ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados

¿Cómo atravesar la transición de empleado a emprendedor sin morir en el intento?


Siempre estamos escuchando que lo mejor es ser tu propio jefe, es uno de los mensajes centrales de la plataforma Se el Jefe que alberga ya cientos de miles de miembros. Pero, ¿Cómo se logra eso? ¿Cómo atravesar la transición de empleado a emprendedor sin morir en el intento?



Debo confesar que yo aún no me considero emprendedora, pues no tengo aún materializado mi propio negocio. Pero pasé por la transición de empleada a autoempleados y, en estos momentos, de autoempleada a emprendedora.


En la primera transición hice todo, no de manera impulsiva porque estuve muchos años pensándolo, pero sí de forma irresponsable. No planifique esa transición y le dejé a mis padres la carga de mantenerme mientras obtenía otra fuente de ingresos. Un error grave, considerando que ya tenía más de 30 años.


Todos debemos pasar por una transición antes de lanzarnos al agua de los negocios. Y esa transición debe tener ciertos elementos para que sea exitosa. Veamos que pasos seguir.


Lee también: "5 películas que todo emprendedor debe ver".


Autoconocimiento


Cuando sientas necesidad de dejar tu trabajo lo primero que debes tener claro es quién eres. Parece mentira, pero nos desconectamos tango de nuestros deseos genuinos que llegamos a desconocernos.


La mayoría de nosotros actuamos por inercia, bajo directrices familiares y sociales. Dejamos atrás esos sueños infantiles y de pubertad que encendían nuestro corazón. Por eso ni siquiera sabemos cuáles son nuestros dones ni para que somos realmente buenos. Son afortunados los que hoy en día tienen siquiera un hobbie, porque eso por lo menos les da luces en el camino.


Así que primero conócete, haz indagación de ti mismo y detecta cuando te perdiste en el camino. Retoma tus pasiones o descúbrelas, apúntate a cursos, eventos y experiencias que te ayuden en esta labor. También es bueno buscar apoyo terapéutico o de coaching.



Ideas


Cuando entras en el camino del autoconocimiento tu mente se activa y comienzas a tener un montón de ideas. Te sientes motivado porque ahora tienes un propósito y en cualquier momento saldrás de tu vida de autómata.


Pero, no todo lo que brilla es oro. Tus ideas pueden ser geniales… para ti, para nadie más. Tendrás que contrastar tus ideas con las oportunidades de negocios en el mercado. Estudiar el mercado en el que te quieres desarrollar es muy importante.


En la transición este paso no debes saltarlo y deberás tomarte el tiempo necesario para tomar decisiones correctas. Además, nadie dijo que las transiciones eran cosa de días, todo lo contrario, por lo general, duran algunos años. Estudia que le gusta a la gente, cuáles son las tendencias en el sector, cuáles son los patrones de consumo, etc. Toda información aquí es relevante.


Organización


Si para algo sirve una transición es para planificar y organizar todos los elementos necesarios para avanzar. Básicamente, se organiza el tiempo, las tareas y las finanzas. Los tres son de igual importancia y deberás abordarlos con paciencia y racionalidad.


En el período de transición deberás compartir tu jornada diaria entre el trabajo de 8 horas y tu proyecto de emprendimiento. En principio, debe ser duro y complicado, pero con organización se hace más fácil. La distribución de tareas, por lo tanto, deberá ser equitativa entre las del trabajo, las del hogar y el proyecto.


En cuanto a las finanzas, debes empezar por saber dónde estás parado y sinceramente en cuanto al manejo de tu dinero. Si no lo estás distribuyendo bien, pues es necesario que cambies tu forma de tratarlo. El dinero es tu gran aliado, necesitarás capital. Así que toma el tiempo de la transición para hacer capital para tu futuro negocio.


Busca ayuda profesional si es necesario y siempre tienes la opción de un crédito bancario si la inversión es grande. Si escoges esta opción, deberás también hacer un plan muy bien meditado para que pagues ese crédito sin problemas.


Formación


Mientras tanto tendrás que invertir en educación. Y no me refiero a la formal, sino a mentoria, cursos, talleres, seminarios y todo lo que te sirva para aprender de tu nuevo negocio. La educación nunca sobra y la transición deberá estar enmarcada en ella.



Por mucho tiempo, nos hicieron creer que educarse era pasar por la escuela y la universidad, pero ya somos lo suficientemente adultos y conscientes del siglo en el que vivimos. Ya la educación tradicional no cumple con las exigencias del mundo actual. Es algo que ya mi generación comenzó a comprender, y ni se diga las generaciones más nuevas.


Te recomiendo invertir en formación en: negocios, marketing, redes sociales, finanzas y liderazgo.


Ya sé que esta transición no suena tan divertida, pero lo puede ser si lo haces con entusiasmo y pasión por lo que te gusta. Además, todo esto no solo le hará bien a tu futuro negocio, sino que quizás aportarás mejores cosas a tu trabajo actual. Crecerás como persona y podrás nutrir de lo nuevo a tu círculo más cercano. Ten paciencia que con calma se llega más lejos.


Y no hagas como yo, que esperé el momento de no aguantar más para dejarlo todo y largarme, sin pensar mucho en las consecuencias. Créeme que las frustraciones no se hicieron esperar.


¿Cómo quieres vivir tú esta transición? ¿Ya la estás atravesando? ¿Cómo la llevas?

50 views