.



Siempre recuerdo a uno mis terapeutas en Venezuela, que cuando un enfermo llegaba a él, buscando sanación desde lo emocional, él les preguntaba: ¿Te quieres sanar? Las personas se quedaban con los ojos como dos huevos fritos. Pero la pregunta era necesaria para iniciar la búsqueda interior.


Muchas personas viven en estado de enfermedad para obtener la atención y el afecto que estando sanos creen no poder obtener. Hay personas que se entregan a la enfermedad y deciden morir. Otras sanan porque emprenden ese camino y están dispuestas a usar esa enfermedad como una oportunidad para ser mejores.


Lo mismo ocurre con el éxito. Todos quieres disfrutar de él, fantasean con lo que lograrán, pero cuando tienen que ponerse a ello, se arrepienten. ¿Por qué? Simple, no están dispuestos a pagar el precio. Es muy fácil soñar con los resultados, lo complejo es transitar el camino para verlos materializados.


Es en ese camino donde nos encontramos con personas y situaciones retadoras, y es allí donde demostramos nuestro temple. ¿De qué estamos hechos? Todos estamos hechos de lo mismo, de materia, mente y espíritu. Todo nos fue dado, pero no todos usamos los recursos con la misma conciencia.


Para ser exitoso, tienes que pagar el precio. Habrá retos que te asustarán y para superarlos deberás poner la cara. Sí, porque es muy fácil vivir escondido. Es muy fácil hablar mal de las personas exitosas, juzgarlas o admirarlas. La pregunta es ¿Tú estás dispuesto a hacer todo lo que esa persona hizo para llegar allí?


¿Y cuál es el precio del éxito? Para cada quién el precio es distinto, el camino no será igual para todos. De lo que no cabe de duda es que habrá tropiezos, pérdidas, desprendimiento, dolor. Pero también habrá ganancia, aprendizaje, nuevas oportunidades, alegrías, y gozo.


Yo te voy a mencionar algunas de las cosas a las que tendrás que renunciar para tener éxito. Son a las que yo misma tengo un tiempo renunciando, y son las que he visto en testimonios de grandes mentores.


Malos Hábitos


Los seres humanos se mueven durante su vida a través de ellos. Si tu vida no es lo que deseas, gran parte se debe a tus hábitos. Para ser exitoso deberás abandonar los que te alejan de una vida plena.


Hay hábitos a los que podemos renunciar más fácilmente, son más de lo práctico, pero hay otros que sí nos costarán lágrimas y desasosiego. Yo te voy a nombrar dos que han sido los más difíciles de erradicar para mí: Compadecerme de mí misma y reaccionar a la defensiva.


Mis días transcurrían entre agredir a otros y llorar porque el mundo era malo conmigo. En ese círculo me mantuve por años. Después de mucho trabajo personal, considero que estoy mejor ahora. Con esos dos hábitos ¿tú crees que yo iba a tener una vida de éxito? Jamás.


¿Estás dispuesto a dejar de tomar tragos con tus amigos todas las semanas para trabajar en tu negocio? ¿Estás dispuesto a dejar de ingresar a las redes sociales todos los días para perder el tiempo y usarlas para tu crecimiento? ¿Estás dispuesto a entrenar tu mente a diario para tumbar las creencias que te limitan? ¿Ejercitar? ¿Comer saludable? Estoy hablando de horas, días, semanas, meses y años de renunciar a hábitos dañinos.


Personas


Lamento decirte que vas a tener que dejar ir a unos cuantos. Así es la vida. Apegarnos a las personas simplemente porque tenemos años conociéndolas o porque alguna vez nos la llevamos muy bien, no tiene sentido. Si ves que alguien no aporta nada a tu experiencia actual, te critica, no le gusta en quién te estás convirtiendo y te juzga, vas a tener que dejarla ir.


Si te pones a pensar detenidamente y sin dramas, al dejar ir a quién ya no pertenece a tu vida actual, le abrirá las puertas a otros que sí te van a aportar mucho en tu nueva etapa. Puede que te toque la soledad por un tiempo, pero será una excelente oportunidad para conocerte realmente.


Miedos


Si estás decidido a tener éxito, es hora de dejar de escudarte detrás del miedo. El miedo es la excusa perfecta para vivir en mediocridad. Nos aferramos al miedo para evitar ser grandes, triunfadores y luminosos. En el fondo sabemos que quienes tienen éxito estuvieron dispuestos a equivocarse, perder dinero, fracasar, ganarse enemigos gratuitos y dar la cara, asumiendo toda la responsabilidad de sus errores.


Qué miedo ¿no? Renunciar a la tentación de culpar a todos de mis fracasos, a las personas, a la economía, al tiempo. Es más fácil creer que no eres exitoso porque tus padres no te dejaron o porque tu pareja no te entiende. Así no tienes que enfrentar tus propios miedos.


De ahora en adelante cuando veas a un grande, a un hombre o una mujer de éxito, pregúntate ¿Estoy dispuesto o dispuesta a pagar el precio? ¿Estoy dispuesto o dispuesta a aprender, a dedicar horas de estudio, práctica, de creación, de ensayo y error sin abandonar? ¿Estoy dispuesto o dispuesta a tener disciplina, perseverancia, motivación?


Obtener grandes resultados requiere de grandes decisiones. Para eso hay que tener valentía, voluntad y conciencia. Tendrás que aprender a poner la cara, dejar de ocultarte en tus inseguridades y, sobre todo, manifestar sin vergüenza tu verdadera esencia.


Te recomiendo leer mi artículo 4 palabras que cambiarán tu vida para siempre. Porque te va a tocar decir que NO. Te va a tocar dejar de agradar, porque tu propósito en esta vida ya no será complacer a otros, sino ser auténtico, ser fiel a ti mismo, decir no cuando quieras decir no, y decir sí cuando quieras decir sí.


Qué miedo ¿no? Yo hasta me pongo a sudar frío cuando pienso en el “qué dirán”, pero para ser exitosa sé que debo renunciar a pensar en eso.


¿Te has preguntado si estás dispuesto o dispuesta a pagar el precio del éxito? Coméntame tu experiencia en este camino.

71 views2 comments
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados