Automotivación en 10 pasos

Soy de las que pienso que la motivación externa no existe. Simplemente, porque nada de lo que ocurra afuera puede hacerte cambiar. Lo que te hace cambiar es el impacto emocional interno provocado por el acontecimiento. Por lo tanto, aquello que te hace mover de un lugar a otro es un motivo y ese motivo es personal. Hoy voy a contarte los 10 pasos para automotivarte y lograr aquellas cosas que deseas, pero que quizás no tienes energía para materializar.


¿cómo automitivarse?

Si quieres motivación es porque estás en un estado de pasividad, de energía baja y tedio. Superficialmente, te has conformado con lo que tienes, pero en el fondo sientes que mereces una vida mejor. Existen formas de levantar el ánimo sin tener que recurrir a terceros, a los dulces, las drogas o los deportes extremos. Eso solo te dará un subidón y luego el bajón puede ser fatal.


Cuando bajón de energía es muy fuerte, lo mejor es encender la llama lentamente. Ir trabajando la voluntad poco a poco, tener logros pequeños hasta llegar al punto del chispazo. Si intentas meterte de frente y a toda velocidad en la motivación, puedes causar el efecto contrario y solo sentir frustración.


Te puede interesar también: "Pensamientos motivacionales para la mañana".


Por esta razón de he traído el paso a paso para lograr una motivación sana y coherente con tus deseos y así se haga un hábito permanente y no un rush que de un momento a otro se va.


Paso 1. Encuentra tus motivos


Lo primero que debes hacer en buscar dentro de ti todo aquello que anhelas de verdad. Es prioridad en este paso que, por un momento dejes de escuchar la voz que te dice que no puedes lograrlo. Un truco para acallarla es decirte que en este momento no te encargarás del cómo vas a lograr lo que deseas, solo te vas a concentrar en tus motivos. Si consigues la meta o no es lo de menos, por ahora.


Haz tu lista de motivo y dale el primer lugar al SER. Primero determina quién deseas ser y en qué estado quieres permanecer (ser feliz, estar en paz, ser más amoroso, estar en armonía, ser más carismático). Luego, entra en el terreno del TENER, todas aquellas posesiones que harán de tu vida una de mejor calidad (un auto, una casa, tecnología, ropa de calidad, dinero, pareja). Y, por último, piensa en el HACER, todo aquello que te gustaría llevar a cabo (viajar, hacer ejercicio, meditar, certificarte, hacer voluntariado, emprender).


Los motivos son el punto de partida y los que te harán ponerte en sintonía con eso que tu corazón anhela.


Paso 2. Administra tu energía


Cuando estamos desmotivados nuestra energía desciende. Afortunadamente, hay formas saludables de elevar los niveles de energía que benefician al cuerpo y a la mente.


formas de motivarse

Incluye por las mañanas alimentos energéticos como las frutas y los vegetales, los jugos verdes son muy buenos y combinan ambos grupos alimenticios. También incluye grasas buenas, como la del aguacate, las nueces y el aceite de oliva. Haz ejercicios, preferiblemente en las mañanas y meditación. No lo hagas todo de golpe, menos aún si no tienes estos hábitos. Incorpóralos poco a poco a tu rutina.


La alimentación, el ejercicio físico y prácticas como la meditación, la respiración consciente y el yoga te darán un subidón de energía permanente, muy distinto al de los dulces, la cafeína o el alcohol, cuyos efectos son momentáneos y dañan tu salud.


Paso 3. Regi