5 Mejores Excusas Para No Emprender

Nadie dijo que emprender fuera fácil. Sin embargo, no es por la razones que todos pensamos. Por lo general, el mayor obstáculo a la hora de emprender eres tú mismo. Tú mismo saboteas tu desarrollo personal. ¿Cómo? Inventando excusas, que realmente son la fachada del miedo. Sí, tienes miedo, un miedo aterrador de dejar atrás una vida cómoda y "estable", para iniciar un camino desconocido.



Pero, si dejas a un lado ese pensamiento de miedo, puedes darte cuenta que tus mejores logros han sido gracias a tu valentía de dar el salto al vacío. Cuando conociste a tu pareja no sabías cómo sería una relación con esa persona, te arriesgaste y decidiste iniciar una relación. Quizás sentiste miedo, pero eso no te detuvo. Cuando entraste a la universidad o cuando tomaste ese primer empleo que te permitió ahorrar y vivir por un tiempo, todo lo hiciste en incertidumbre, sin saber cómo diablos terminaría esa experiencia.


Lee también: "¿Cómo atravesar la etapa de empleado a emprendedor sin morir en el intento?".


¿Por qué habría de ser diferente al emprender un negocio? Lo único que necesitas es trascender tu miedo. ¿Puedes fracasa? Sí, ¿puedes pasar situaciones incómodas y hasta dolorosas? Sí. Pero, ¿hay algo que valga la pena en la vida que no nos traiga fracaso o incomodidad alguna vez? Y eso no impide que experimentemos. La vida es acerca de tomar riesgos, si no estaríamos muertos. Hasta para salir a la calle hay que ser valiente, después de todo un auto nos puede atropellar en una avenida. Quiero que comiences a ver lo absurdo que es dejar que el miedo y las excusas te paralicen.


A continuación, voy a mencionarte las 5 mejores excusas para no emprender y cómo tumbarlas en una milésima de segundo.


1- No tengo dinero


Típica excusa de quien está aterrado de emprender. El dinero se consigue a través de dos fuentes cuando no tenemos capital suficiente para arrancar en un negocio. Con un trabajo o un crédito bancario. En el caso de un trabajo, la remuneración que obtengas tiene que permitirte ahorrar, por lo que debes organizar tus finanzas para que eso ocurra. Otra opción es conseguir un trabajo extra, en internet la opción de ser Freelancer es viable. También conseguir remuneración por horas extra es una opción.


En caso de optar por un préstamo en el banco, tendrás que armar un plan para pagar ese dinero sin demora. Además, deberás hacer una investigación sobre el crédito que más te conviene, según los intereses y otros aspectos de la deuda.


Otra opción sería vender cosas que ya no uses, hacer actividades para recabar fondos, el crowdfunding, entre otras. Dinero es lo que sobra en la calle, vé y búscalo. Además, hoy en día hay muchas opciones para emprender a bajo costo, internet es un lugar que te permite hacerlo. Por algo los negocios online se han convertido en una opción muy rentable.


2- No tengo tiempo



Tony Robbins usa las mismas 24 horas que tú, con la diferencia de que él lo invierte en lo importante y en todo aquello que le da significado y propósito a su vida. El problema con los que "no tenemos tiempo" (me incluyo) es que desperdiciamos más de lo que nos atreveríamos a admitir.


Para hacer un uso eficiente del tiempo hay que poner orden en la jornada diaria. ¿Nos gusta? ¿No nos gusta? Es lo de menos, la verdad no dejará de ser verdad. Si no organizas tu horario, dando prioridad a las cosas que valen la pena, como lo es emprender el negocio de tus sueño, entonces nunca podremos iniciar nada significativo en nuestras vidas. Es así de sencillo.


Por otro lado, tenemos esa idea de hacer mil cosas en un solo día y no tiene por qué ser así. Hay actividades que nos ayudan mucho a ser productivos y no son muchas, ni nos quitan demasiado tiempo. Tal es el caso de meditar, ejercitar, tomar agua o planificar. Meditar te puede llevar 5 minutos, ejercitar 30 minutos, tomar agua unos segundos por cada vaso, planificar 1 hora. En total, ni dos horas al día, y los cambios que puedes ver serían impresionantes.


También te puede interesar: "Emprender no se trata solo de dinero y negocios".


3- No conozco a nadie


La bendita excusa de los contactos. Si algo me han enseñado la vida es que cuando nos atrevemos a ingresar en un mundo nuevo, los contactos vienen por sí solos. No es algo que siquiera tendrás que forzar. Siempre habrá gente con la que seas compatible y hagas sintonía. Posteriormente, irás aprendiendo sobre networking y tus habilidades de negociación se fortalecerán. Es inevitable, terminarás haciendo alianzas que te apalancarán en tu negocio, no solo porque tú te la pases buscando gente, sino porque también la gente llegará a ti. Todo es cuestión de tiempo.



4- No sé nada sobre números


Sí, muchas personas tienen talento y habilidad para un arte o el marketing, pero no saben absolutamente nada de administración ni de finanzas. Pero, ¿en serio vas a usar eso de excusa?, ¿a estas alturas del siglo XXI, en la era del internet, me vas a decir que no puedes aprender algo nuevo? Sería buena idea que mientras te ocupas de tumbar la excusa 1 y 2, fueras aprendiendo sobre finanzas personales. Información hay, siempre hay alguien dispuesto a compartir sus conocimientos de forma gratuita, si no me crees échate una pasadita por YouTube. Y si, llegado un punto, te rompe la pelotas tener que manejar los números, cuando tu negocio esté avanzado siempre puedes delegar ese trabajo a un contador o administrador.


5- No tendré apoyo de mis seres queridos


Sí, lamentablemente, muchas personas que nos quieren, también nos invitarán a no emprender. Eso es una realidad que no podremos evitar. De hecho, la mayoría de los emprendedores dicen que al menos al principio transitaron un camino bastante solitario. Eso no es del todo malo. Pasar una temporada creciendo, aprendiendo, experimentando y creando a solas es muy enriquecedor y me gusta motivar a otros a hacerlo.


Por otra parte, iniciar un emprendimiento muchas veces funciona a manera de un filtro. Sí, tu círculo se reduce, personas que ya no tienen mucho en común contigo se van, otras nuevas aparecen, es una limpieza en las relaciones. Y, créeme, aunque al inicio no lo percibas como algo positivo, sí lo es. Hay personas que no te hacen falta y están sobrando, solo que por una cuestión de costumbre o cultural las sigues manteniendo cerca.


Si hay algo que promovemos en Sé el Jefe es dejar a un lado el miedo y lanzarnos al vacío sin pensar mucho. De ahora en adelante, tus excusas para atreverte a emprender un negocio nuevo no tienen por qué impedirte nada. Destrúyelas con buenos argumentos, con verdades, con lógica y un poco de optimismo. Poco a poco verás cómo cada una se vuelve sal y agua. ¿Cuáles han sido tus mejores excusas hasta el momento?








54 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados