¡Ahora sí se acabará el mundo! ¿Estás preparado para el fin?

Sí, estamos viviendo tiempos raros, de incertidumbre y bastante complejidad. Ya teníamos muchos problemas con los cuales lidiar y ahora, una pandemia azota al planeta, amenaza la vida de cientos de miles y parece estar enterrando la economía. Teorías van y vienen acerca del origen real del problema y ya cualquier cosa adicional que ocurre nos parece el apocalipsis. Sí, ya estamos cansados de ver memes al respecto.



Pero, todo tiene su final, nada dura para siempre (como dice la canción). El COVID-19 se dejará de expandir, nosotros en algún punto nos inmunizaremos o no, pero lo cierto es que no habrá pandemia eternamente. Muchos morirán, es cierto, otros quedarán con secuelas y la mayoría tendrá un montón de anécdotas buenas y malas que contar. Vendrán otras enfermedades, seguramente, pero todo esto nos preparó y nos enseñó una lección inolvidable.


Lee también: "El día que el señor 'plan' y la señora 'fluir' se conocieron".


Aprender y seguir adelante


¿Por qué hacer de todo un problema mayor? Situaciones difíciles siempre habrán, de eso no hay escasez. Sin embargo, nuestra actitud frente a lo que ocurre es la clave. ¿Para qué vivir atemorizados e infundiendo miedos a otros? No tiene ningún sentido y no ayuda en nada a resolver la situación. ¿De qué lado estás? ¿De quienes ven las cosas como son, sin ponerle más drama o eres profeta del desastre?


Yo veo mucha gente que no se ha detenido. Veo personas que perdieron sus empleos y siguen buscando, sin perder la fe. Veo personas reinventándose, otras encontrándose consigo mismas. Veo una economía que muere y otra que florece. Veo oportunidades de negocio. Veo gente que no se da por vencida, veo instituciones esforzándose por conseguir una vacuna. De ese lado decidí ponerme yo. Del lado de quienes aprenden lecciones y siguen adelante.


El principio del fin


Los profetas del desastre parecen estar declarando el principio del fin. ¿Se va a acabar el mundo? El mundo como lo conocemos puede que se acabe, pero ¿no declaramos todo el tiempo que el cambio es bueno y que hay que prepararse para recibirlo? Bueno, aquí está, estamos en momentos de cambios fuertes y también de presenciar de qué rayos estamos hechos.


Porque la verdad es que esta situación podrías tomarla como aquello que te faltaba para dar pasos definitivos hacia el éxito, no para demostrar una vez más que eres víctima de las circunstancias. Confieso que cuando comenzó la pandemia y la cuarentena, pensé que mis planes se tendrían que posponer por largo rato y, por supuesto, que me quedaría sin ingresos. No ocurrió así. De repente, me vi tomando riesgos. Con algunos planes continué y me está yendo de maravilla.


Comprendí que mi fortaleza es superior a mis miedos y mi trabajo cambió un poco en la modalidad, pero no me quedé en la calle. He contactado con personas que tenía tiempísimo sin ver, he compartido a distancia con los que más amo y he experimentado el amor como nunca pensé. Entonces, sí, es el principio del fin. El fin de una era donde no sabíamos de todo nuestro potencial, el fin de vivir atados al pasado para comenzar a caminar hacia delante, sabiendo que nada está garantizado, pero que aún así vale la pena la vida.



¿Un enemigo o una oportunidad?


¿El COVID-19 es nuestro enemigo? Me gusta mucho el presidente Trump, soy su seguidora, pero en esto no le doy la razón. Absolutamente no, este coronavirus ha sido la oportunidad de sacudirnos las telas de araña y movernos, de ser más cuidadosos y de experimentar la incertidumbre en todo su esplendor, pero también saber lidiar con ella. Ha sido una oportunidad de valorar lo que somos y lo que tenemos, de pensarlo dos veces antes de hablar mal del trabajo o de lo “poco” que tenemos.


Cuando nos reencontremos en un abrazo (porque eso sí volverá a ocurrir, los encuentros virtuales no sustituirán los presenciales) lo apreciaremos como jamás lo hicimos. ¿Creías que no tenías nada que agradecerle a esta pandemia? Te equivocaste, aquí estás: vivo y mucho más sabio. No dejes tus sueños para después, sé valiente y no uses el virus de excusa para seguir posponiéndolos infinitamente.


Quizás haya cosas que no vuelvan a la antigua normalidad, pero eso no quiere decir que no vayan a venir otras mejores, más cónsonas con nuestros tiempos, más parecidas a lo que ahora somos. De esto se trata la evolución. Estamos cambiando de era y debemos sentirnos afortunados de presenciar la transición en primera fila. Seremos historia para muchas generaciones que nos verán con asombro, que pensarán en nuestra valentía por haber superado tantos retos difíciles.


¿Vas a seguir augurando el mal? ¿O vas a formar parte del colectivo que superará esta prueba, saliendo fortalecido, con ideas nuevas? Es momento de escoger. Deseo de todo corazón que te vayas por la segunda opción y sigas trabajando duro para llegar a la cima.


ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados