¿Cómo Aprende Nuestro Cerebro?

¿Por qué es importante saber cómo aprende nuestro cerebro? Conocer los mecanismos a través de los cuales nuestro potente cerebro aprende algo nuevo, nos da un increíble poder para transformar nuestras vidas.



¿Te has dado cuenta que el prefijo “neuro” está de moda? No es casualidad, la ciencia está cada vez más interesada en ver cómo funciona el proceso de aprendizaje a nivel cerebral. Las neurociencias se encargan de esto, el neuromarketing, nerolingüística y la neurodidáctica básicamente tienen en esto su razón de ser.


¿Por qué hablar de cómo aprende nuestro cerebro? Porque allí está la clave para crear nuevos patrones de comportamiento que nos ayuden a transformarnos en la persona que deseamos. Mucho se habla de adaptación al cambio y de la transformación personal como mecanismo para tener éxito. El problema es que si no comprendemos cómo llegar a eso, todos nuestros intentos serán en vano.


Si estás en Sé el Jefe e intentas aprender las estrategias de marketing digital que Héctor pone a tu disposición, lo mejor será que conozcas cómo aprende tu cerebro y el de tus potenciales socios, clientes y/o referidos. Todas las estrategias de marketing giran en torno a estos principios de aprendizaje.


El cerebro aprende experimentando


Ya en el año 1969, Edgar Dale había planteado de manera gráfica cómo funciona el mecanismo de aprendizaje de nuestro cerebro. Parece que desde entonces los sistemas educativos han hecho oído sordo a esta importante información. Veamos de qué se trata la pirámide de aprendizaje:


Adaptación de la pirámide de aprendizaje Edgar Dale

Como pudiste ver en el gráfico “escuchar” solo te dará un 5% de retención de la información. La olvidarás tan rápido como la recibiste. Quiere decir que el modelo de clase más típico en las aulas escolares es un fracaso total y absoluto. Escuchar hablar a un profesor por horas no representa para ti más que aburrimiento.


Por otra parte, numerosos estudios han demostrado que solo aquello que ocasiona un impacto emocional se puede enraizar en tu memoria para siempre, a menos que vivas una experiencia de más alto impacto que reemplace la anterior. Es decir, aprendizaje sin emoción es casi imposible. Solo se aprende experimentado o viviendo situaciones. ¿No será por eso que dicen que la práctica hace al maestro?


¿Qué mejor forma de involucrar la emoción que cuando en la acción? De manera que, si vas a usar el lenguaje hablado o escrito para transmitir una información, el contenido tiene que tener gran impacto emocional en quien escucha o lee, de lo contrario será fácil que su cerebro deseche la información.


El fracaso del sistema educativo


El fracaso del sistema educativo predominante aún en la actualidad, es precisamente esto. Las metodologías y estrategias pedagógicas no están realmente basadas en la experimentación. Y los apoyos audiovisuales son aún muy pobres. Las clases magistrales, basadas en la posición activa del profesor y la posición pasiva del alumno, sigue dominando.


Te puede interesar también : "Descubre la verdad: Lo que realmente deberías estudiar".


Las escuelas no son lugares donde se vive la vida, ni siquiera donde se simula la vida. Son lugares fríos donde más bien solo se habla de ella como algo muy distante y abstracto. Cuando en realidad, el alumno fuera del aula está viviendo un montón de experiencias que lo impactan cada día, tanto de forma negativa como positiva. ¿Por qué no meterse la escuela en esas experiencias? ¿Por qué el sistema queda como simple espectador?



La razón es muy simple, cuando lo único que no avanza en materia científica, tecnológica y humana es la escuela, es porque hay intereses de poder ocultos. Solo puede ser una forma de seguir dominando bajo paradigmas tradicionales donde se condiciona la conducta hasta tal punto de egresar zombies y no personas capaces de liderar su vida.


A pesar de ello, el poder sigue estando en ti, aunque no lo creas. No dejes tu vida en manos de los sistemas, aprópiate de ella. Sé el gerente y líder de tu cerebro y tu proceso de aprendizaje.


La transformación personal


Noy hay aprendizaje sin transformación. Es decir, el primero lleva a la segunda, así de sencillo. Si queremos transformarnos debemos poner a nuestro cerebro en modo aprendizaje y ya sabemos la forma más efectiva de aprender: haciendo, experimentando, creando impacto emocional y luego enseñando a otros. Y enseñarlos a través de los pasos anteriores.


La mejor forma de aprender es permitiendo la experiencia. Entonces, la mejor forma de enseñar es crear las condiciones favorables para que esa experiencia se desarrolle. En el proceso, habrá caídas, mucho ensayo y error, pero finalmente habrá valido la pena.



Además, no existe aprendizaje obligado, pues lo que se hace obligado crea resistencia y, por lo tanto, bloqueo para aprender. Cada quien debe incluirse en la experiencia de aprendizaje que más le motive. Debería ser elección del aprendiz y , en todo caso, si se equivoca en su selección deben estar las demás opciones siempre disponibles para que este las pueda tomar.


De manera que lo primero que debemos tomar en cuenta a la hora de iniciar cambios es nuestra motivación, si realmente queremos aprender eso nuevo. Posteriormente, entrar en la experiencia, pasar el proceso, vivir el impacto emocional y, finalmente, recoger los frutos de la transformación para replicar lo aprendido. Es imposible que pasando por esas etapas nos olvidemos de lo experimentado.


Enumeremos:


1- Revisar nuestras motivaciones: hacia dónde deseo dirigirme, qué quiero cambiar, ¿cómo seré cuando culmine el proceso?


2- Seleccionar la experiencia de aprendizaje: apuntarme a talleres, seminarios, cursos, certificaciones, terapias, mentorías, etc. Todas con un elemento en común, la experimentación. Si la actividad no involucra la práctica consciente de lo que deseo aprender, es mejor descartarla.


3- Experimentar: atravesar el proceso de aprendizaje, con impacto emocional.


4- Enseñar a otros: transmitir la información llevando a otros aprendices por las mismas etapas que yo atravesé.


¿Qué te parece esta forma de aprender? Tu cerebro es una máquina perfecta, lo mejor que puedes hacer es sacarle provecho poniéndolo a trabajar de las formas en las que él se vea impulsado a generar nuevos patrones, nuevas conexiones.

ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados