7 Trucos Sencillos Para Dominar la Escritura

Escribir es tan básico y sencillo, como difícil y complejo. Cuando pequeños se nos enseña letra por letra, primero su sonido, después su forma. Aprendemos que la combinación especifica de letras crean una palabra, las palabras las oraciones, las oraciones los textos, y así.



En mi caso es magia pura. Sin embargo, no a todo el mundo le gusta escribir o sabe cómo hacerlo, aunque sí deberían hacerlo bien, sin importar el fin. A mí, por ejemplo, me encanta manejar y lo hago muy bien, pero no me considero una corredora profesional de carreras. Para estar detrás de un volante al mando de un auto se necesita mucha responsabilidad para evitar accidentes. Con la escritura pasa algo similar, claro que nadie va a morir por tener un texto mal hecho, pero sí va a perder oportunidades de negocios, tener malos entendidos, no aprobar sus exámenes, y un gran etcétera.


Muchas personas me han consultado porque no tienen resultados en Sé el Jefe y antes de que me cuenten su estrategia la falla se identifica muy rápido: no saben escribir. Cuando les pido los textos explicativos para verlos, realmente el mensaje no se entiende. Así, la gran parte de las personas van a rechazar la propuesta.


Otro caso común y que genera mucha discordia son los textos de mensajería instantánea. A veces descifrar qué nos quieren decir es misión imposible. La comunicación falla porque no saben expresarse.


Pero esos problemas terminan hoy. No importa cuál sea tu razón para escribir voy a darte unos trucos sencillos para que los pongas en práctica. Existen muchas reglas ortográficas, pero no voy a mentir, casi no las conozco, como se me hacía muy difícil recordármelas todas me inventé con el tiempo unos trucos que me han sido muy útiles y hoy voy a compartir contigo.


Claro está que lo principal es cuidar la ortografía.


1. Leer. Sin duda, para saber escribir hay que leer. Pero no te preocupes, si sos de esas personas que odian leer podés comenzar leyendo historietas. Sin bien son puro diálogo, es una buena forma de adaptar a tu cerebro al hábito de la lectura y a reconocer cómo se escriben las palabras. Una vez que hayas leído unas cuantas, buscá el género que más te guste (si no sabes cuál, pensá en las películas que más ves) y dedícale al menos una página por día. Puedo asegurarte que al poco tiempo vas a estar devorando libros. La lectura te ayuda a visualizar cómo es la forma de un texto, cómo se usan los sinónimos.


2. Escribir. La mejor forma de aprender es haciendo, y de mejorar es fallando. Una y otra y otra vez. Romeo y Julieta también empezó como una hoja en blanco, como una idea que se hizo realidad. Lo mejor es escribir sin pensar, dejar que las palabras fluyan, que salgan como quieran, darles esa libertad de elegir su lugar. Una vez que el texto esté terminado es necesario leerlo varias veces y ahí sí hacemos los retoques en caso de ser necesarios, ordenamos mejor una idea, cambiamos palabras por sus sinónimos. Escribir tiene que ser entretenido y satisfactorio, como un juego, y para lograr que ese juego sea excelente se necesita mucha práctica.



3. No soy partidaria de los textos rebuscados solo para impresionar, ornamentar demasiado puede provocar que pequemos de arrogancia. Pensemos en el público objetivo, para saber qué palabras usar. Si esto fuera una tesis no escribiría así como lo hago, pero un post que pretende facilitar un trabajo como el de escribir, enseñar trucos sencillos, si me pusiera a meter y meter palabras complicadas solo para impresionar, el objetivo se vería desdibujado.


Un texto explicativo para Sé el Jefe por ejemplo tiene que ser sencillo, empático, cercano.


Le estás hablando a alguien igual a vos, que busca algo más pero que sin duda tiene sus

dudas y miedos, por eso vas a tener que generar confianza. Y para lograrlo es necesario, primero: no escribir como cavernícola, y segundo tener tu estilo propio, seguro y fluido.


4. Organización. Es importante que organices tus ideas, qué tengas bien claro el mensaje que pretendes transmitir y usar un tiempo lineal, es decir empezar por el principio y terminar por el final. No podemos intentar jugar a ser Gabriel García Márquez en Crónica de una muerte anunciada. Empecemos en orden. Si el texto es para Sé el Jefe, por ejemplo te recomiendo tres puntos generales: Presentación personal (decir quién sos genera confianza y cercanía), Concepto (qué es Sé el Jefe) e invitación a saber más. Con esto último generamos intriga y le damos la posibilidad a la persona de decidir si quiere o no. Sea cual sea la finalidad de tu texto, tenemos que respetar el orden cronológico, porque es muy difícil ser claros cuando vamos y venimos en el tiempo, claro que con la perfección de la técnica vas a ser capaz de viajar en el tiempo todo cuanto quieras.



5. Signos de puntuación. ¿Sabías que el significado de una frase puede cambiar radicalmente con el mal uso de los signos de puntuación? Veamos un ejemplo en una conversación sencilla:


- ¿Venís a mi casa o estás ocupada?

- No voy.

- ¿Venís a mi casa o estás ocupada?

- No, voy.


En el primer ejemplo la respuesta es negativa, no va a ir a su casa porque seguramente este ocupada; en la segundo es afirmativa, va a ir. ¿Qué cambió entre una y otra? Una simple y linda coma. Esa coma indica una pausa, un cambio de sentido. Las reglas para el uso correcto de los signos de puntuación puede ser bastante compleja, pero es sentido común. Una vez que leas el texto, donde consideras que necesitas parar, ahí va una coma. Claro, para eso también hay que saber leer en voz alta. La lectura y la escritura van de la mano, siempre. Cuando leas darle vida es lo mejor, ponerle emoción. Si no sabes cómo podes apoyarte en audiolibros.


6. Estilo personal. Cada persona tiene su estilo y con el tiempo lo va adaptando y mejorando. En mi caso uso oraciones cortas y sinónimos para darle énfasis a una idea. Siempre y cuando cuidemos la sintaxis tenemos la libertad de adoptar un estilo diverso.

7. Escribir sobre papel es igual que hacerlo en una computadora, o sea que cada cosa va en el mismo lugar. Te digo esto porque son muy comunes los siguientes errores:

- Poner un espacio y luego la coma (Hola , ¿cómo estás?

- Cambiar los signos de interrogación o exclamación (Hola, ?cómo estás? - Hola¡¡¡, ¿cómo estás?

- Evitar el signo ¿ o ¡. Esta es una influencia del inglés sobre nuestro idioma, y está bien no yo misma los uso en mi día a día, pero si pretendemos darle formalidad a un texto, no podemos olvidarlos.

- Usar mal la tilde incorrecta. Còmo no es lo mismo que cómo. Le que va en dirección contraria no es nuestra, no la usemos.


Cuidar nuestra escritura es vital para los negocios y para la comunicación diaria. Te recomiendo que practiques mucho, que leas, que enfrentes tus limitaciones. Si yo puedo escribir, cualquiera puede hacerlo. Quizás te parezca menos importante pero habemos muchas personas que rechazaríamos propuestas de negocios solo porque tiene faltas de ortografía. Ningún profesional comete esos errores.



Espero tus comentarios, ¡nos vemos en la cima!

53 views1 comment
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados