Acción masiva: Lo que los realistas no quieren que sepas

Updated: Oct 18, 2018

¿Cómo son tus metas, pequeñas o grandes? ¿Te llamas a ti mismo realista? ¿Has escuchado hablar de la acción masiva? Es un término que puso de moda el estadounidense y experto en negocios Grant Cardone con su famosa Regla 10X. Este autor convirtió su libro “The 10X Rule” en un best seller mundial, básicamente vendiendo su idea de éxito, que no es más que siempre aspirar a lo máximo.


Aplicar la acción masiva es simplemente dar más de lo que piensas que puedes dar, incluso si crees que es imposible. Particularmente, me encanta la idea de llevar a cabo acción masiva en todo lo que emprendo. Vivimos en un mundo en el que creemos que dando el mínimo esfuerzo posible obtenemos mayores ganancias. Pero eso es totalmente falso. ¿Sabes lo que obtienes cuando das un 60% en lo que haces? Obtendrás eso mismo o incluso menos.


La regla 10X consiste en multiplicar por 10 tus ideas, objetivos, sueños y acciones. Que en cada paso que des pienses siempre en cómo puedes dar más, agregar más valor, hacer más óptimo el funcionamiento de algo. Es vivir obsesionado por hacer de la vida algo extraordinario en cada detalle y también cada proyecto grande.


Por eso cuando alguien dice que esperará ser millonario para aprender a manejar sus finanzas, es alguien destinado a fracasar. Quien es mediocre en lo poco, es mediocre en lo mucho, diría Sergio Fernández, el conferencista y experto en finanzas español. Entonces, practicar la acción masiva es plantearse metas grandes, lo más grande que tu imaginación te lo permita e ir dando pasos firmes para lograrlas.


La mejor manera de crear acción masiva en tus negocios y en tu vida personal es aplicar dos sencillos preceptos que a continuación te voy a explicar:


Plantéate objetivos irreales




Ser realista es considerado por muchos como una cualidad. Si eres realista, sufres menos. Si eres realista, no te haces grandes expectativas de nada y tendrás menos decepciones. Si eres realista, estarás a salvo, viviendo una vida predecible. La idea de ser realista es de todo ¡menos emocionante! Cuando te planteas objetivos realistas no estás poniendo realmente a prueba todo tu potencial.


Los “realistas” no se arriesgan para nada y sus días son todos más o menos iguales. Se plantean un objetivo “realista” y se quedan aliviados de haberlo podido lograr, ¿pero después qué? Después nada, se dan cuenta que no hay sorpresas, no ocurre nada extraordinario. ¿Tú quieres pasar los mejores años de tu vida siendo realista?


¿Te imaginas si Walt Disney hubiera sido realista? Si hubiera escuchado a todos los que le dijeron que estaba fuera de sus cabales, ¿crees que Disney sería el imperio que es hoy? A mí me gustaría conocer a la primera persona realista con un éxito abrumador. No existe, y no existe porque se quedó corta en sus sueños y acciones.


El primer paso hacia el éxito total es plantearte objetivos irreales. ¿Quieres ganar $2000 mensuales? Multiplica esa cifra por 10. Sí, proponte ganar $20000 y mantenlo como norte. Tus esfuerzos apuntarán a ganar esos $20000, llevarás a cabo tus acciones diarias en función de esa cifra. ¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿Qué consigas ganar solo $5000, $8000, $10000? Cualquiera de estas cifras es mejor que los $2000 que te planteaste al principio.


Lo que quiere decir la acción masiva es que tus esfuerzos apuntarán tan lejos como te lo permitas. No es lo mismo crear un plan para ganar $2000 que para ganar $20000, en el primer caso tus esfuerzos serán mucho menores. Por lo tanto, tus resultados pueden derivar incluso en menos de $2000, es lo más probable.


Apoyarse en sistemas de acción masiva



Si algo he descubierto desde que estoy investigando sobre negocios y casos de empresarios exitosos, es que todos han creado sistemas para generar riquezas. En principio, cualquier camino que emprendas va a requerir el máximo esfuerzo de tu parte, pero llegará un punto en que podrás crear un sistema que dé resultados efectivos y tú puedas retirarte a dar lo máximo de ti en otra área o proyecto.


Por ejemplo, digamos que iniciando tu negocio necesitas promocionarlo, pero no tienes dinero para invertir en publicidad, entonces deberás dar lo máximo de ti para diseñar una campaña “a pie” y difundirla tú mismo a través de las redes sociales y el correo electrónico. Estas acciones no puedas hacerlas de forma mediocre, tendrás que dedicar muchas horas de tu tiempo para llegar al máximo de personas. De eso se trata la acción masiva cuando quieres lograr un gran objetivo.


En algún momento, de hacerlo todo el tiempo, obtendrás clientes que serán tus activos. Con esas ganancias, entonces puedes contratar a otras personas para que hagan el trabajo por ti. También puedes pagar herramientas automatizadas de envío de correos.


Al seguir engordando tu clientela, podrás además pagar publicidad y tener un alcance mucho mayor. En esta última fase, te has apoyado en sistemas que han facilitado el trabajo y tú puedes emplear tu tiempo en crear más sistemas.


Lo ideal es que llegue el momento en que tú no seas indispensable para que tus negocios echen a andar cada día, teniendo cada vez más ganancias y la libertad de distribuir tu tiempo como mejor lo consideres. Pero esto solo sucederá luego de que apliques la acción masiva.


Por último, quiero hacer mención de la palabra “ambición”. Desde mi perspectiva está muy infravalorada. Se la suele asociar con conductas negativas y si nos detenemos un poco a analizarla nos daremos cuenta de todo lo contrario. ¿Por qué se asume la ambición como un antivalor? Porque desear en grande está prohibido por la mayoría. Porque la mayor parte de la población mundial es “realista” y permite el auto saboteo para no tener que lidiar con su propia grandeza.


Voy a dejar la definición que nos brinda el Diccionario de la Real Academia Española y ya tú mismo podrás evaluarla:


1. f. Deseo ardiente de conseguir algo, especialmente poder, riquezas, dignidades o fama.

2. f. Cosa que se desea con vehemencia.


Yo no veo nada negativo en ser ambicioso ¿y tú? Déjame tus comentarios, como siempre.

ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados