El Valor De Una Pausa

La vida también se compone de pausas.



Es necesario que lo entiendas. En el mundo del emprendimiento a veces se malinterpreta la palabra descanso. Está esta visión del emprendedor imparable, literalmente. Cuando decimos que alguien es imparable, no necesariamente quiere decir que no hace pausas en su vida.


La pausa es una buena práctica, muy saludable además. El mundo de los negocios necesita valorarla más. La supremacía del trabajo duro ha hecho que nos olvidemos de la importancia de ciertas actividades pasivas.


Afortunadamente, los nuevos emprendedores sí la valoran y saben que junto con los hábitos saludables de alimentación y ejercicio, la pausa es indispensable para triunfar.


¿De qué sirve tener mares de dinero y una gran empresa si la vida te sorprende un día exhausto y enfermo? El éxito es para disfrutarlo en vida. Además, ya se ha comprobado que un día ocupado no es necesariamente un día productivo. Las empresas saben que la clave está en el uso eficiente de los recursos más importantes: el dinero y el tiempo.


Trabajar todo el día sin suficiente descanso no te hace un gran emprendedor. Quizás esto que te estoy diciendo puede parecer una contradicción, pero no lo es.


No digo que hagamos elogios a la flojera, para nada. La flojera es una trampa pesada que te encierra en un círculo vicioso de mediocridad. Me refiero más bien a que los contrastes son necesarios. Verás, la luz no podría existir sin la oscuridad y el ruido no podría ser real sin el silencio. El movimiento no tiene sentido sin la pausa. Este mundo es de opuestos, la clave está en el equilibrio. Este sí es importante para vivir una vida plena.


Entonces, me parece necesario destacar las 3 formas en que la pausa te hace un inmenso bien para lograr tus objetivos. Vamos a ver cuáles son.


Dormir por las noches


Simple, ¿no? Pero por muy loco que parezca, mucha gente no valora el sueño.



Dormir no es opcional. Dejar de dormir no es un valor, no es una cualidad, no te hace mejor persona ni mejor empresario. Dormir es una necesidad biológica, así de simple. No es negociable si duermes o no, de ello depende tu salud física y mental.


¿Despertarte más temprano? ¡Genial! Pero, entonces, tendrás que irte a la cama más temprano también. No necesito decir aquí que dormir entre 7 y 8 horas es lo que tu cuerpo necesita para estar bien descansado. Hay miles de estudios que lo comprueban.


También hay miles que han demostrado que la falta de sueño deteriora tu capacidad cognitiva, tu sistema nervioso y el estado general de los órganos del cuerpo, especialmente el corazón.


Como buen emprendedor debes tomarte en serio el descanso. Si tu objetivo es rendir bien, tener energía para hacer las actividades importantes y estar activo durante el día, pues no te queda más remedio que dormir lo suficiente por las noches.


El llamado de atención es para quienes tienen la falta de sueño como un hábito, no si te trasnochaste una que otra vez con algunas tareas. Es normal, cuando algo nos apasiona, que se nos vaya el sueño debido a la emoción. Mientras sea ocasional no pasa nada, pero no lo conviertas en una práctica frecuente.


Descansar durante el día



En tu jornada de trabajo necesitarás breves momentos de descanso, si no lo haces te puedes quemar el cerebro. Cuando estamos demasiadas horas trabajando sin pausa, la atención y la calidad del trabajo puede mermar considerablemente. Estos descansos no tienen por qué ser de 4 horas. Con que hagas pausas de 10 minutos para tomar un poco de agua o caminar, sería suficiente.


Yo, por ejemplo, tengo un trabajo muy sedentario. Escribo muchas horas al día, por lo que me tomo espacios de 10-15 minutos para llevar mi atención a otra cosa. Es importante para la mente y para el cuerpo. Hago estiramiento, me tomo alguna bebida que me guste, juego con mi hija o camino hacia el balcón de mi apartamento y disfruto de la hermosa vista. Esto hace que regrese al trabajo renovada y con ganas de continuar.


Meditar



Hay que hacer un espacio para la meditación. Meditar no tiene por qué ser complicado. No tienes necesariamente que seguir una técnica en específico o ser budista para hacer una buena práctica meditativa. Yo, simplemente, guardo silencio.


Lo que sí te va a suceder es que te darás cuenta de que tus pensamientos van a un ritmo acelerado y no paran de producirse. Es normal, sobre todo al principio. No nos damos cuenta del impresionante ruido mental que llevamos encima hasta que intentamos guardar silencio.


La buena noticia es que a todos nos pasa, porque la mente está diseñada para crear pensamientos. Lo importante es no darles atención para que no se magnifiquen. Se recomienda, al empezar a meditar, dejar pasar los pensamientos suavemente sin engancharse con ninguno en especial.


También que comiences con pocos minutos de meditación, porque intentar hacerlo por 1 hora al principio puede ser muy pesado. Si lo soportas un solo minuto, está bien. La idea es aumentar el límite de tiempo paulatinamente. Es como todo, se necesita práctica.


Para mí esas tres pausas son esenciales. Hay otras más largas, como viajar o hacer alguna actividad de recreación durante el fin de semana. Otras están relacionadas con detenerse a reflexionar sobre el trabajo hecho, en caso de que no salga bien. Pero lo cierto es que todas son necesarias en nuestra vida.


No tomar pausas puede pasarle factura a tu cuerpo y puede también retrasar tu éxito. Hay proyectos, por ejemplo, que necesitamos dejarlos en pausa porque no están yendo por buen camino. A veces, nos empeñamos en que ciertas cosas funcionen y forzamos hasta que termina siendo un verdadero fracaso. En ese caso lo mejor sería reflexionar, olvidarse del asunto un tiempo y luego retomar.


Yo veo las pausas como parte del ritmo de la vida. En la música, las pausas son vitales, sin ellas no habría ritmo ni compás. Para que la melodía de tu vida sea armoniosa, necesitas darte pausa.


¡Déjame tu comentario! Como siempre, te leo.

ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados