Cómo sobrellevar la incertidumbre en tiempos de crisis

Estamos viviendo una etapa convulsionada en la humanidad. Todo lo que está ocurriendo nos tomó desprevenidos y muchos estamos en estado de shock. En muy pocos meses la realidad cambió, para algunos antes, para otros un poco después, pero todos nos hemos visto afectados por esta pandemia del coronavirus.



Es un llamado de atención para que abandonemos el piloto automático y pensemos que la vida tal como la conocemos puede cambiar en un instante. ¿Qué estamos haciendo con ella? ¿Nos hemos permitido ser felices y amar? Me da miedo la respuesta y es ahí donde está la clave. El miedo a la muerte se ha desbordado porque, sencillamente, no estamos en paz, no somos felices, no hemos aprovechado nuestro paso por la tierra.


Cuando me refiero a este tema, hablo en general, por supuesto, hay personas que están más tranquilas. Para ellas, mis felicitaciones. Este artículo va dirigido a aquellos que se encuentran en el torbellino de la angustia, la preocupación, las ansiedad o el estrés de no saber en qué derivará todo esto.


Te recomiendo leer: "Las mejores meditaciones guiadas para lograr el éxito (gratis)".


La sensación de control


Cuando ocurren este tipo de crisis, nos damos cuenta de que el control era solo una sensación o apariencia, pero nada real. Hablo del control externo. Creemos que tomamos acción y controlamos todo a nuestro alrededor, pero es está muy lejos de ser cierto. A menudo ocurren eventos que nos hacen pensar que no tenemos control realmente. Dependiendo de la magnitud de ese evento, lo ignoramos en mayor o menor medida, para continuar creyendo que estamos en control.


Sin embargo, llegan este tipo de acontecimientos que involucra al mundo entero y no pronto nos damos cuenta que no es mucho lo que podemos hacer. Actualmente, solo podemos tomar algunas medidas sanitarias y de aislamiento, pero más allá de eso, nos corresponde esperar y confiar. Sí, CONFIAR.


Sé que me estoy metiendo en un terreno delicado, porque cada quien interpreta algo diferente cuando se trata de algo tan polémico. Me voy a arriesgar a meter en el terreno espiritual. Y es que, bajo estas circunstancias, no nos queda más que aceptar el hecho de que cualquier cosa que ocurra será lo mejor. ¿Quiénes somos para saber si esta experiencia será lo peor que nos pasará en este tiempo? ¿La muerte es lo peor? ¿o es, simplemente, parte de un ciclo? Algunos se van antes, otros después, en situaciones muy diferentes, pero todos nos iremos.


¿Enfermarte es lo peor? ¿Aburrirte en tu casa es lo peor? Cada uno tomará y asumirá esta crisis como mejor le parezca a su juicio mental. Pero, la verdad es que no sabemos nada, de nada. Ni qué hay detrás de esto, ni cómo acabará, ni para qué el colectivo está viviendo estas experiencias. Por ahí leí que nadie muere sin previo consentimiento de su alma. En ese caso, ¿para qué angustiarse y pretender que controlando la vida evitaremos un desenlace específico.



Vivir en el presente


Esa frase tan trillada de "vivir el presente" ahora más que nunca podemos hacerla realidad. Sí, suena ya como una frase cliché, pero ¿te queda otra alternativa? El hecho de estar encerrados es una invitación a valorar los espacios de intimidad, el silencio, el aquí y el ahora. No tomes estos días para obsesionarte con las noticias porque créeme ni los medios, ni las redes sociales saben nada. Ni siquiera tienes certeza de que las cifras que reportar son reales. Tampoco saben qué sucederá en un futuro próximo y las estadísticas lo que hacen es condicionar al colectivo a tomar ciertos caminos que las hacen cumplirse.


Piensa en esto: El miedo se alimenta de futuro. Cuando tu mente está en lo que pasará en el futuro se vuelve un caldo de cultivo para la negatividad del miedo y sus derivados. A menos que tu mente esté muy bien entrenada para solo visualizar alegrías desde el corazón.


Entonces, te invito más bien a posicionarte en el presente y preguntarte: ¿qué es lo que verdaderamente quiero sentir? ¿quiero experimentar miedo o paz? ¿angustia o alegría? ¿preocupación o esperanza? ¿impotencia o amor? ¿tensión o relajación? Toma la decisión hoy mismo y actúa en coherencia con tu deseo. Aunque, créeme, tu alma no quiere sentir ni miedo, ni angustia, ni preocupación, ni impotencia; todos queremos, en el fondo, experimentar bienestar.


Lee también: "¡Solo hazlo!".



Aprovechar el tiempo


Constantemente, nos quejamos de que no tenemos el tiempo que quisiéramos para llevar adelante proyectos, sueños o actividades que tenemos pendientes. Este aislamiento nos trae una ventaja grande y es que vamos a disponer de más tiempo para dedicarnos a todo aquello que es verdaderamente importante para nosotros. Digamos que las excusas empiezan a escasear también.


A veces, cuando veo mi pasado, siento que perdí mucho tiempo desde la adolescencia, hasta los 28 años aprox. Me hubiera gustado, en aquel entonces, contar con orientación para dedicarme a lo que realmente me hubiera ayudado hoy a estar en un mejor lugar. Pero, ahora un virus me va a permitir a mí y a millones de personas a liberarse de las ataduras del ritmo frenético del mundo. Nos invita al silencio, la calma y la conexión con lo más íntimo.


Aprovecha para desempolvar ideas, sueños, proyectos y actividades que tenías en el cajón esperando tiempo de sobra para hacerlas. Próximamente haré un artículo sobre todas las cosas que podrías hacer mientras estés sin salir de tu casa.


Por último, quiero decirte que si yo puedo estar tranquila, tú también; créeme que tengo muchas razones para preocuparme, soy madre soltera, mi hija tiene autismo, soy la única que trae el pan a mi casa y tengo un ser que depende 100% de mí. Sé que hay personas que están peor que yo y también están tranquilas. Te envío mis mejores deseos, sé que todos superaremos esta prueba.

0 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados