Cómo Saber que Camino Elegir

Miles de veces he utilizado o escuchado la metáfora “el camino de la vida”. Es casi parte natural del lenguaje cotidiano y refiere al proceso que hemos transitado hasta el momento actual o hacia el futuro.

Cuando nos paramos en el ahora y miramos atrás vemos el camino por el cual anduvimos, notamos las piedras, las flores, el material con el que está hecho, los baches, los pozos, las partecitas emparchadas, los puentes, lo atajos. Con todo eso no podemos hacer más que volver a visitarlo cada tanto para refrescar la memoria.



Pero sí tenemos un gran poder, una tremenda oportunidad, tenemos todo un camino completo a futuro para construir. Aunque hay quienes piensan que ese camino ya está marcado, que nuestro destino es uno y está esperando.


¿El camino lo hacemos o ya está hecho?


Para responder está gran interrogante voy a citar al gran Joan Manuel Serrat que cantó:


Caminante, no hay camino se hace camino al andar.

Creo firmemente que el camino lo hacemos en cada paso, con cada decisión que tomamos, incluso cuando decidimos no hacer nada, estamos formando nuestro camino. Me gusta diferenciar dos tipos de caminos, el camino mental y el camino físico.


El camino mental es el que imaginamos. Fijamos una meta, real, un sueño que deseamos cumplir y nos imaginamos caminando hasta él, lo más importante es ese sueño cumplido, nos vemos en la gloria, es como estar levantando la copa del mundo y sentir millones aplausos. Todo explota a nuestro alrededor, lo logramos, lo tenemos todo. El camino es limpio, fácil de recorrer, largo, corto, de piedra, de arena, no importa porque podemos elegir lo que más nos guste. Dedicamos años a crear ese camino perfecto que nos va a llevar exactamente a donde queremos estar.



Por otra parte, está el camino físico. Este se basa en lo que realmente hacemos, en las estrategias que usamos para lograr esa meta. Y lamentablemente muchas veces, la gran mayoría de las veces, no nos lleva a donde soñamos. En este camino no solo hay piedras, existen muro que parecen impenetrables, atajos tentadores que resultan en callejones vacíos, obstáculos muy difíciles de sortear. Todo eso provoca que nos alejemos de la meta, que intentemos desesperadamente crear otros un poco más suaves, más sencillos.


Así vamos, peleando constantemente contra la frustración de tener un camino mental, abrir los ojos y ver que el físico es totalmente diferente. Por eso volvemos nuestros pasos, tratando de encontrar el error en el pasado, porque la culpa siempre la tiene nuestro pasado. Creemos que hay que repararlo y de esa forma perdemos tiempo valioso que nos distrae de lo importante. O por el contrario, por no detenernos a pensar qué estamos haciendo mal empezamos a correr a ciegas hacia adelante pensando que no le futuro está la solución.


Para todo hay que encontrar el equilibrio, volver el pasado para aprender, mirar al futuro para proyectar, y vivir el presente teniendo en cuenta ambos.

"Al andar se hace camino, y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar"

Tenemos que elegir muy bien y con mucho cuidado qué materiales estamos eligiendo para construir nuestro camino hoy, parar y ver si nos está llevando a donde queremos estar. Y entender que el camino fácil y los atajos parecen bonitos al principio, pero después terminamos en un laberinto donde perdemos todo, donde nos perdemos a nosotros mismos. Créanme, sé de lo que hablo.



La vida nos va a poner a prueba constantemente para medir si merecemos realmente todo aquello que soñamos, no nos va a regalar nada. El destino nos forja y nos pone en medio de campos de batallas brutales, para darnos la oportunidad de elegir pelear o retirarnos.


Solo los más valientes merecen cantar victoria.


Te invito a que reflexiones un momento sobre tu camino mental y tu camino físico. Que imagines cómo es tu camino mental, hacia donde te lleva, qué tenés que hacer para lograrlo y después te detengas a mirar sinceramente cuál es tu camino físico, cuál es el material sobre el que estás parado o parada.


¿Son el mismo camino o deberías cambiar de dirección?


Espero tus comentarios!


Nos vemos en la cima!

62 views2 comments
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados