5 formas en que el coronavirus está cambiando los negocios

En un principio, la mayoría pensábamos que las medidas adoptadas por los países para evitar la propagación de este coronavirus serían temporales, cosa de unos meses. Ahora nos estamos haciendo cada vez más conscientes de que no es tan fácil. El asunto es complejo, el contagio y la expansión del virus son violentos y están corriendo como pólvora. Hoy sabemos que nuestra vida normal no podrá ser del todo recuperada.



Habrá cambios en lo social y económico, esto incluye los negocios. Algunos des estos cambios ya estaban en puertas y el COVID-19 solo les dio un empujón, otros se están dando por necesidad y son impuestos desde los gobiernos. Lo cierto es que hay una nueva “normalidad” que, seguramente, llegó para quedarse. ¿Positivo o negativo? Depende de la perspectiva, pero en todo caso hay que dejar esa respuesta en manos del tiempo.


Cómo sobrellevar la incertidumbre en tiempos de crisis


Según he investigado en distintos medios oficiales, estas serían las 5 formas en que el coronavirus está cambiando los negocios.

2- Mayor intervención de la Inteligencia Artificial




Si bien hay naciones, como Japón, que ya han implementado IA en el sector industrial con éxito, la mayoría de los países no lo hacen. Es como si supieran que en algún momento les tocaría, pero no se lo habían planteado seriamente, hasta ahora porque tuvieron que despedir y enviar para sus casas a sus trabajadores.

En un futuro escenario de un nuevo aislamiento, el sector industrial ya no se puede dar el lujo de quedarse paralizado por falta de recurso humano. No queda otra opción que acelerar los cambios e invertir en tecnología, al tiempo que se prepara la recuperación. No se trata de reemplazar por completo el factor humano, eso además de imposible no es necesario. Pero sí se debe sustituir su presencia en labores mecánicas y repetitivas de una vez por todas.

2- Las plataformas digitales tomarán el primer lugar

Las universidades se han visto fuertemente golpeadas al no poder recibir ni estudiantes ni profesores. En educación, los cambios han sido más lentos que en cualquier otro sector. El sistema no está preparado para una situación como la que vivimos hoy. La burocracia, las metodologías obsoletas y las viejas estructuras se están pagando más caro que nunca. Las instituciones educativas se tendrán que plantear una nueva manera de abordar la formación de los jóvenes.

Es así como las plataformas digitales para el aprendizaje se terminarán de fortalecer y ya a nadie le quedará la menor duda de que son la opción número uno en esta década que se inicia. Invertir en educación online será más rentable que nunca y representaría una decisión inteligente. Si algo nos ha enseñado esta pandemia es a no volver a pecar de incautos.


5 cosas que no debes hacer en una crisis económica

3- El trabajo remoto es la nueva normalidad

Finalmente, se cumplió la profecía. El trabajo remoto es una opción cada vez más necesaria para muchas personas. Ya no se trata de una preferencia, ni cuestión de gustos, es más bien algo que se requiere y se espera. Las empresas de distintos rubros han podido constatar que sí pueden funcionar sin la presencia constante de los trabajadores y, de hecho, podrían obtener mejores resultados.

Ya la obligación de cumplir horarios en una oficina se había convertido en un obstáculo para la productividad. Tener que cubrir horas solo por el hecho de que un jefe te estaría vigilando es una idea completamente absurda hoy en día. Si un empleado cumple con las metas propuestas y lo hace bien, no hay necesidad de que se quede a chismear con los compañeros o a pretender que sigue estando ocupado.

4- Disminución de los viajes de negocios




La prohibición de vuelos domésticos e internacionales ha hecho a las empresas enfrentar una realidad: Hay viajes de negocios que estaban sobrando. Hay tecnologías que apoyan las reuniones a distancia y el networking, además hemos comprobado que funcionan bien. Plataformas como Zoom o Skype fueron creadas precisamente para ello.

No estoy diciendo que los encuentros cara a cara no serán necesarios nunca más, pero definitivamente se reducirán mucho, entre otras cosas, es conveniente debido a que muchas empresas necesitarán una cultura de austeridad mientras se recuperan económicamente.


No hay crisis en la excelencia

5- Más oficinas flexibles

El modelo de oficina flexible se hará cada vez más popular. Este tipo de oficina se caracteriza por espacios abiertos y prestos para la creatividad, menores gastos en infraestructura, con contratos cortos, adaptables a las necesidades de la empresa y, por supuesto, con horarios flexibles que no requieren la presencia continua del empleado.

Esto como consecuencia de lo que hemos vivido con el confinamiento en casa y el distanciamiento social. Hemos comprendido que podemos cohabitar de maneras diferentes y aún así tener éxito. Todo sumado a que las organizaciones se ahorran mucho dinero que puede ser necesario para inversiones futuras o para una eventual recuperación frente a una crisis.


Trabajo remoto y oficinas flexibles ¿la nueva realidad?


Como ves, la vida nos ha cambiado, en ocasiones de forma permanente. Negarlo o no aceptarlo solo traerá más dificultades para que nuestras economías se levanten de este golpe sin precedentes. Cuanto antes nos adaptemos, mucho mejor para todos.

0 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados