5 razones para cerrar el año agradeciendo

Gracias a la vida, que me ha dado tanto... suena a cliché, pero es la verdad. No nos detenemos a pensar en todo aquello que tiene presencia en nuestras vidas y por lo cual deberíamos estar profundamente agradecidos.



A fin de cuentas, esta vida es para disfrutarla y cada cosa o persona en nuestras vidas es motivo para celebrar. No se trata de conformarse, sino de observar más todo aquello que nos hace la vida más fácil y llevadera, pero que no le damos ningún valor por estar siempre pensando en lo que nos falta.


Realmente no nos falta nada para ser felices y quien no es feliz con lo que tiene, tampoco será feliz con lo que tendrá. Se trata de apreciar las cosas en su justa medida y mirar también hacia dentro. Quizás, la raíz de tu malestar no sea la falta de cosas, sino lo que piensas de ti mismo y toda esa negatividad con la que afrontas la vida, ¿no crees?


La verdad es que estar agradecidos con la vida nos hace tener una mejor actitud. Al tener una mejor actitud, nos sentimos mejor. Al sentirnos mejor, estamos más abiertos a seguir recibiendo lo bueno. Todo es más llevadero y fluye mejor, sin darle tanto peso a las dificultades, dejándolas de percibir como impedimentos y comenzar a verlas como una forma de aprender y crecer.


Pero, no quiero dar más vueltas, veamos cuáles son esas 5 razones para cerrar el año agradeciendo a la vida, al universo, a Dios o a quien quieras.


1- Tienes comodidades



Quizás no vives en una mansión en Beverly Hills (está bien aspirar a tenerla), pero, vamos, tienes tu casa. Duermes en una cama, te bañas con agua potable, tienes comida en la nevera y ropa en tu armario. Eso sin contar la TV, el internet y el teléfono inteligente que te espera todas las mañanas para revisarlo.


Quizás no tienes un carro en el que transportarte, pero cuentas con dinero para pagar el transporte público que te lleva a donde necesitas. Y si tienes tu carro, por muy viejo que sea, es toda una bendición.


¡Te llegan facturas a tu casa! Eso quiere decir que cuentas con servicios públicos y otros que te hacen la vida más confortable. Si no las puedes pagar, ya eso no es culpa del universo, ni de la vida, ni de Dios, solo es una señal de que debes administrarte mejor.


2- Haces vida social



Mucha o poca, cuentas con personas de tu afecto. Algunos tienen una vida social muy activa y tratan con muchas personas en el día. ¿Se han percatado de lo afortunados que son? Las relaciones interpersonales traen mucha satisfacción, no la apreciemos solamente cuando nos quedemos solos.


Otras personas tienen un círculo más limitado, pero igualmente comparten con seres queridos y eso es motivo de agradecimiento. A este mundo vinimos a compartir, cuando no compartimos nos sentimos menos abundantes.


Compartir experiencias, cosas materiales, sentimientos, opiniones, ideas o cualquier cosa con otra personas es de lo más enriquecedor, siempre y cuando lo sepas valorar. Valora a cada persona que hoy está en tu círculo social, cada una te enseña algo y te permite a ti enseñarle también. Si quieres experimentar algo en la vida, compártelo. Si quieres alegría, da alegría a los demás, si quieres amor, da amor a los demás, sin exigirlo de vuelta.


3- Trabajas



Ya sea para otros o para ti, pero trabajas y eso es motivo de agradecimiento. Valorar el trabajo es algo que muchísimas personas en el mundo no hacen, por eso son miserables donde están. ¿No es mejor que estés con la mejor actitud en tu trabajo así no sea permanente? Ya que estás ahí, agradécelo. Te aseguro que si lo haces, pronto te moverás hacia uno mejor. Pero despreciar un trabajo no es la mejor forma de conseguir el de tus sueños.


Si trabajas para ti y es lo que más soñaste, ¿por qué quejarte? Si tienes tu propio negocio y solo puedes ver lo negativo de los clientes, los empleados y los proveedores ¿qué dice eso de ti? ¿Sabes la bendición que significa llevar adelante un negocio creado por ti? Valóralo y da las gracias para que así se encamine a buen puerto.


Un trabajo te da la oportunidad de ofrecer lo mejor de ti, de brindar un servicio a otros seres humanos. No lo desperdicies, odiándolo. Además, ten en cuenta que te da el sustento, la oportunidad de generar ingresos.


4- Eres saludable



Si te sientes bien y no tienes ningún quebranto, es más que suficiente para estar agradecido. Si estás enfermo, es una oportunidad de oro para aprender lecciones de vida. Toda enfermedad es un mensaje de tu cuerpo, una alarma que te avisa que algo no anda bien y que es hora de concentrarte en tu bienestar.


Así que estés completamente sano, medianamente sano o enfermo, es motivo de dar gracias porque detrás de todo hay oportunidad de hacer algo maravilloso por ti. Si estás sano, tienes energía y toda la capacidad de llevar adelante tus metas. Si no estás sano, tienes la oportunidad de un gran crecimiento interior. Muchas personas ven su vida trasformada gracias a una dolencia.



5- Te rodea la belleza



Solo basta con enfocarse un poco en cualquier cosa que te rodee y puedes ver belleza en ello. Es un buen ejercicio, te lo recomiendo.


A veces, me asomo por el balcón de mi apartamento y me pongo a mirar el paisaje. Veo un edificio y me permito maravillarme. Somos capaces de hacer semejante construcción que alberga a cientos de personas para que puedan crear su hogar. Veo un bus pasar por la calle y me siento asombrada de lo que somos capaces de construir, en este caso, para transportar a decenas de personas de un lugar a otro, todo funciona perfecto.


Y así, puedo hacerlo con cada cosa que miro, ni se diga cuando contemplo la naturaleza, lo que siento es un profundo agradecimiento.


Al enfocarte en las maravillas que te rodean, simplemente estarás entrenando tu mente y tus sentidos a percibir lo bueno, por lo que solo eso verás. Es así de sencillo. A donde va tu atención, eso experimentarás.


Te invito a cerrar el 2019, agradeciendo. ¿Tienes la costumbre de hacerlo? ¿Cómo te sientes cuando experimentas verdadera gratitud?



19 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados