5 Venenos Letales Para el Logro de tus Metas

Lo confieso: No soy muy buena cumpliendo metas. Me cuesta llevarlas a término por una serie de razones. En este artículo te las voy a contar, sin ánimos de hacer mea culpa, solo como un ejercicio de consciencia. Existen 5 venenos letales para el cumplimiento de metas. Es decir, las matan, incluso antes de nacer.



Y creo que no soy la única que sufre este síndrome, aunque creo que ya lo voy superando. Yo diría que la mayoría de la población mundial lo padece. De hecho, las estadísticas apoyan esa afirmación que acabo de hacer. De no ser así, habría muchas más personas felices en este mundo.


Lee también “¿Qué pasará con tus metas en el 2019?”.


Las metas son importantes porque abonan el camino, y al pasar el tiempo podría nacer un muy hermoso jardín. Sí, la belleza de cumplir metas es esa, que te da la oportunidad de crear algo de lo que te sientas orgulloso. La frustración de no lograrlas tira por la borda tu motivación. Es decir, comienzas a caer en una espiral que te lleva a la inmovilización.


Cuando comprendemos eso, pero de verdad, puede comenzar una nueva historia. Una donde nos volvamos grandes hacedores. Cuando hablo de hacedores me refiero, simplemente, a personas que ejecutan acciones con propósito y eso les da felicidad.


Veamos, a continuación, cuáles son esos venenos que matan tus metas y de los cuáles tú no deberás beber:


Impaciencia


La inmediatez no te llevará a buen puerto en cuanto a tus metas. Querer resultados inmediatos además demuestra tu escasa inteligencia emocional. A veces, nos planteamos cambiar un hábito y cuando vemos que al tercer día, nuestro cuerpo sigue pidiendo el hábito antiguo, entonces tiramos la toalla.


También cuando queremos cosas como conseguir un trabajo soñado, si a la segunda semana no hemos obtenido una entrevista, entonces creemos que no vale la pena seguir buscando y nos conformamos con lo que caiga.


La paciencia es necesaria. Roma no se construyó en un día, ningún imperio es fast delivery. Se requiere un poco de control de las emociones para no caer en desesperanza.


Apego al resultado


Apegarnos al resultado solo nos hace sufrir. El estrés y la ansiedad por tener X resultado puede ser muy agotador. Porque pocas personas lo dicen, pero disfrutar del proceso es importantísimo. Cuando te gusta el proceso para llegar a la meta y te olvidas de lo que obtendrás al final, es más probable que el logro de la misma se acelere. ¿Paradógico no? Pero maravilloso.



La idea de ir tan fascinado con las acciones previas, tanto que cuando llega el final te sorprendas es increíble. Eso solo puede ocurrir dejando momentáneamente de prestar atención a lo que obtendrás. Claro, sé que para la mayoría el resultado es el gran premio, pero no tiene porqué ser así, al fin y al cabo vivir el presente es lo que nos da más tranquilidad.


Falta de perseverancia


Este veneno letal está muy ligado con la impaciencia. Una lleva a la falta de la otra. Pero perseverar siempre es el elemento clave. ¿Y sabes cómo lograr perseverar sin tanto sufrimiento? Desapegándote del resultado. La desesperación por obtener algo, aunque parezca contradictorio, te llevará a perderlo.


La razón es simple: para perseverar hace falta serenidad y disciplina. Es muy difícil estar sereno y ser disciplinado en un estado de ansiedad, generado por el deseo incontrolable de obtener un resultado.


No dejarlas por escrito


Sí, para ti puede parecer obvio, pero la mayoría de las personas no escriben sus metas ni sus planes. Por lo tanto, todo queda en el aire y no hay una fórmula concreta para seguir. Es necesario escribir las metas y el plan de acción para lograrlas. Quizás puedes hacerlo flexible, o hacerle modificaciones a lo largo del camino, pero nunca dejar de escribirlo.



Además, otra cosa importante es dejarlas en un lugar visible. Tu mente se predispondrá y siempre recordará cada meta al verlas todos los días. Las tendrás presentes y se grabarán en tu subconsciente. Esta es la mejor forma de que a tus metas no se las lleve el viento.


Vaciar de sentido


A veces, somos expertos en llevar a cabo acciones sin sentido. Actuamos pensando en el qué dirán, basados en opiniones ajenas o simplemente en piloto automático. No sabemos para qué hacemos las cosas, simplemente las hacemos porque sí.


Resulta que plantearte una meta carente de sentido para ti es la forma perfecta de no lograrla o de ser desdichado aunque la logres. Esto es simple y lo mejor es que te hagas preguntas importantes antes de decidir qué meta cumplir.


También te puede interesar “¿Realmente deseas lo que crees que deseas?”.


Si estás aquí en Sé el Jefe es porque deseas lograr algunas metas financieras y de crecimiento personal. Créeme que si estás atento a estos venenos letales que te impiden cumplir tus metas, te va a ir mucho mejor. Yo estoy mejorando cada día, si bien mis logros aún no son enormes, estoy trabajando en disfrutar el proceso. Porque la idea no es solo cumplir metas, sino generar felicidad en tu interior.


¿Cómo te va con tus metas del 2019? Si no vas muy bien, no es hora de lamentaciones sino de reparar el daño. Déjame tus comentarios y veremos qué podemos hacer.

41 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados