¿Cómo Tomar Decisiones Correctas Cuando La Duda Te Invade?

Updated: Oct 17, 2018

Tomar decisiones personales cuando se es adulto no es un juego. No es como escoger entre cara o cruz, y que el azar se encargue de lo demás.


¿Qué encierra dentro de sí una decisión?



Tomar una decisión en la vida implica que estás descartando un montón de otras posibles decisiones. Eso genera un estrés, en ocasiones desmedido, porque te empiezas a preguntar si lo que vas a elegir será lo más acertado. Es allí cuando entra la duda, tu gran enemiga.


Cuando tu estado permanente es la duda, tu vida se hace difícil. Te estancas, dejas de evolucionar y puedes llegar a sufrir de parálisis por análisis. A la hora de tomar una decisión, necesitas bajarle el volumen a la duda y subírselo a tu sabiduría interior. Todos tenemos una voz saboteadora y otra sabia. Claro, como la primera tiene el volumen más alto, la escuchas con más claridad y es ella la que define tu estado emocional.


Entonces, lo que sucede es que la duda es un simple saboteador. Una voz que te genera un montón de temores y te mantiene en estado de cavilación. Te conviertes en una especie de veleta sin rumbo, a merced de la marea. Comienzas a perder confianza en ti mismo y a buscar desesperadamente respuestas externas.


Esa inseguridad hace que solicites la opinión de las personas que te rodean y, por supuesto, encantadas te la darán. Terminas acumulando una serie de juicios, sentencias, declaraciones y puntos de vistas variopintos, todo una gama de instrucciones que te dicen lo que debes hacer. ¿Ves la trampa?


Cuando te llenas de opiniones ajenas la duda se acrecienta y tiene más material aún para hacer de las suyas. Te explicaré a continuación la raíz del problema.

  • ¿Quién es la duda? La duda es tu saboteadora interna. Se construyó en base al cúmulo de creencias limitantes que te transmitieron desde la infancia. Se alimentó de temores, incertidumbre, ansiedad, inseguridad y toda sensación negativa que se traduce en MIEDO.



  • ¿Quién es la sabiduría interior? Es tu mejor colaboradora. Nació contigo y nunca te ha abandonado, a pesar de que la debilitas todos los días dándole protagonismo a la duda. Ella era muy fuerte en tu niñez, pero con el pasar del tiempo la fuiste ignorando, hasta el punto de convertirla en una voz lánguida, un susurro.

La buena noticia es que si prestas atención a tu sabiduría interna, ella te dará la clave para tomar decisiones por muy difíciles que parezcan. Tu vida se facilitará enormemente y fluirá de una mejor manera. Pero, ¿cómo la escucho? Al principio, la mejor forma es detectando tus emociones.


  • Emociones negativas que te alejan de las decisiones correctas: Ansiedad, estrés, desasosiego, nerviosismo, inseguridad, inquietud, miedo.

  • Emociones positivas que te acercan a las decisiones correctas: Gozo, alegría, esperanza, tranquilidad, serenidad, paz.




Ese es tu verdadero termostato interior. Lo que pasa es que generalmente vamos tan distraídos por la vida que no queremos sentir. Entonces, se hace necesario un entrenamiento para volver a conectar con nuestra sabiduría interna. A continuación, te daré algunas pautas que te servirán para tomar decisiones más cónsonas con tu esencia:


Define tu sistema de valores: Es hora de que conozcas bien los valores y principios que rigen tu vida. ¿Cómo determinarlos? Simple, cuando haces algo en contra de tus valores te sientes miserable, sabes que te has traicionado y sientes una imperiosa necesidad de defenderte de aquellos que te incitan a ir en contra de tus valores.


Para mí, por ejemplo, la libertad es un valor primordial y he terminado relaciones de pareja donde no se me dejó expresar quién soy verdaderamente. Te puedo decir que me sentía ultrajada cuando un novio quería prohibirme algo, me sentía sumamente mal.


Con el tiempo, me di cuenta de que esos chicos estaban mostrándome lo importante que era la libertad para mí. Que la solución no era que yo hiciera o dejara de hacer cosas para satisfacerlos, sino que aprendiera a poner límites y a defender mi derecho a ser libre. Observa en tu experiencia cuándo te has sentido así y eso te dará pistas de los valores que te rigen.


Determina tu propósito o misión de vida: Cuando tienes claro a qué has venido al mundo, todas tus decisiones se basarán en ello. Tu propósito de vida enmarcará todas tus acciones, te dará seguridad y una dirección clara de hacia dónde te diriges. Al conocer tu misión o propósito podrás plantearte metas y objetivos definidos. La duda se disipará porque sabes qué cosas están en sintonía contigo qué cosas no. Si no has determinado tu propósito o misión de vida, te recomiendo que lo hagas lo más rápido posible.


Aprende de tus errores: Si has tomado decisiones poco asertivas en el pasado, no te culpes ni te quedes en ese mar de amargura. Los errores son necesarios para el aprendizaje, de hecho, no hay aprendizaje sin equivocaciones. Aprender de tus errores te conectará con tu sabiduría interna y te dará más seguridad para futuras decisiones.


El éxito está en manos de las personas que no dudan o que dudan, pero siguen adelante. Toman decisiones firmes, dispuestas a asumir el riesgo que implican. Saben que pase lo que pase siempre podrán salir adelante, que las caídas son solo eso.


Si te caes por una decisión errada, límpiate el trasero y sigue caminando. Te aseguro que llegará un punto en el que tomar decisiones será pan comido para ti. Comienza ejercitándote con decisiones pequeñas pero que te saquen de tu zona cómoda. Verás que con el tiempo, te irás fortaleciendo, tu voz sabia se irá haciendo sentir con más fuerza, hasta que te conviertas en alguien imparable.



Recuerda que las decisiones acertadas te harán dar saltos agigantados en tu camino hacia el éxito. Por cada buena decisión, tu vida cambiará para mejor notablemente. Allí está la clave. Si te paralizas por la duda, pronto se unirán la frustración, el temor, la ansiedad y todo eso con lo que no deseas vivir. ¿Qué imán quieres atraer? La respuesta a esta pregunta te está dando el mapa para recorrer el camino.


Cuéntame ¿Cómo haces cuando tienes que tomar decisiones difíciles? Comparte tu experiencia en los comentarios.

150 views1 comment
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados