ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados

Dos Palabras que te Abrirán Muchas Puertas

Updated: Oct 17, 2018

Como ya he dicho muchas veces el poder de las palabras es maravilloso. Principalmente las palabras que usamos para el diálogo interno, esas charlas que tenemos hacia adentro, frente a frente. Es curioso cómo nos mentimos, cómo evitamos hablarnos de lo que sentimos y realmente queremos. A veces por miedo o vergüenza. Somos a la primera persona a la que mentimos y de ahí al resto del mundo. Adoptamos una máscara preciosa para vender lo que no somos ni queremos ser, para encajar en el molde, para ser como el resto, para que nadie se ría.


Soñar en grande no es bien visto, porque el mundo va a decirte eso no es para vos, es demasiado, es solo para la gente exitosa. Así que mejor nos callamos, vamos caminando con perfil bajo, silbando los sueños que se nos escapan.


Sin embargo, cuando somos capaces de hablarnos con sinceridad empezamos a entender y aplicar el poder de la palabra.

Y hoy la palabra que elegí es la que considero la de mayor poder, sobre todo. Bueno, en realidad elegí dos porque van de la mano y se complementan, una con la otra, te hacen más fuerte y te abren las puertas del mundo: amor y gracias.




Quizás te estás preguntando qué tendrá que ver el amor en todo esto, y es que tiene todo que ver. El amor es la base de todo. Cuando amamos lo entendemos todo. Antes de seguir entendamos esto, no hablo del amor hacia afuera, del amor que enamora, sino del amor de adentro, del amor que existe cuando ves el reflejo que te devuelve el espejo.


El amor primero y más difícil de tener, el propio.


El amor propio que tanta gente se jacta de tener es el más raro y fuera de lo común, es el más escaso. Ese amor es un escudo contra las críticas y las opiniones que nadie pide, es el motor, el impulso que necesitamos para logrando todo.

Una vez alguien dijo "recibimos el amor que creemos merecer", y cuánta verdad carga esa frase. El mundo te va a devolver lo que mereces, siempre durante toda tu vida vas a recibir lo que mereces. O lo que crees merecer.


Una persona llena de amor solo va a recibir amor, un trabajo que ame, una vida que ame, personas a las que amar. Es una persona digna del amor, porque no tiene miedo de amarse.

Cuando cultivas tu amor, cuando te tratas con respeto, cuando te exigís lo que mereces solo podés recibir lo mejor.


¿Por qué decirle a nuestros hijos, pareja, amigos, familia que les amamos se nos hace más sencillo que decírnoslo?


Porque tenemos miedo de caer en el egocentrismo, en el egoísmo y recibir juicios de valor. Entendemos que amar es poner al ser amado en primer lugar, nada más lejos de la realidad.

Amarse es el primer paso para tener la vida que querés tener.


No tengas miedo de amarte, de cuidarte y darte lo que querés. Y no hablo de comprarte esos caprichos que el consumismo te dice que necesitas, sino darte lo que realmente necesitas. En tu vida necesitas por ejemplo, además de tus necesidades básicas cubiertas, conocimiento, mucho conocimiento. No tengas miedo de invertir en vos, en tu futuro, en tu negocio, en tu imagen. Eso también es amarse, regálate un libro que te ayude en tu crecimiento personal, regálate la oportunidad de crecer, de ser diferente, de llegar a la cima.

No tengas miedo de pecar de egoísta, tené miedo de vivir sin amor propio. Llenate de todo el amor que puedas.

Empezá a valorar lo que sos y quién sos, aprende a disfrutar de tu compañía, elegite siempre sobre todas las cosas, convertite en el amor de tu vida. Una vida sin amor es una vida vacía, cuando llenas cada rincón de amor y encontras tu pasión, la vida te da un giro, te cambia todo. Antes de querer tener un trabajo que ames y de tener un estilo de vida que puedas amar, tenés que amar cada parte de vos.



Te propongo que hagas lo siguiente: parte frente a un espejo, mirate a los ojos y repetí las veces que sea necesario, "soy un ser digno del amor más grande que puedo recibir."

Repetilo hasta que se te grabe, hasta que te lo creas y lo sientas. Respira profundo, sentí todo ese amor abrazándote, convertilo en tu armadura y te puedo asegurar que vas a tener mucha más fuerza para lograr Todo lo que te propongas.


Cuando empezas a amarte la gratitud viene atrás y se mete en tu vida, tan fácil como respirar.

Muchas veces nos quejamos de todo lo que nos falta, de lo queremos tener y no conseguimos. La casa que tenemos no es la mansión con la que soñamos, el auto que tenemos o quizás no, la ropa, los lugares que podemos visitar, están alejadísimos de los sueños más ambiciosos que guardamos, en la mesita de luz. En lugar de quejarte por todo lo que te falta, por todo eso que no tenés, práctica el ejercicio de agradecer lo que tenés. Da las gracias por tener un techo, por tener comida, por tener vestimenta, por tener el milagro de la vida. Empezá a mirar todo lo que te rodea en este momento y da las gracias. Agradecer es una acto de amor, y cuando amas lo que haces y lo que sos, no podes más que agradcer.


¿Lo entendes?


El poder de las palabras es maravilloso, te nutre, te fortalece, crea un circulo perfecto.


Amarse es agradecerse el esfuerzo que hacemos cada día por lograr nuestras metas, es reconocerse el valor que hay que tener cada día para caminar con la cabeza en alto.


Agradecerse a una, o uno mismo/a, es abrazarte con amor, y que ese amor sea el impulso que te lleva al lugar que mereces: la cima. porque solo te mereces lo mejor, y la única persona que puede dartelo sos vos. No olvides, sos y vas a ser siempre, la persona más valiosa de tu vida.



>>Nos vemos en la cima! No olvides dejarme tu comentario

173 views1 comment