3 razones por las que tu responsabilidad personal te hará libre

Ayer, mientras escuchaba a nuestro mentor de Sé el Jefe hablar de responsabilidad personal, se me vino a la mente una idea que seguramente a muchos no les concuerda, pero que para mí tiene todo el sentido del mundo. Tomar responsabilidad personal por tu vida te hará libre. Claro, hacerte responsable te liberará de la culpa y del conflicto emocional.



Se asocia el concepto de responsabilidad personal con aspectos negativos del ser. Es decir, si alguien es responsable se estará perdiendo de la “diversión”. La diversión de vivir ignorante de sí mismo. La diversión de vivir sin poder personal. De la falta de responsabilidad personal se desprenden modos de vidas apegados al sufrimiento, porque no hay compromiso hacia nada, incluyendo hacia sí mismo.


Muchos piensan que al no tomar responsabilidad personal de sus vidas se están librando de tener que tomar decisiones incómodas, de aceptar los errores propios (a casi nadie le gusta esto) y de vivir la vida como se realmente se lo merecen. Sí, librarse de esa responsabilidad ante sí mismo crea cierta sensación de alivio, porque asumir la propia vida con todas las consecuencias puede ser aterrador.


¿Si tomo una decisión por mí misma y sale mal, a quién voy a culpar si me hago responsable? Es la pregunta que inconscientemente me hice muchas veces, por lo que preferí no arriesgarme y seguir cargándome a mis padres, a mis novios, mi mejor amiga y todo aquél en quien yo reflejaba mis miedos.


La responsabilidad personal tiene que ver con un tema de consciencia. Hacer consciente que eres el creador de tus propias circunstancias. Piénsalo de esta manera: Si los demás o el mundo tiene la culpa de lo que te pasa ¿Cómo habla eso de ti? Te diré lo que eso dice de ti: Que eres débil, manipulable, una víctima con la que todos juegan. ¿Quieres ser así?


Si la respuesta es no, pues entonces a partir de hoy debes asumir la responsabilidad de ti mismo, de todo lo que sucede, de todo lo que está en tu campo de influencia. Setphen Covey no lo pudo decir mejor en su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, allí él define el campo de influencia como todo aquello que entra en la zona de tu control, como por ejemplo lo que sientes.


Nadie puede ser responsable de tus sentimientos y emociones. No comprender esto es lo que nos hace vivir en una montaña rusa emocional cuando esperamos las reacciones de los demás o las circunstancias externas para saber cómo nos sentimos. Tú puedes elegir lo que sientes siempre. ¿Me voy explicando?


Entonces, responsabilidad y libertad, aunque parezca paradójico, van de la mano siempre. A continuación, te voy a explicar de qué se trata.



La responsabilidad personal te da equilibrio


El equilibrio es necesario para vivir una vida plena. Cuando no estamos en equilibrio solemos atraer experiencias extremas y negativas. Por ejemplo, comer azúcar en exceso desequilibra la producción de insulina, haciendo que el hígado se esfuerce el doble en eliminar toxinas. El exceso de insulina también crea resistencia en el organismo y llegará el punto en que la glucosa se dispare. Ese desequilibrio, ese exceso puede producir diabetes.


Te puse un ejemplo médico para que veas bien lo que el desequilibrio produce. Lo mismo sucede con cada aspecto de nuestra vida. Si tenemos exceso de trabajo, por lo general, descuidaremos otras áreas importantes como la familia y la pareja. Asumir responsabilidad consigo mismo hace que le demos valor e importancia a cada área de nuestra vida.

La responsabilidad personal nos hace personas equilibradas porque comprendemos que nada es más importante que mantenernos sanos y felices. Quien necesita un exceso es porque necesita escapar de sí mismo. Ser responsable significa dejar de huir de nosotros mismos, tomando las riendas de nuestras vidas.


La responsabilidad personal te da coherencia


La responsabilidad personal también te hace una persona coherente. Tan pronto como te hace responsable de ti, comienzas a asumir las consecuencias de todo. Nadie tiene la culpa de tus errores, por lo tanto los asumes tú.


Esta cualidad se refleja en los tres niveles de creación: pensamiento, palabra y acción. Al hacerte cargo de tus pensamientos, también comienzas a escoger tus palabras y a cuidar tus acciones. De repente, lo que piensas, lo que dices y lo que haces se conjugan en una tríada armoniosa. Es decir, te vuelves coherente, ya no hay contradicciones ni conflictos. ¿Habrá una mejor libertad que esta?


La responsabilidad personal te da neutralidad


Cuando te haces cargo de ti mismo, dejas de inmiscuirte en la vida de otros. Sabes que cada quien también es responsable de su propia vida. Eso te libera de cargas como la culpa, la lástima, la crítica y el juicio. Ya no sientes culpa cuando alguien intenta manipularte emocionalmente, ya no sientes lástima por las circunstancias desfavorables de otros, ya no sientes necesidad de criticar ni de juzgar la vida de los demás.


La responsabilidad, entonces, te hace vivir un poco imperturbable, ya no caes en dramas innecesarios, ni te aferras al sufrimiento. Sabes que todo se puede resolver, que para todo hay una solución. Si hay algo que enmendar lo enmiendas sin tanto alarde, pides disculpas si es necesario y sigues adelante.


En fin, responsabilidad y libertad son aliados, cuando asumes responsabilidad personal duermes más serenamente, confías más en ti porque sabes que estás al mando y nadie puede quitarte tu poder. Sabes que si no lograste alguna meta fue porque no hiciste algo bien, ya no miras a los lados para descargar tu frustración


Vivir rodeados de gente responsable nos brinda tranquilidad. Trabajar con personas responsables nos proporciona un ambiente de armonía donde cada quien sabe para qué está donde está y cumple con su rol. Todo fluye hacia el logro de objetivos comunes y la solidaridad está a la orden del día.


La responsabilidad personal debe ser uno de nuestros pilares fundamentales en la vida, para vivirla más sanamente y en paz.


¿Qué opinas de las personas responsables? ¿Eres tú una de ellas?

65 views
ContactO

Angelikagrand 113

Tyreso, 135 36, Sweden

​​

Tel: 70301133

info@hectorrc.com

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Pinterest
  • Flickr Social Icon
  • Tumblr Social Icon
  • SoundCloud Social Icon
  • Spotify Social Icon
  • Google Play Social Icon

© 2018-2019 Hector RC & Sé el Jefe - Todos los derechos reservados