Cómo desarrollar la fuerza de voluntad

Updated: Jan 31

Dicen que la fuerza de voluntad es como un músculo que debe ejercitarse de forma progresiva y constante. La comparación me parece muy acertada, además, porque el músculo no se trabaja intensamente de golpe, esto solo hace que se fatigue. Pero sí es necesaria la constancia para que poco a poco se fortalezca.



Desarrollar la fuerza de voluntad es esencial para aprender a sortear obstáculos y poder cumplir con objetivos personales. Iniciando el año, nos viene muy bien ejercitar la musculatura de la fuerza de voluntad. Aunque, siempre teniendo en cuenta que no debemos excedernos en el intento, para no crear el efecto contrario.


Pero, ¿cómo desarrollar la fuerza de voluntad? Especialmente, si la nuestra es débil y no nos sentimos orgullosos de ella. Primero, debemos comprender cómo funciona y, luego, aplicar estrategias para desarrollarla.


Factores que influyen en la fuerza de voluntad


1- La motivación


La motivación se define, básicamente, como aquello que nos mueve. Es decir, esa razón por la que nos despertamos, salimos de la cama y actuamos, pero con entusiasmo, no en piloto automático. La motivación se busca en aquello que nos encanta hacer.


Si queremos que nuestra fuerza de voluntad aumente, lo mejor que podemos hacer es crear metas deseables, de corazón. Que por más que se nos atraviesen obstáculos, nuestro ímpetu por lograrla sea tan grande, que no podamos desistir.


Busca motivos que te alegren el alma y deja a un lado aquello que te preocupa, mortifica o te hace sufrir. Eso de la "letra con sangre entra" ya no se lo cree nadie.


2- Creencias


Si tu idea de la vida es que todo es muy difícil, que nada bueno dura o que el éxito es inalcanzable para ti, créeme que será complicado que tengas una buena fuerza de voluntad. Las creencias, como ya hemos visto infinidad de veces, tienen un gran poder sobre nuestras acciones.


Si quieres desarrollar tu fuerza de voluntad, tu sistema de creencia debe estar a favor del éxito, la transformación, la evolución, y hasta del fracaso. Este último puede ser una condena o una oportunidad. Creer que es una condena te invita a que te resignes a que no puedes lograr nada. Verlo como oportunidad, lo cambia todo, pues te permites aprender.


Revisa tus creencias y prepárate para el éxito. Verás cómo así es mucho más fácil tener la fuerza de voluntad por tiempo más prolongado.


3- Autoestima


La autoestima es lo que te va a hacer sentir capaz, con seguridad y confianza de lograr tus objetivos. Una buena autoestima fortalece el carácter, te aleja de los conflictos y te da mucho más bienestar. Te hará ver las cosas desde una perspectiva más favorecedora, evitará que caigas en el victimismo o la depresión. Ambos son enemigos mortales de la fuerza de voluntad.


4- Aceptación de la frustración


En la vida siempre habrá situaciones con las que nos sentiremos frustrados, porque no siempre se logra todo en el tiempo que queremos. La vida es sabia y, en ocasiones, te pone frente a retos que no superarás a la primera, para que te hagas más fuerte y desarrolles algunas habilidades requeridas.


Acepta la frustración como parte del proceso, aprende a gestionarla y avanzarás mucho más rápido hacia lo que quieres.


Bien, una vez especificados los aliados de la fuerza de voluntad y cómo la afectan directamente, veamos cuáles son sus enemigos.





Enemigos de la fuerza de voluntad


Si deseas desarrollar tu fuerza de voluntad, entonces, tendrás que evitar ciertas conductas que solo te atrapan dentro de una red de cosas vacías. Evítalos a toda costa y verás resultados sorprendentes en poco tiempo. Pero, veamos de qué enemigos hay que cuidarse:


1- La queja

2- La crítica

3- El victimismo

4- La depresión

5- La ansiedad

6- El pesimismo

7- La comparación

8- Las excusas


Cada uno de ellos va matando (a veces no tan lentamente) nuestra fuerza de voluntad, hasta tal punto de darnos por vencidos y vivir la vida como si nada valiera la pena. Es necesario que más personas cada día, busquen y encuentren motivos para vivir a plenitud.


Estrategias para desarrollar la fuerza de voluntad


Hemos llegado al punto clave y por el que seguramente estás aquí. Entonces, cómo hacer que mi fuerza de voluntad no caiga por el suelo, veamos a continuación algunas estrategias:


1- Afronta un pequeño reto diario


Aquí la palabra "pequeño" es la clave. Esto quiere decir una pequeña meta alcanzable para ti, no importa en qué nivel esté tu fuerza de voluntad. Digamos que te falta voluntad para escribir ese libro que tanto deseas. Cada vez que piensas en el libro acabado te parece que está demasiado lejos. Si esto es así, no puedes plantearte escribir un capítulo hoy mismo. Eso sería mentirte. Pero sí que puedes proponerte escribir una página, media página, un párrafo o, incluso, una línea.


Puedes medir la dificultad y quedarte con el pequeño reto que sea fácil. Una vez dominado el ritmo de la línea diaria, puedes aumentar a dos, luego a tres y así hasta completar el párrafo, la página y el capítulo, sucesivamente. Cuando menos te imagines ese libro será una realidad que estarás enviando a editar.


2- Toma pequeñas decisiones


No grandes decisiones, me refiero a que ejercites tu capacidad de decidir pequeñas cosas y seas testigo de lo que sucede. Si te equivocas, no habrá gran afectación y aprenderás a manejarlo poco a poco. Si aciertas, tendrás motivación y podrás premiarte por ello. Esta estrategia es genial si le agarras el ritmo.


Pronto te arriesgarás por decisiones más importantes y aceptarás los aprendizajes que se deriven. Esto fortalece tu voluntad, tu autoestima y un montón de aspectos personales.




3- Elige una actividad beneficiosa


Cuando haces algo que te produce bienestar y pronto puedes ver los beneficios palpables, eso te ayudará mucho a desarrollar tu fuerza de voluntad. La idea es también mantenerte motivado, así que comienza con una actividad que te proporcione bienestar en un corto período de tiempo.


Por ejemplo, los beneficios de una caminata, una relajación, una meditación o consumir un alimento muy saludable, te harán sentir bien muy rápido, incluso, al instante. Esto hará que te atrevas a ir poco a poco en busca de actividades más retadoras con beneficios a más largo plazo. Créeme, de ninguno te arrepentirás si lo haces progresivamente, sin presión.


4- Cambia de rutinas


Hacer siempre lo mismo, hace que en ocasiones caigamos en piloto automático. Nos quedamos muy "cómodos" en un mismo lugar y nos perdemos de un montón de experiencias nuevas. Inventa pequeños cambios a diario, como cepillarte los dientes con la mano contraria, probar un nuevo alimento o tomar una ruta diferente al trabajo.


Parecen cambios tontos e inocentes, pero tiene un poderoso efecto sobre tu mente. Eso te hará sentir una persona más arriesgada, capaz de lograr muchos retos en la vida.


Espero esta guía para desarrollar la fuerza de voluntad te sea útil y, sobre todo, la pongas en práctica para recibir hoy mismo los beneficios. ¿Qué le agregarías? ¡Atrévete a darle tu toque personal!





55 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados