¡Cómo vender lo que sea a quien quieras!

Como buena consumidora de YouTube que soy, siempre consigo joyitas para compartir con la comunidad de Sé el Jefe. Quiero hablarte hoy de cómo vender lo que sea a quien quieras.



A veces, tenemos tan poca confianza en nosotros y, realmente, estamos tan desmotivados que pensamos que somos terribles para vender o que no se nos da muy bien. Pues, te tengo una revelación: TODOS podemos vender si así nos lo proponemos. ¿Cómo te suena?


Esto es lo que afirma la empresaria Paola Herrera en su homónimo canal de YouTube. Si no la conoces, te invito a que la busques porque aprenderás mucho sobre negocios.


Entre sus cientos de videos, hay uno que me llamó poderosamente la atención y en el que me inspiré para hacer este artículo. Allí ella explica las claves para ser un vendedor exitoso. De verdad, a mí me parece que si ponemos empeño, estas recomendaciones serían infalibles y podríamos vender lo que sea.


Lee también: ¿Cómo vender de forma exitosa el nuevo programa de Sé el Jefe?


Veamos, a continuación, de qué se trata:


Quitate el sentido de urgencia


Ella hace mucho hincapié en que nunca, pero nunca subestimes a tus clientes. Ellos notan la diferencia de cuando de verdad los quieres ayudar, a cuándo solo estás pendiente de una comisión.


Si estás desesperado, esa desesperación será transmitida y recibida por el cliente, si no de manera consciente, sí de forma subconsciente. La consecuencia: huirá con urgencia de ti. La misma urgencia con la que deseas vender el producto, es la misma que sentirá el cliente de salir corriendo y librarse de ti.


Quítate el sentido de urgencia de encima. Sé que para muchas personas el vender no es solo un hobbie, sino la forma en que llevan sustento a sus casas o la vía para lograr las metas más importantes de su vida. Pero, la desesperación nunca es buena consejera y conseguirás solo un efecto negativo, cosa que no quieres por nada del mundo, pues la idea es AVANZAR.


Enamórate de tu producto


Paola nos cuenta que todos los productos que vende, ella los usa y le encantan. Nunca vendería algo de mala calidad o con lo que no se sintiera enamorada. Primero, adquiere el producto, comprueba que le funciona, se enamora, cree en él y luego decide hacer de ello un negocio.


La idea de un producto siempre debe ser cambiarle la vida a las personas, de una u otra forma. Solucionar un problema y que el cliente sienta alivio, experimente ese pequeño “milagro”. Si el producto que vendes no te gusta, ni te motiva ni te enamora, jamás podrás crear un vínculo verdadero con tu cliente.


Este es el problema de la mayoría de los vendedores, que vendes productos porque “les toca” o por “tener dinero”. Lamentablemente, con esas justificaciones, por mucho que vendas nunca lograrás objetivos grandes, extraordinarios, ni decir de alcanzar la libertad financiera, no sucederá.


Soluciona un problema


Cualquier cosa que vayas a vender debe solucionar un problema real. De eso dependerá que tengas clientes. En ocasiones, creemos que un producto es perfecto, novedoso y nos gusta mucho, pero no soluciona un problema realmente o, simplemente, el problema que soluciona no es el que está atravesando tu cliente.


Cuando las personas sienten alivio y satisfacción al comprar un producto y sienten que realmente mejoró sus vidas, a ese producto no le faltarán nunca compradores. Pero, debes evaluar si ese problema que alivia es el correcto para tu público objetivo. En este sentido debe haber coherencia.



Sé 100% honesto con tu cliente


Hay un dicho que dice: “la mentira tiene patas cortas”. Si le mientes a tu cliente solo con el fin de vender, se dará cuenta más temprano que tarde. Si no se da cuenta en el mismo momento, lo hará luego que compruebe que el producto que le vendiste no le soluciona su problema.


Es mucho mejor hablar con la verdad y conocer muy bien el producto que estás vendiendo. Si vendes un tratamiento para la caspa, pero el problema de tu cliente es la caída del cabello, no le vendas tu producto como la gran solución.


Es mejor que le asesores y le expliques que probablemente se le cae el cabello por causa de la caspa y que, si ese es el caso, tu producto le puede ayudar. Puede que no te lo compre, pero él se sentirá contento con tu honestidad y nunca lo olvidará.


También te puede interesar: Escribir para vender: La magia del copywriting


Ante un NO mantente calmado


Muchas personas renuncias a las ventas por causa de los NO que reciben, especialmente, al principio. Yo diría que la mayoría se decepciona tanto que pierde toda ilusión. Es normal, pues no nos acostumbraron a lidiar con el rechazo, más bien le tenemos mucho miedo y por eso nos arriesgamos poco.


Pero, debes saber que en ventas, por cada NO pronunciado hay muchos SI esperando por ti. Solo debes guardar la calma y tener la certeza de que llegarán. Estadísticamente, es imposibles recibir solo respuestas negativas, pero para recibir las positivas debes insistir, ser perseverante y una vez las obtengas evaluar qué fue lo que funcionó para recibir el SI. Puedes replicar la fórmula e, incluso, mejorarla para que tus ventas aumenten.



Hacer seguimiento